CIS
El director del Centro de Investigaciones Sociológicas, José Félix Tezanos. Foto: Europapress.

Si hubiera elecciones, el PSOE arrasaría. Así lo refleja el último sondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) de Tezanos. Los de Pablo Iglesias perderían hasta tres puntos, el PP subiría ligeramente y Ciudadanos y Vox se estancarían. Pero estos polémicos resultados tienen poca validez por dos motivos, según sociólogos expertos: no hay elecciones convocadas y los datos no se han refinado, es decir, no han pasado por la “cocina”.

Una encuesta se basa en una muestra de personas representativa de la sociedad. Un “retrato a escala reducida”, según detallan los expertos. Pero la clave de la fiabilidad de los sondeos electorales está en el recuerdo y en la intención de voto. Y este factor se ha complicado con la irrupción de los nuevos partidos políticos. “Mi equivalente sociológico ya no es, como antes, mi equivalente ideológico”, detallan los académicos. Precisamente por esta razón, la “cocina” ha adquirido mayor importancia en los últimos años.

Tezanos no “cocina”. Publica los resultados tal y como vienen. Directamente. Pero el correcto modus operandi de un sondeo electoral consiste en refinar los datos. Es necesario reequilibrar los datos. Comprobar que entre los entrevistados hay votantes de los distintos partidos en una proporción similar a los resultados electorales inmediatamente anteriores. Y para ello hay que trabajar sobre los resultados y “eliminar el ruido”, según detallan los sociólogos, para que las encuestas electorales marquen las tendencias de un modo más fiable.

Sánchez

Las trampas de los sondeos de unas elecciones no convocadas

La negociación entre el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no pasa por su mejor momento. El secretario general de la formación morada se ha enrocado. Quiere sentarse en el Consejo de Ministros. Pero Sánchez, sin embargo, no está dispuesto a ceder a ...

Si en la muestra escogida hay más votantes socialistas de lo que corresponde, el peso de las opiniones marcará unos resultados desproporcionados. Y este es el caso del CIS de Tezanos. De hecho, si esa desproporción no se corrige en “la cocina”, el resultado total será más abultado de lo normal. Que el PSOE obtenga una mayoría tan rotunda es el resultado de que, en la muestra, hay más peso de votantes socialistas.

Por este motivo los sociólogos entienden que la “cocina” ha adquirido una mayor importancia con el tiempo. Con el bipartidismo, era más sencillo marcar las tendencias. Ahora, con un elenco electoral tan amplio y diverso, donde una ideología se puede adaptar a varios partidos, es necesario evitar que las opiniones que más fácilmente se expresan predominen en la encuesta. Y una de las claves es comparar los datos con los resultados electorales anteriores.

A pesar de ello, las encuestas electorales que se han publicado en las últimas semanas no tienen validez, según confirman los académicos. Se trata de unos resultados que se sostienen sobre una elecciones que no se han convocado. Los encuestados responden a quién votarían, pero en realidad no quieren elecciones. Y esto nos lleva a que los ciudadanos pueden responder cualquier cosa. “No son un indicador fiable de futuro”, resaltan los sociólogos.

Las decisiones de voto se deben tomar sobre un contexto electoral real. “Cada vez más gente decide a quién votará en el último momento”, declaran los expertos. Esto hace más complicado dar fiabilidad a los sondeos. Cada vez hay más partidos políticos. Y las fronteras ideológicas se difuminan entre las distintas formaciones, por lo que se fomenta la indecisión. “Estamos en un periodo electoral durmiente. Por eso las respuestas valen lo que queremos que valgan”, destacan los expertos.

EL CIS DE TEZANOS

Ya lo pronosticó en las generales del 28-A. Y se acercó a la tendencia. Ahora, en plena negociación electoral, Tezanos lo ha vuelto a hacer y pronostica que el PSOE obtendría casi el 40% de los votos. Lo que equivaldría a cerca de 175 diputados (a tan solo uno de la mayoría absoluta). Un resultado incluso más abultado que el que marcó en los sondeos previos a los comicios de abril. El PP subiría algo más de dos puntos, Unidas Podemos perdería casi tres y Ciudadanos se mantendría (quizá con una pequeña subida), al igual que Vox.

Iglesias

Iglesias se aferra a los ministerios para consolidar su liderazgo

Es una línea roja. Para el secretario general de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, sentarse en el Consejo de Ministros en esta legislatura es condición sine qua non. El partido rechazará cualquier solución intermedia, como la que propuso el PSOE a la formación morada. Ni secretarías de Estado ni cargo...

La última encuesta del CIS, elaborada en mayo de 2019, reflejó que los socialistas obtendrían el 36,5% del voto. Pero la candidatura de Borrell en los comicios europeos obtuvo un 32% (y la de Sánchez en las generales un 28%). Ahora, según Tezanos, Sánchez acariciaría la mayoría absoluta a costa de Podemos. Una realidad que los sociólogos rechazan por falta de fiabilidad. Y todo ello enmarcado en un bloqueo del que el único partido que parece estar sacando rédito político es el partido socialista.

Todo ello enmarcado en un momento de incertidumbre. El próximo 22 y 23 de julio se celebra la sesión de investidura de Pedro Sánchez. Pero el presidente se presenta sin los apoyos necesarios, ya que Unidas Podemos solo lo apoyará en caso de ser un Gobierno de coalición y los independentistas aún se resisten a responder si se abstendrán o no.

Comentarios