La secretaria general del PSE-EE y candidata socialista a lehendakari en las elecciones al Parlamento Vasco del 12 de julio, Idoia Mendia, ha abogado por los “acuerdos sin exclusiones” y se ha mostrado convencida de que estos comicios suponen “una oportunidad” para acelerar reformas en Euskadi.

En un acto electoral en Errenteria, Mendia, acompañada del secretario general del PSE-EE de Guipúzcoa y cabeza de lista por este territorio, Eneko Andueza, ha afirmado que los militantes socialistas de la citada localidad a quienes “acosaban, atacaban y perseguían, y a quienes los intolerantes quisieron expulsar, resistieron y lucharon por los derechos y libertades”. “Somos la izquierda valiente y útil”, ha afirmado.

La candidata socialista ha señalado que la izquierda de gobierno “tiene que saber ser útil, sin importar con quién se pacta, sino a quién se ayuda con ese pacto”. “Los socialistas siempre pactamos para que a la gente les vaya mejor”, ha indicado.

Sin embargo, ha criticado que otros “o no se mojan, o ponen palos en las ruedas”. “Yo quiero liderar un modelo abierto y participativo, del acuerdo”, ha dicho, contraponerlo con otros que “no dicen qué quieren hacer con los votos” que reciban el 12 de julio.

Idoia Mendia ha afirmado que quiere “liderar un gobierno centrado en garantizar la salud de las personas, para preconstruir socialmente a Euskadi y proponemos un plan actuar con mucha rapidez y acordar sin exclusiones, porque los ciudadanos no quieren más líos, ni incertidumbres, quieren soluciones”.

Además, ha advertido de que “la única alternativa que hay de un gobierno de izquierdas no nacionalista” son los socialistas. Mendia ha señalado que han aprovechado las crisis como oportunidades en cada ocasión que han gobernado el país y ahora tienen “una nueva oportunidad de hacerlo”. “Tenemos la oportunidad de acelerar todas las reformas que nos permitan poner a Euskadi en el siglo XXI”, ha destacado.

Asimismo, ha propuesto “cooperar con todas las instituciones y gobiernos” para encarar las consecuencias de la crisis por el covid-19 y estas elecciones son “una oportunidad para salir más fuertes” de esta crisis. “Euskadi tiene los mimbres necesarios para volver a hacerlo de nuevo”, ha señalado.

“Necesitamos acuerdos sin exclusiones y los socialistas somos especialistas en conseguirlos”, ha apuntado. “Somos la izquierda útil”, ha defendido. Finalmente, ha pedido el voto a “esa mayoría progresista de Euskadi que no quiere líos nacionalistas”.

“LOCOMOTORA QUE TRACCIONE”

Eneko Andueza, por su parte, ha señalado que su partido está “más fuerte y más unido” que hace cuatro años y es “garantía de estabilidad, ahora más que nunca”. “Ahora nadie concibe un gobierno sin los socialistas, todos nos miran porque todos nos quieren tener como compañeros de viaje”, ha dicho, para apuntar que en ese viaje no quieren “ser un vagón, sino una locomotora que traccione liderada por Idoia Mendia que va a ser la próxima lehendakari”.

“Somos herramienta indispensable para fortalecer los servicios públicos”, ha asegurado, para añadir que el proyecto socialista es “un proyecto de unidad, no de confrontación, de integración, de diversidad, que abre los brazos, acoge y no divide”.

En este sentido, ha manifestado su partido es la garantía de que en todos los ejecutivos en los los que estén presentes haya políticas progresistas porque los socialistas “no son como otros partidos que quieren estar en los gobiernos a costa de lo que sea”.

“Podemos está constantemente con el mantra, un tripartito de izquierdas. Parece que lo único que les importa es estar en los gobiernos, a nosotros lo que nos importa son las soluciones y poner en el centro los intereses de la gente”, ha criticado, al tiempo que ha censurado que el PP ha recuperado a un candidato “de hace 20 años, con ideas de hace 20 años”. También ha señalado que trabajarán “codo con codo” con quienes “no dejen a nadie atrás”.

Comentarios