Vox - Congreso

Vox ha confirmado este martes que sus 52 diputados votarán a sus tres candidatos para ocupar puestos en la Mesa del Congreso y no cederán apoyos para que Ciudadanos obtenga representación, según han explicado a Europa Press fuentes del partido dirigido por Santiago Abascal.

Pocas horas antes del inicio de la sesión constitutiva de la XIV Legislatura, los dirigentes de la formación de ultraderecha han insistido en que no “cederán” a las pretensiones del PP para repartir los puestos del órgano de control de la Cámara Baja.

Así, Vox votará a sus tres candidatos con independencia de lo que hagan las demás formaciones: Macarena Olona para la Presidencia, Ignacio Gil-Lázaro para la Vicepresidencia y José María Figaredo para una Secretaría.

“Si el PP colabora con el cordón sanitario, está en su derecho y tendrá que explicarlo a sus electores”

“Lo que no puede es amenazar con un cordón invisible para que Vox regale su puesto a un partido que tiene 10 escaños. Pueden cederlo ellos. Suena, otra vez, a chantaje”, ha insistido Santiago Abascal, recordando que su formación es la tercera fuerza del Congreso con 52 escaños y “de manera natural” le corresponden dos puestos en la Mesa.

Abascal cree que, si el PP quiere que Ciudadanos tenga representación, tendrá que cederle uno de sus asientos, pero “sin obligar” a que lo hagan. “Ciudadanos es socio del PP, no de Vox“, ha remarcado.

APARTHEID CONTRA VOX

Así las cosas, ha señalado que serán los ‘populares’ los que tengan en su mano que se constituya una Mesa “con desequilibrio hacia la izquierda participando en ese cordón sanitario contra Vox” o si, por el contrario, “contribuye a que haya dos puestos de Vox, que combatan el relato separatista y comunista“.

“Unos orquestan un apartheid y un cordón sanitario contra Vox desde la izquierda y el separatismo. Y otros se aprovechan de ese apartheid para obtener ventaja y chantajear a Vox”, ha insistido dejando claro que él ha sido educado para “no aceptar nunca ni trágalas ni chantajes“. “Tendrán que ir acostumbrándose”, ha advertido.

En este sentido, también el portavoz parlamentario de de la formación conservadora, Iván Espinosa de los Monteros, ha mostrado su sorpresa por la actitud del PP, que asegura que primero les transmitió que “no habría problema” para configurar la Mesa y después cambió de criterio “para intentar crear un cordón invisible”.

Comentarios