Francisco Serrano, durante un acto público. Foto: Flickr Vox

Hace casi tres años, el 7 de julio de 2016, que se produjo la agresión sexual perpetrada por La Manada. Atrás quedan ahora muchos debates, intensas polémicas e incontables manifestaciones para clamar justicia por la víctima. Tres años que culminan con la intervención del Tribunal Supremo y su pertinente sentencia.

No fue “abuso”, como dictó en su momento la Audiencia de Navarra, ni “acoso” sexual. Fue violación, tal como sentenció el pasado viernes la última instancia judicial en España. Un acto que les costará a los reos una sanción de 15 años de prisión.

Y el país reaccionó. Twitter fue un coliseo de batalla entre los detractores y los defensores de la víctima. Por supuesto, se pronunciaron las personalidades políticas: el bloque de la derecha, silente en su mayoría, el de la izquierda, reivindicativo y aparentemente satisfecho.

1 FRANCISCO SERRANO RECOGE CABLE

Francisco Serrano, número uno de Vox por Andalucía, sabe lo que son los procedimientos judiciales. Al menos, así lo corrobora su dilatada trayectoria de casi treinta y un años al frente de los Juzgados. Carrera que quedó frustrada en 2011 por prevaricación, cuando amplió la custodia de un padre separado sobre su hijo en un día y medio para que este pudiera asistir a una procesión.

Serrano opinó abiertamente sobre la sentencia el mismo día que se conoció. De ella dijo que le parecía “gravísima” porque “altera todas las garantías constitucionales establecidas por la jurisprudencia en la materia“, lo que a su juicio supone “una sentencia dictada por la turba feminista supremacista“. Además, se atrevió a augurar que “la relación más segura entre un hombre y una mujer, será únicamente a través de la prostitución“.

Antes de que los situasen en el ojo del huracán, el equipo de crisis de Vox emitió un comunicado en el que se desentendía de las declaraciones y señalaba como válidas las proferidas por su portavoz en Andalucía, Alejandro Hernández. En un tono moderado, conciliador y empático con los jueces, tuiteó: “Quiero manifestar mi máximo respeto por las resoluciones de nuestros Juzgados y Tribunales, significando que desde Vox pedimos ya hace tiempo un endurecimiento de las condenas para los delitos de violación. Seguiremos luchando por un poder judicial autónomo e independiente”.

Francisco Serrano se pronunció de nuevo en la madrugada del sábado con intención de deshacer el entuerto y esclarecer su punto de vista.

Atrás