sábado, 8 mayo 2021 20:46

Roures asegura que no es responsable del uso que la Generalitat dio a sus servidores informáticos

Jaume Roures y su compañía, Mediapro, han hecho llegar a MONCLOA.COM un escrito de rectificación a la información titulada: “Mediapro dio apoyo sin contrato a la consulta del 1-O pero facturó antes y después”. El texto es el siguiente:

“A la vista de los afirmaciones contenidos en los artículos publicados en Ia web www.Moncloa.com bajo la firma de Francisco Mercado, los días 4 y 5 de diciembre de 2078 titulados, respectivamente, “Una filial del grupo de Roures dio soporte a la consulta ilegal del 1-O’ y “Mediapro dio apoyo sin contrato a Ia consulta del 1-O pero facturó antes y después”, en los que se alude o Mediapro (MEDIAPRODUCCION, S.L.U.) y a Jaume Roures Llop, ejercitamos nuestro derecho reconocido en lo Ley Orgánica 2/1984, de 26 de marzo, reguladora del Derecho de Rectificación y al efecto rectificamos los referidas informaciones manifestando que:

1.- No es cierto que ninguna filial del grupo Mediapro diera soporte o lo consulto ilegal del 1-O, ni que tuviéramos “centros de procesos de datos vinculados con la consulta ilegal” en la tercera planta de lo sede de Mediapro.

2.- Ninguna sociedad del grupo Mediapro realizó ninguna “labor” ni “apoyo técnico” poro la votación del 7-O: Mediapro Cloud ha prestado y prestó servicios de “housing” a organismos vinculados con el Gobierno de la Generalitat, en igualdad de condiciones que los prestados al resto de sus clientes.

3.- Los servicios de “housing” que, entre otros servicios, Mediapro Cloud presta a sus clientes consisten en la cesión de un espacio físico para alojar los servidores del cliente, sin que Mediapro Cloud intervenga de ningún modo en el uso que el cliente hace de estos servidores.

4.- Mediapro no se ha “enganchado” nunca a ninguna “hoja de ruta hacia lo independencia”, lo que es totalmente falso.

5.- Mediapro no es, ni tampoco lo es ninguna sociedad de su grupo, responsable del uso o actividades que realicen sus clientes utilizando los servidores ubicados físicamente en sus instalaciones, por lo que no puede haber intervenido en la cesión y entrega de datos de carácter personal u otros actividades que se mencionan en lo noticia.

6.- El Grupo Mediapro no prestó su sede central para realizar el recuento de la consulta del 7-O. Tampoco cedió sus instalaciones paro comparecencias de los políticos o cargos de la Generalitat. Mediapro habilitó en sus instalaciones un centro de prensa (IPBC) para acoger y prestar servicios profesionales a los medios de comunicación desplazados a Barcelona por el interés informativo. Al IPBC fueron invitados todos los partidos políticos, instituciones, incluida lo Delegación del Gobierno en Cataluña y entidades sociales que se habían posicionado respecto a la consulto del 7 de Octubre. Utilizaron sus instalociones, ademós del Govern de la Generalitat, aentidades, comisiones internacionales y partidos políticos.

7.- El Grupo Mediapro no ha regalado nunca o empresas de televisión conexiones satelitales para difundir ningún contenido, y siempre ha facturado todos los servicios prestados a terceros. Todos los servicios de transmisiones prestados por empresas del Grupo Mediapro durante el fin de semana del 7 de octubre de 2077 fueron facturados y cobrados aplicando las tarifas habituales.

8.- Mediapro Cloud no realizó ninguno labor de soporte específico “poro lo red informática que manejó ilegalmente el censo catalán”, sino que se limitó a proporcionar el mismo servicio que ofrece a todos sus clientes, en desarrollo de su objeto social consistente, entre otras actividades, en prestar los servicios de cesión de espacio para ubicar servidores de terceros, sin tener conocimiento ni responsabilidad del uso a que se destinen tales servidores por los clientes.

9.- No es cierto que se otorgara otro contrato por lo Generalitat a Mediapro Cloud el 8 de enero de 2078 por un monto de 727.000 euros más l.V.A., sino que a ese concurso al que alude la información, tramitado por el Consorci Administració Oberta de Catalunya (AOC), no se presentó ningún licitador, por Io que resultó desierto.

10.- El contrato tramitado por la AOC adjudicado a Mediapro Cloud el 2 de octubre de 2078 por un monto de 748.760 euros más I.V.A. (expte. núm. AOC-2078-723) no fue adjudicado “a dedo”, sino que se tramitó con anterioridad otro expediente por el procedimiento abierto (núm. AOC-2078-64, publicado el 25 de junio de 2078), en el cual solo se presentó uno oferta de Mediapro Cloud, que fue excluida por razones formales, por lo que el concurso resultó declarado desierto. Por ello, y al amparo del art. 768.a).7e de la Ley 9/2017, de 8 de noviembre, de Contratos del Sector Público, el órgano de contratación adjudicó el contrato o Mediapro Cloud mediante el procedimiento negociado sin publicidad con concurrencia en el expediente núm. AOC-2018-723, como consta todo ello en el perfil del contratante de la Generalitat.

11.- Es falso que Mediapro, ni ninguna otra sociedad de su grupo, diseñaran “la campaña del ilegal 9-N”, ni que ello le reportara 800.000 de Artur Mas”.