jueves, 21 enero 2021 22:38

El relato más incómodo para ETA dará la vuelta al mundo de la mano de HBO

  • La compañía prepara su primer proyecto de ficción europeo con 'Patria'.
  • La serie basada en el fenómeno literario homónimo incomoda a algunos históricos de ETA.
  • La OTT americana muestra valentía al abordar los 'años de plomo' en Euskadi.

HBO apostará por producciones de ficción europeas y su bautizo en el ‘viejo continente’ llegará con un material sensible: la adaptación del fenómeno literario ‘Patria’, que aborda las relaciones de dos familias durante tres décadas de actividad armada de ETA.

La obra de Fernando Aramburu prepara su rodaje bajo la tutela del ‘showrunner’ Aitor Gabilondo, coguionista de series exitosas como ‘El Príncipe’. HBO apuesta por traspasar fronteras con un asunto que hizo correr ríos de tinta en nuestro país, pero que a nivel internacional no había tenido gran trascendencia en materia audiovisual.

Hasta la fecha este tipo de productos, véase las películas de Imanol Uribe o el documental ‘La pelota vasca’ de Julio Medem, habían tenido un consumo interno. Pero ahora la fuerza de HBO puede conseguir que las heridas que dejó ETA sean un fenómeno a estudiar a nivel global.

‘PATRIA’ APROVECHA EL BUEN ESTADO DE LA FICCIÓN NACIONAL

El éxito de ‘La casa de papel’, la serie más vista de Netflix de habla no inglesa, ayuda a que HBO crea en un producto que a priori podría parecer localista. Sin embargo la lucha por el relato, ahora que se acaban de cumplir siete años del cese definitivo de la acción armada de ETA, cobra gran relevancia.

Algunos productos de temática similar han visto la luz en los últimos tiempos. Es el caso de ‘Negociador’ o ‘Fe de etarras’, obras de consumo menor dirigidas por Borja Cobeaga, coguionista de ‘Ocho apellidos vascos’ y ex director del mítico espacio ‘Vaya semanita’, que abordó las tensiones entre la izquierda abertzale y los constitucionalistas desde la perspectiva de la comedia.

ETA
HBO apuesta por ‘Patria’ para 2020 de la mano de Aitor Gabilondo. Foto: HBO.

También Prisa produjo el documental ‘El fin de ETA’, que bajo el guión de Luis Rodríguez Aizpiolea y José María Izquierdo otorgó gran peso del mérito del cese de la banda terrorista a la mediación del socialista Josu Eriguren y del portavoz de la izquierda abertzale, Arnaldo Otegi.

Y Mariano Barroso por su parte prepara ‘La línea invisible’, que rastreará los orígenes de ETA en un proyecto que se verá en Movistar +. A la ‘fiebre del norte’ también se ha sumado Atresmedia, que tiene en antena ‘Presunto culpable’, que utiliza la particular atmósfera hermética de Euskadi abstrayéndose del componente ideológico.

‘PATRIA’ LLEGA CON CIERTO RETRASO

Explica Aitor Gabilondo que “ahora toca dar vida a estos personajes y recrear aquel doloroso pasado en algunos de los lugares donde ocurrieron hechos muy similares a los que se narran en esta ficción, y cuando las heridas aún siguen abiertas en Euskadi. Eso aviva mi compromiso y me obliga a afilar la sensibilidad“.

La serie se rodará en 2019 y se verá en 2020 en España, el resto de Europa, Estados Unidos y Latinoamérica. Aunque ‘Patria’ no será la única aventura europea de HBO, que también prepara series autóctonas en República Checa, Alemania, Polonia o Croacia.

Eso sí, la serie llegará con cierto retraso porque Mediaset anunció en enero del año pasado la adquisición de los derechos a través de la productora Alea Media, propiedad de Gabilondo y la editora de Telecinco. 

LA IZQUIERDA ABERTZALE NO SIMPATIZA CON ‘PATRIA’

Ramón Zallo mostró en ‘Gara’ las divergencias de la izquierda abertzale con esta obra literaria. El Catedrático de la UPV explicó que el libro de Aramburu “le ha venido bien al establishment en la llamada batalla por el relato sobre lo vivido en los últimos 40 años, pero también porque indaga en algunos traumas”.

“El libro, afirma, responde al imaginario que desde Mayor Oreja se aventó por los media como modelo de relato: una lucha sin sentido de unos criminales que tenían atemorizada a toda la ciudadanía y que querían destruir el Estado de Derecho”.

“El libro responde al imaginario que desde Mayor Oreja se aventó por los media como modelo de relato: una lucha sin sentido de unos criminales que tenían atemorizada a toda la ciudadanía y que querían destruir el Estado de Derecho”

Por último, explica: “Esa posición niega que haya un conflicto vasco (se le reduce a una cuestión ideológica) siendo el único conflicto el que ETA creó y el Estado respondió, cuando lo cierto es que había dos conflictos tan distintos como relacionados: el político y general; y el armado y particular de un sector, aunque nos afectaba a toda la población”.

También hay víctimas de ETA como Alejandro Urteaga que animó a no comprar ‘Patria’ porque el libro supuestamente humaniza a las familias de los terroristas y que solo se cita a la Guardia Civil para asociarla con torturas.

‘PATRIA’ EN TIEMPOS DE LUCHA POR EL RELATO TRAS EL FINAL DE ETA

Varios colectivos de víctimas del terrorismo han protestado por el Gobierno vasco por el programa educativo Herengun! (antes de ayer), que se está impartiendo como experiencia piloto en ocho centros vascos para alumnos de entre 15 y 18 años.

Una serie de documentales elaborados para este programa muestran al fundador de ETA Julen Madariaga justificando la violencia por el inmovilismo del PNV, se hacen paralelismos con Irlanda del Norte y se pasa de puntillas sobre el icónico secuestro de Ortega Lara.

También hay protestas porque durante casi dos horas de metraje se evita la palabra “terrorismo” y se tardan 40 minutos en escuchar a una víctima de ETA. Esta polémica evidencia que siete años después del final de la pesadilla la prioridad de abertzales y constitucionalistas es ganar la lucha por el relato.