martes, 11 mayo 2021 16:39

El PP hace un guiño a las movilizaciones de ‘Spiriman’ en su programa del 2-D

Las multitudinarias manifestaciones en las provincias andaluzas convocadas este último año por el médico Jesús Candel ‘Spiriman’, han servido al Partido Popular de Andalucía (PP-A) para proponer en su programa electoral el “abandono de la política de recortes en materia sanitaria” de cara a las elecciones del 2-D.

El equipo de Juan Manuel Moreno, candidato a la Junta por el PP andaluz, ha preparado una serie de iniciativas sanitarias, entre ellas: elevar la ratio de gasto sanitario hasta el 7% del PIB de esta comunidad autónoma y acabar con el ratio de tres camas por habitación en los hospitales andaluces.

Los antecedentes de la polémica sanitaria en la comunidad vinieron dados por la aparición  el año pasado de ‘Spiriman’, el médico granadino que mediante vídeos virales colgados en su cuenta de Facebook, denunció la mala gestión sanitaria de la Junta de Andalucía.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”1913″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

A raíz de ello, surgieron diferentes manifestaciones lideradas por Candel en Granada, Huelva, Córdoba, Málaga y Sevilla que acabaron con la paralización de la fusión de hospitales y el despido de Aquilino Alonso, consejero andaluz de Salud en el Ejecutivo de Susana Díaz.

El movimiento ‘Spiriman’ ha provicado tal efecto que PP-A dedica casi 20 páginas de su programa electoral a mejoras en la sanidad con el objetivo de demandar un cambio en la gestión del Servicio Andaluz de Salud (SAS) y hacer frente a la candidata socialista, Susana Díaz, en este apartado tan vinculado a los socialistas.

PROPUESTAS SANITARIAS DEL PP-A

En cuanto a la pérdida de 7.773 plazas de sanitarios en Andalucía, según la Cámara de Cuentas, el PP-A aboga por una equiparación salarial con el resto de sanitarios españoles, aunque no estipulan en qué medida, y un compromiso de erradicar las listas de espera en rehabilitación.

Otro punto fuerte que proponen los populares es “reducir en los dos primeros años de legislatura el plazo máximo garantizado para una intervención quirúrgica a 60 días naturales”, con el fin de disminuir los tiempos de respuesta en las intervenciones.

Para los pacientes oncológicos, el PP-A promete una atención especializada que facilite al enfermo estar diagnosticado y en tratamiento en 30 días, así como un plan integral para las mujeres que han sufrido cáncer de mama.

Asimismo, Moreno asegura que implantara el cribado del cáncer de colon para los andaluces entre 50 y 69 años en todos los centros de Atención Primaria. “Hay una Andalucía de varias velocidades en el ámbito sanitario en la que el código postal determina la calidad de la atención sanitaria y el acceso a determinados servicios, como las unidades especializadas en ictus o el cribado de cáncer de colon”, se indica en el programa.

EL PP-A YA REPROCHÓ LA EQUIPARACIÓN SALARIAL

En una intervención en el Parlamento andaluz en abril, Moreno aseguró que los sanitarios andaluces cobraban entre 3.000 y 10.000 euros brutos menos al año que los del resto del país y acusó a Díaz de ser la responsable de la huida de los profesionales a otras regiones españolas o al extranjero.

Asimismo, el candidato popular recriminó a la presidenta andaluza su “incapacidad de gestión” creando “sobresueldos” a altos cargos del SAS y el poco interés que esta última mantenía en la calidad de atención al paciente frente a los sueldos.

Por su parte, Catalina García, portavoz de Salud del Grupo Popular en el Parlamento andaluz, denunció en octubre la situación de las listas de espera de la sanidad regional. “Andalucía cuenta con los mejores profesionales sanitarios y con la peor gestión política de su sanidad pública”, en palabras de la popular.