sábado, 16 enero 2021 14:53

Policías y guardias civiles llevarán a Europa los problemas con el narcotráfico en el Estrecho

El auge del narcotráfico en el Campo de Gibraltar, las agresiones a agentes de la Guardia Civil fuera de servicio y la falta de medios serán llevados al Parlamento Europeo el próximo mes de noviembre por una plataforma que aglutina a asociaciones ciudadanas y sindicatos policiales.

La plataforma “Por tu seguridad, por la de todos” quiere, además, que se establezcan incentivos económicos para policías y guardias civiles que trabajan en el Campo de Gibraltar, así como para el resto de funcionarios públicos de la zona. Estos incentivos seguirían el modelo de los que existieron en Euskadi durante los años de actividad terrorista. La presión del narcotráfico provoca que no se cubran plazas vacantes.

Cinco miembros de la plataforma viajarán en noviembre al Parlamento Europeo, donde se reunirán con los eurodiputados españoles y miembros de la comisión de Derechos Humanos de la Cámara para exponer el empeoramiento de la situación en el Estrecho por el incremento del narcotráfico.

Francisco Mena, portavoz de esta plataforma que aglutina a vecinos, organizaciones sociales contra la droga, sindicatos policiales y de la Guardia Civil, afirma que “el Estado está desapareciendo del Campo de Gibraltar”. Esto es debido a la combinación del incremento del narcotráfico con los recortes en medios para combatirlo debido a la crisis.

Esta situación, a su juicio, ha dado lugar a que se pierda el principio de autoridad y que aumente la impunidad. Las agresiones sufridas por guardias civiles fuera de servicio el pasado mes de mayo se unen a otros sucesos como la huida de un narcotraficante de un hospital de La Línea, gracias a la ayuda de 20 encapuchados que asaltaron esta instalación.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”2144″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

Como consecuencia de la situación que se vive en la zona, no sólo policías y guardias civiles, sino otros funcionarios públicos, evitan los destinos en el Campo de Gibraltar. Así, por ejemplo, de veintiuna plazas que salieron a concurso interno del nuevo hospital de La Línea, sólo se cubrieron seis.

En la Guardia Civil han llegado 43 nuevos agentes a la comandancia de Algeciras, pero se han ido 120, según el secretario provincial de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), José Encinas. La aplicación de incentivos económicos como los que estuvieron en vigor en Euskadi durante los años de actividad terrorista, pero también para lugares con desventajas geográficas, como Canarias, Ceuta y Melilla, podrían paliar la situación.

Además, Encinas señala que existen también carencias en el material, como las embarcaciones que tienen que perseguir a las lanchas de los narcotraficantes, cuya velocidad es mucho más baja. El sindicato de guardias civiles pide un incremento de más de trescientos uniformados.

AVERÍAS QUE BENEFICIAN AL NARCOTRÁFICO

Otra de las carencias es el del Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE), que permite detectar a larga distancia las embarcaciones que se acercan a la costa. El de Algeciras fue el primero en instalarse y ahora se están sustituyendo los equipos, ya que eran habituales las averías.

La falta de medios para luchar contra el narcotráfico empeora debido al incremento de la inmigración. La prioridad que tienen los servicios humanitarios hace que en los periodos con más actividad no haya efectivos suficientes contra los narcotraficantes, con lo que ha sido el Servicio de Vigilancia Aduanera, dependiente del Ministerio de Hacienda, el que ha tenido que combatir casi en solitario a los narcos en esas fechas.

En este contexto, el diputado de Podemos Juan Antonio Delgado expresó su preocupación a la secretaria de Estado de Seguridad, Ana Botella, sobre la idoneidad del coronel jefe de la comandancia de la Guardia Civil de Algeciras durante su comparecencia ante la comisión de Interior del Congreso la semana pasada. Las quejas sobre este mando se deben, entre otras razones, a no haber reclamado el incremento de efectivos físicos y materiales en reuniones institucionales.