miércoles, 20 enero 2021 21:34

La ministra Dolores Delgado desmonta su propia mentira en dos horas

La ministra Dolores Delgado volvió a mentir ayer sobre su relación con el comisario Villarejo y los audios que ha desvelado MONCLOA.COM. Lo llamativo es que, tras negar en un acto público que hubiera llamado “maricón” a su compañero el ministro Fernando Grande-Marlaska, una nota de su propio Ministerio aseguraba a las pocas horas, desmintiéndola, que la ministra “sí se refería” a su actual compañero en el Ejecutivo cuando le llamó “maricón”.

Lo más extravagante de este nuevo desmentido es que el departamento de comunicación de Dolores Delgado alegaba que la ministra de Justicia “no hacía alusión a su condición sexual, sino que era una forma de hacer alusión a él, que ha sido sacada de contexto”.

La ministra, visiblemente alterada, incluso llegó a golpear con los puños la mesa donde el Club Siglo XXI había servido el desayuno, mientras decía “esto me indigna”. Se trataba de la octava versión de la ministra sobre las verdaderas relaciones con el comisario José Villarejo, hoy en prisión. Desde su “ninguna relación” a reconocer encuentros privados, hasta este último esperpéntico desmentido en solo dos horas por medio de su propia oficina de prensa.

Precisamente el director de comunicación ha sido hasta ahora la única víctima de esta grave crisis en el Ministerio de Justicia, cesado “por falta de confianza” la pasada semana tras las informaciones de El Confidencial.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”1290″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

La ministra ha lanzado veladas amenazas contra MONCLOA.COM diciendo que “entraremos al fondo de todo esto”, al tiempo que decía que los audios se pueden cortar y pegar: “No quiero decir nada con esto”, apostilló.

Mientras, la ministra ha manifestado su amistad por Grande-Marlaska “desde 2004, cuando llegó a la Audiencia Nacional”. Una amistad desmentida, o al menos matizada, por las conversaciones que mantienen Baltasar Garzón y la propia Dolores Delgado en el almuerzo que celebraron con Villarejo y otros jefes policiales en el restaurante Rianxo.

En varias fases de la conversación hay comentarios despectivos por parte del juez y de la entonces fiscal contra el hoy ministro del Interior. Si bien los comentarios homófobos corresponden a Delgado, no a Garzón. El juez reprocha a su compañero que le tiene que solucionar los problemas, y lo define como “un siamés”.

PODEMOS TAMBIÉN ABOGA POR LA DIMISIÓN DE DOLORES DELGADO

Tras las rectificaciones de la ministra no solo el PP y Ciudadanos han pedido su dimisión, sino que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, se ha unido a la petición, asegurando que “se debe alejar de la vida política”. Al desayuno del Club Siglo XXI solo acudió a arropar a Delgado la ministra de Hacienda, María José Montero, que era la encargada de presentarla en el acto.

Ni un solo ministro más se acercó por el Eurobuilding. El día acabó mal para Dolores Delgado. El Senado la reprobó por mayoría absoluta –149 votos a favor, 82 en contra y 7 abstenciones- lo que la acerca un poco más a su cese o dimisión.