martes, 19 enero 2021 16:13

Andalucía obliga al PP a aparcar el discurso del “pacto de perdedores”

  • Pablo Casado y Teodoro García Egea aparcan la estrategia de dejar gobernar a la lista más votada.
  • Las elecciones andaluzas obligan al PP a cambiar de estrategia política
  • Lo que en su día fue el "pacto de perdedores" ahora su justifica de cara a los comicios del 2-D.

La frustración que crearon en 2015 las elecciones municipales en el PP que perdió algunos de sus grandes feudos pese a ser la primera fuerza, provocaron que desde Génova 13 se alentase a reformar la ley electoral.

Pero ahora, con las elecciones andaluzas como primer test electoral para Pablo Casado, el PP ha cambiado de discurso. Este volantazo lo comenzó su líder en un desayuno informativo. 

“Si sumamos con Ciudadanos y vamos a quedar por encima de Ciudadanos, intentaremos hacer un Gobierno alternativo (…) Para nosotros el objetivo es ganar o, si no es posible ganar, sumar con Ciudadanos“, explicó.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”1626″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

El “pacto de perdedores” quedó relegado y el número dos del PP, Teodoro García Egea, afirmó anteayer en Onda Cero que pretende “hacer ley de esa doctrina nuestra”, aunque “no podemos defender que gobierne la lista más votada mientras el resto pacta para quitar al PP de todos los gobiernos”.

García Egea afirmó que siguen “defendiendo que siga votando la lista más votada, pero Andalucía no puede ser la única región de Europa junto a Baviera en la que solo ha gobernado un partido“, por lo que no pueden salir a boxear “con una mano en la espalda”.

“Defendiendo que siga votando la lista más votada, pero en Andalucía no puede ser la única región de Europa junto a Baviera en la que solo ha gobernado un partido”

En la campaña electoral para las generales de 2016 el propio Pablo Casado afirmó que había “una norma no escrita que se había respetado siempre a nivel nacional” y pedía una reforma en la legislación “para que no haya gobiernos de perdedores a lo largo y ancho de España”.

Hace unos días el Congreso de los Diputados tumbó la intentona del PP de reformar la ley electoral para que gobierne la lista más votada a nivel municipal. UPN, socio de los populares, fue la única formación que apoyó a Pablo Casado.

¿A QUÉ JUEGA EL PP?

Los partidos que apoyan al Gobierno tildaron el proyecto de “oportunista” y “electoralista”. El PP, viendo de reojo las andaluzas, sin embargo aparcó esta intención…por unas horas. Porque el lunes, mientras Teodoro García rectificaba ante Carlos Alsina, los populares se mantenían en sus trece.

Lo hacían en de Consejo de Alcaldes populares, órgano presidido por el edil jienense Javier Márquez. El PP defendió que en mayo gobierne la lista más votada “como regla general”. ¿En qué quedamos?

La propuesta fallida del PP implicaba que se otorgase la mayoría absoluta de concejales a las listas que ganasen con al menos el 35% de los votos y cinco puntos sobre el segundo y con 30% y diez puntos de ventaja.

PP
El adelanto de las andaluzas ha provocado que el PP cambie de discurso. Foto: Flickr PP

Si no se dan ambas hipótesis, Pablo Casado pretendía que se celebrase una segunda vuelta con todas las formaciones que hubiesen superado el 15% del voto. En este round el ganador sería el que lograse el 40% de los apoyos o quedase primero con siete puntos de ventaja.

Este farragoso sistema mixto con dos posibles vueltas no recibió los apoyos necesarios por parte del Congreso y dejó al PP compuesto y sin nueva ley electoral.

CASADO NO PRESIDIRÍA EL PP SI GOBERNASE LA PRIMERA LISTA

Pablo Casado no ganó las primarias entre los militantes populares, ya que Soraya Sáenz de Santamaría ganó con un 36,95% de los votos frente al 34,3% que logró el actual presidente popular. El abulense solo pudo lograr el triunfo gracias a una segunda vuelta en la que recibió los apoyos de Cospedal, quien en la primera vuelta se conformó con el 25,92%.

El Congreso, entre tanto, ha dado luz verde para que 100.000 discapacitados intelectuales puedan ejercer su derecho al voto. No será la única novedad de cara a mayo, ya que se está ultimando una reforma de los españoles que viven en el exterior después de que un cambio del Gobierno de Zapatero hundió el porcentaje de votantes en el extranjero con el llamado voto rogado.