miércoles, 20 enero 2021 21:18

Así fomenta el Gobierno de Navarra la transexualidad en niños de 6 a 9 años

“¿A quién le gustaría ser del sexo contrario?”. Esta es una de las preguntas que se incluyen en una de las fichas de trabajo del programa de educación ‘Skolae’, que promueve el Gobierno navarro de Uxue Barkos para niños de 6 a 9 años.

La actividad destinada a Educación Primaria se titula ‘Soy yo, mucho más que un estereotipo’ y pretende fomentar entre los alumnos una “conciencia crítica frente a la desigualdad y capacidad para el cambio”, según el texto al que ha tenido acceso MONCLOA.COM.

El contenido de este aprendizaje para niños de 6 a 9 años incide en “la capacidad para el cambio” en esta franja de edad. El resumen del contenido del aprendizaje es el siguiente: “Cambio personal. El Derecho a autoconstruirse, derecho a equivocarse, derecho a re-construirse, sin necesidad de que en cada reconstrucción haya que pagar el peaje de la valoración social y del entorno“.

skolae navarra
Primera página de la actividad educativa del Gobierno de Navarra en el que se fomenta el cambio de género.

La Consejería navarra de Educación, que dirige María Solana (Geroa Bai), considera que estos niños están en una etapa “en la cual el autoconcepto de género se va construyendo y se va conformando con mayor claridad”. De hecho, subraya que entre los 6 y 8 años “la identidad sexual está reconociéndose y construyéndose en base a las diferencias por estereotipos sociales ligados a cada sexo“.

Asimismo, se subraya que “en el seno de una sociedad sexista” la autoestima es “percibida y valorada de una forma desigual” entre niños y niñas. Por ello, el Ejecutivo navarro estima como “muy importante” el contrarrestar “la influencia de los estereotipos y mandatos, intentando flexibilizar los roles”.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”940″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

Para ello, se pide a los profesores que trasladen a sus alumnos de Primaria que “los estereotipos de género son meramente provisionales” y que en la etapa de desarrollo de los menores es “indispensable” el que éstos vean “la diversidad de posibilidades de ser niño y niña”.

Entre las actividades a desarrollar se indice a “la maestra o maestro” que pida a las niñas del grupo que escriban “qué es lo mejor de ser niño” y que haya un mínimo de ocho opiniones. Luego, se hará con los niños a la inversa, es decir que digan “qué es lo mejor de ser niña”.

Tras debatir sobre las características que aparezcan en las siluetas del niño y la niña, en especial “si son muy diferentes” y alguna de ellas es “un problema para las personas del sexo contrario”, cada alumno de Primaria deberá responder a la siguiente pregunta “con los ojos cerrados” y levantando la mano: “¿A quién les gustaría ser del sexo contrario?”.

La maestra o maestro deberá hacer reflexionar al grupo de alumnos sobre si ha habido más niñas o más niños que quieren cambiar de sexo, por qué y “qué se pierden las niñas por ser niñas” y “los niños por ser niños”.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”1876″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

Como actividad final, los alumnos de entre 6 y 9 años tendrán que dibujar “una maleta sostenida por un niño y una niña” y en ella deberán introducir características “que sería bueno que pudieran tener tanto los niños como las niñas”.

Las fichas de trabajo del programa Skolae, promovido por la formación de Uxue Barkos, en las que se aborda la iniciación sexual a edades tan tempranas ya provocaron un fuerte debate en la prensa regional. La web Navarra.com destacó recientemente que el Ejecutivo foral animará a los niños de Primaria a comparar sus genitales y a los de 9 a indagar sobre la eyaculación.