Tangana censuras
Foto: Twitter del artista

La libertad de expresión es la libertad de expresión, para lo bueno y malo. Frecuentemente, eso puede llevar implícito que lo que se escuche o diga no guste a todo el mundo. Cuando no es al ofendido de a pie, es al Gobierno de turno que utiliza la censura como arma para silenciar a artistas o a ciudadanos. Sólo estos tienen la capacidad de dar el último paso y materializar la prohibición de tal o cual pieza de artística.

En menos de dos semanas España ha vivido una explosión de censura sin precedentes. Al menos en lo musical. Nunca en el milenio se había censurado a tantos artistas y en tan reducido lapso de tiempo. Primero fue Pedro Pastor, luego César Strawberry y el último C. Tangana. Además, en lugares como Oviedo el nuevo gobierno de derechas ha modificado al completo el calendario de conciertos que dejó organizado la oposición.

Casualidad o no, los damnificados siempre caen más del lado ideológico siniestro que del diestro. Así lo afirma la historia con el caso de Joan Manuel Serrat, que siembra el primer caso de censura musical conocido en España.

1

ALMEIDA RECHAZA A PEDRO PASTOR

Pedro Pastor, de concierto. Foto: web del cantautor

Pedro Pastor se levantó el 31 de julio con una extraña noticia: su concierto en las fiestas patronales de Aravaca había sido censurado por el nuevo gobierno municipal de Martínez-Almeida en el Ayuntamiento de Madrid. El motivo, su contrastada ideología de izquierdas, la misma que su padre, Luis Pastor, abanderó y plasmó en canciones durante los años de máxima represión política.

El cantautor se pronunció nada más conocer que el Partido Popular del Ayuntamiento de la capital lo había vetado. Denunció que el el nuevo gobierno de la comunidad había prohibido exclusivamente su concierto, por lo que lamentaron que a la derecha española le “asuste la conciencia, la alegría, la colectividad y la libertad”. 

Atrás