domingo, 24 enero 2021 01:23

El Gobierno aflora 6.000 millones por un déficit inflado que atribuye a Montoro

  • Hacienda cree que Montoro infló el porcentaje para luego utilizar el dinero en políticas sociales.
  • En Moncloa piensan ahora cómo invertir este remanente antes de las elecciones de 2019.
  • Este dato explica que Calviño se mostrase tan tranquila ante la desaceleración económica.
  • Al Gobierno de Pedro Sánchez le ha tocado la lotería sin ser Navidad, después de que el Ministerio de Hacienda que dirige María Jesús Montoro haya descubierto una desviación al alza de tres décimas en la estimación del déficit público para este año, según desvelaron fuentes gubernamentales a MONCLOA.com.

    El actual Ejecutivo sospecha que este desfase contable en el gasto del 0,3% -es decir unos 6.000 millones de euros- fue ocultado deliberadamente por el equipo predecesor de Cristóbal Montoro a la Comisión Europea, con el fin de decir luego que el déficit no era tan alto y dedicar estos fondos a medidas de impacto social antes de las elecciones europeas, municipales y autonómicas de mayo de 2019.

    “Nos dejaron de más”, confiesa un alto cargo del Ejecutivo de Sánchez mientras se frota las manos ante el colchón de dinero que dispondrá ahora el Gobierno para políticas sociales en los meses previos a los comicios.

    Las citadas fuentes subrayan que este cálculo de más en la estimación del déficit ha provocado que la ministra de Economía, Nadia Calviño, se haya mostrado tan tranquila ante los primeros síntomas de desaceleración en la economía y la posibilidad de que finalmente no haya nuevos Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el próximo año, lo que obligaría al Ejecutivo socialista a convivir con las cuentas diseñadas por Rajoy y Montoro.

    “España se encuentra en una fase de crecimiento del ciclo económico y tiene bases sólidas”

    Calviño advirtió la semana pasada que si no se aprobaba una nueva senda de déficit habría una subida de impuestos “muchísimo más importante”, pero al mismo tiempo confirmó la intención del Gobierno de flexibilizar los objetivos de déficit público pactados con Bruselas porque los actuales, basados en los presupuestos que están en vigor, son “poco realistas”.

    “Voy a ser meridianamente clara: España se encuentra en una fase de crecimiento del ciclo económico y tiene bases sólidas, con un crecimiento que se mueve en una horquilla de entre el 2,6% y el 2,8%, tasas elevadas y superiores a la media del conjunto de la zona euro”, insistió.

    EL DÉFICIT QUE ATRIBUÍA RAJOY PARA 2018

    Esas palabras de la ministra de Economía sobre el objetivo del déficit para este año escondían, a juicio de las citadas fuentes, las tres décimas de más descubiertas en las estimaciones que Montoro envió en marzo a la Comisión Europea.

    En aquel momento, el Gobierno de Rajoy reconoció que el Estado acabaría este año con un agujero de 14.712 millones de euros, del 1,21% del PIB, es decir 6.200 millones más frente a su objetivo del 0,7% pero Moncloa cree ahora que estas cifras están infladas.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”1050″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Montoro, además, señaló que el Estado, pese a incumplir, sería la Administración que más se tendría que ajustar el cinturón, con una reducción de déficit de 7.421 millones en comparación con los datos cosechados en 2017.

    La otra gran incumplidora sería la Seguridad Social, mientras que comunidades autónomas y el superávit de los ayuntamientos permitirían reducir el déficit público total al 2,2% apalabrado con Bruselas: 26.998 millones de euros, según el Ejecutivo popular. Ello supondría 9.235 millones menos que el 3,07% del PIB con el que acabó el año 2017.