martes, 11 mayo 2021 12:43

El PP también subió los impuestos a los ricos cuando llegó al poder

El vicesecretario de Organización del PP, Javier Maroto, apostó ayer por bajar todos los impuestos porque “ahora toca” y porque “eso va en los genes del Partido Popular”, pero obvió que el Gobierno de Mariano Rajoy también aprobó una subida del IRPF a los declarantes en el tramo superior a 150.000 euros al poco de llegar al poder.

En una entrevista en la Cadena Ser, Maroto precisó que “claramente” su partido “va a dificultar la aprobación” de los Presupuestos porque las cuentas públicas que trae el Gobierno socialista son “malas para el conjunto de la nación” y acarrearán también una subida del desempleo.

Maroto insistió en que el PP dice “no a la subida de impuesto y no a la subida del paro” y que defenderá esta postura con contundencia y “sin ningún tipo de pelos en la lengua”. En opinión del PP, un incremento de 7 puntos en el último tramo, como ahora proponen Gobierno y PSOE, dispararía el fraude y perjudicaría a la actividad económica. Desde Génova se ha tildado la negociación de PSOE y Podemos de “disparatada catarata de subidas de impuestos”.

Lo cierto es que la última subida del IRPF que llevó a cabo el Gobierno del PP en 2012 tuvo un ‘efecto fuga’ de los principales contribuyentes del país, según datos de Lainformación.com. En concreto, un 13% de los declarantes en el tramo superior a 150.000 euros se ‘evaporaron’ cuando el Ministerio de Hacienda que entonces dirigía Cristóbal Montoro decidió aplicar esta medida que pretendía reducir el déficit.

EL DECRETAZO DEL PP EN 2012

Este es uno de los principales temores de cara a la negociación que mantiene abierta el Ejecutivo de Pedro Sánchez con Unidos Podemos y en la que se está explorando la posibilidad de unificar rentas de trabajo y capital por encima de los 150.000 euros. Incluso la formación morada ha planteado bajar ese umbral a los 60.000 euros.

El Gobierno de Rajoy aprobó el 30 de diciembre de 2011 el ‘decretazo’ de “medidas urgentes en materia presupuestaria, tributaria y financiera para la corrección del déficit público”. Una decisión de urgencia ante un déficit heredado por encima de lo previsto que contemplaba un incremento progresivo del IRPF. Así, las rentas más altas sufrieron una subida drástica en el Impuesto sobre la Renta de 6 puntos para quienes ingresaran entre 175.000,20 y 300.000,20 y de 7 puntos para los que superaran la segunda cantidad. Una medida, por tanto, que fue muy similar a la que ahora negocian Gobierno y Unidos Podemos.

Como consecuencia de esa subida radical del IRPF un total de 8.969 declarantes ‘desaparecieron’. Los datos son los siguientes: en 2011, y siempre según los datos de la Agencia Tributaria extraídos de la estadística de declarantes, hubo 68.169 declarantes en el tramo entre 150.000 y 601.000 euros, mientras que en el último tramo, el de más de 601.000 euros, hubo 5.612. En total Hacienda registró 73.881 declarantes a cierre del año en el que se produjo el cambio de Gobierno y la consiguiente llegada al poder de los populares.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”726″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

Ahora bien, al año siguiente -2012-, después de la subida impositiva del PP, la Agencia Tributaria registró 60.294 declarantes situados en el tramo de entre 150.000 y 600.001 euros, mientras que en el último tramo, el de aquellos que ganaron más de 600.001 euros, hubo 4.618. En total, en los dos últimos tramos de la renta hubo 64.912 declarantes, los citados 8.969 menos

Estos datos de la Agencia Tributaria evidencian que se produjo una fuga de grandes declarantes como consecuencia de una subida del IRPF que fue más acusada para las rentas más altas. Otro dato que apoya esta afirmación es que el nivel total de declarantes en 2012 fue muy similar al de 2011: 19.467.730 antes de la reforma fiscal y 19.379.484 un año después.