sábado, 16 enero 2021 13:31

El PSOE madrileño no sabe qué hacer con la oposición venezolana

Un documento entregado por la oposición venezolana  al concejal del PSOE en Madrid Antonio Miguel Carmona duerme “el sueño de los justos”, guardado en un cajón desde hace más de un mes.

El propio Carmona ha confirmado a MONCLOA.COM que entregó personalmente el documento al Grupo Municipal Socialista del Ayuntamiento de la capital de España, y que desde entonces “está en estudio”, según sus palabras.

La entrega se realizó el jueves 6 de septiembre a las siete de la tarde, en la Casa de la Cultura del Barrio de Salamanca, en el transcurso del Foro “Venezuela, presente y futuro”, organizado por las Juventudes Socialistas de España y la Plataforma de Ayuda a Venezuela.

Fueron testigos de ella el ex alcalde metropolitano de Caracas, Antonio LedezmaLester Toledo en representación de Voluntad Popular; Luis Ignacio Guédez por la Causa R; el diputado Ramón López por el Parlasur y miembro de Primero Justicia; Manuel Rodríguez, coordinador de la Plataforma Ayuda Venezuela; Nieves Álvarez, en representación de Vente Venezuela; el activista político venezolano en el exilio, Álvaro Moreno, así como la concejal madrileña por Ciudadanos, Silvia Saavedra (se esperaba a Begoña Villacís, quien al final no acudió) y la portavoz del PP en el distrito de Salamanca, Macarena Puentes.

Convocatoria del acto del pasado 6 de septiembre

También estuvo presente Geraldine Gómez, prima carnal del opositor Juan Carlos Requesens, que entonces llevaba un mes “desaparecido” en alguna cárcel de Venezuela sin contacto alguno con la familia ni con ningún abogado, y que recientemente ha “aparecido” preso, acusado de ser uno de los principales artífices del presunto atentado con drones contra Nicolás Maduro en agosto.

Ha pasado más de un mes y el desesperado ‘SOS’ venezolano ni tan siquiera ha llegado a conocimiento oficial de la alcaldesa madrileña de Ahora Madrid, Manuela Carmena, porque los concejales socialistas lo tienen en un cajón.

El objetivo de los opositores al régimen del “sátrapa” Nicolás Maduro (así calificaron al presidente de Venezuela en el acto de entrega de la misiva a Carmona) era hacer llegar al Pleno del Consistorio una petición formal de ayuda y amparo “urgente” a los venezolanos llegados a Madrid tras huir de su país.

Los representantes venezolanos dejaron muy claro al concejal socialista que la situación por la que atraviesa el pueblo venezolano es agobiante, y le apremiaron a que intercediese ante las autoridades españolas a “hacer algo cuanto antes” para dar cobijo en Madrid a los expatriados y refugiados, así como a sus familiares.

PIDEN AL PSOE UNA CARTA DE REFUGIADO PARA LOS OPOSITORES

¿En qué se debería de traducir, a efectos prácticos, tal apoyo y amparo a la diáspora venezolana en Madrid? Pues a que el Pleno del Ayuntamiento de Manuela Carmena, a la que apoya el PSOE en su alcaldía, diera una Carta de Refugiado y de Exiliado Político a todo aquel ciudadano de Venezuela que, llegado a la Villa y Corte, o con residencia habitual en ella, lo solicitara.

Esta naturaleza o estatus político especial debería de servir para que el Consistorio madrileño promoviera activamente la integración social, el acceso a ayudas económicas, a la educación, al trabajo digno, a la sanidad y a una vivienda a estos refugiados.

Los opositores venezolanos argumentaron, entre otras muchas cosas, que el Ayuntamiento había desplegado en su sede del Palacio de las Comunicaciones (antiguo Correos), en la emblemática plaza de Cibeles, una gran pancarta de “Refugees Wellcome”, en el año 2013, como reacción ante la falta de compromiso del Gobierno de España, que entonces presidía el ‘popular’ Mariano Rajoy, con los refugiados que llegaban a Europa desde Siria y de otros países de Oriente y África en conflicto, o con una situación de hambruna y penurias extremas.

Los opositores venezolanos reclaman ahora que están viviendo la misma situación de emergencia humanitaria por culpa del chavismo. Ironías del destino, hace unas semanas la alcaldesa Carmena anunció que dicha pancarta sería descolgada de la sede del Ayuntamiento y sustituida por una estatua.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”1036″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

La escasa prisa que se están dando en el PSOE madrileño contrasta con el ardor con el que Carmona defendió en aquel acto el “compromiso histórico de todos los socialistas españoles por luchar por las libertades, los derechos humanos y la democracia en cualquier parte de mundo” y la oposición del PSOE “a cualquier represión y a cualquier régimen dictatorial y totalitario, venga de donde venga y se revista del color político que sea”.

Las palabras de Carmona fueron secundadas por el secretario general de las Juventudes Socialistas de España, Omar Anguita; la secretaria de Organización de las JJSS de Madrid, Raquel Barahona, y el secretario de Ideas y Programas de la misma organización, Luis Lorente.

Anguita se comprometió a trasladar esta preocupación al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y que le llevaría la preocupación de las Juventudes Socialistas por la situación de Venezuela, para que el Gobierno no dejara de hacer esfuerzos diplomáticos y humanitarios en favor de los venezolanos.

Por el momento, el único gesto del Ejecutivo fue convocar al embajador venezolano en Madrid, Mario Isea, por las circunstancias que han rodeado la muerte del concejal opositor venezolano, Fernando Albán, mientras se encontraba detenido.