martes, 11 mayo 2021 16:05

La Audiencia Nacional investiga al polémico profesor de Tremp por injurias a la Corona

La Audiencia Nacional ha recibido un informe de la Guardia Civil en el que indica un posible delito de injurias a la Corona por parte del polémico profesor de castellano de Tremp (Lérida), Manel Riu, quien en noviembre de 2017 ya fue denunciado por la Benemérita por incitación al odio y revelación de secretos, según informaron fuentes judiciales a MONCLOA.COM.

En el escrito que fue elaborado por la Guardia Civil se incluían 119 tweets traducidos al castellano con capturas de pantalla. Riu reconoció en enero de este año todos los comentarios que había hecho en las redes sociales como Twitter o Facebook, críticos con la Guardia Civil y el Gobierno español y los contextualizó.

El profesor recibió entonces el apoyo de un centenar de vecinos del Pallars entre ellos el alcalde de Tremp, Joan Ubach, representantes de las formaciones independentistas del PDeCat, ERC y la CUP y un grupo de alumnos del instituto de Tremp en el que da clase y representantes del sindicato Ustec.

Aquella primera denuncia fue archivada por un Juzgado de Tremp en abril de este año. Pese a la decisión de la jueza, la Fiscalía pidió llevar el caso hasta la Audiencia Nacional por “posibles injurias al Rey Felipe VI”. La magistrada aceptó dicha petición y ahora la Audiencia Nacional determinará si hubo injurias o no, subrayaron las citadas fuentes.

Precisamente, Riu ha publicado varios mensajes ofensivos contra Felipe VI en los últimos días en su cuenta personal de Twitter. El 23 de diciembre, por ejemplo, el profesor indicó lo siguiente: “A Felipe VI le encanta la coca de Reyes. Es preferible decir “tortel”. A Tortell VI le encanta la coca”.

Al día siguiente y en vísperas del discurso de Navidad del jefe del Estado, Riu escribió el siguiente texto: “Pues yo, en un día como hoy, invitaría a Felipe VI a cenar. Cenar para él solo, sin mí. En una estación de metro. Sobre las vías. Maniatado a las traviesas“, dijo refiriéndose a las maderas que sujetan las vías.

Tras el discurso televisado de Felipe VI, el polémico profesor de castellano se despachó una vez más contra el monarca en un mensaje en el que incluyó a los líderes del PP y Ciudadanos, Pablo Casado y Albert Rivera: “Los tres Reyes de Oriente: Felipe VI, Albert Rivera y Pablo Casado. Cada uno con su respectivo camello, evidentemente”.

La ministra de Educación, Isabel Celaá, anunció a mediados de diciembre que iba a investigar a Riu por dar clases de castellano en catalán en el centro educativo de Tremp en el que trabaja, a raíz de un reportaje de El Mundo.

La también portavoz del Gobierno indicó, en este sentido, que enviaría a inspectores para que supervisen el trabajo que está realizando Riu en su instituto. “Con ese profesor entrará la Inspección, entraremos con la Inspección”, manifestó en rueda de prensa, aunque también quiso dejar claro que actuaciones de este tipo “no tienen nada que ver” con su ley educativa.

EL PROFESOR RETA A LA MINISTRA CELÁA

Celaá aseguró que una cosa es el adoctrinamiento en las aulas y otra la enseñanza en castellano y sostuvo que es “una falacia” vincular ambas. En el caso del profesor se dan ambas circunstancias, según el citado medio, pues por un lado se niega a impartir su asignatura de Lengua castellana en la lengua en la que debe darse y, por otro, sus alumnos han denunciado que les adoctrinaba en clase pues les decía que “Cervantes es una basura”, “hacía apología contra España”, y “se reía de Rajoy”.

Riu retó al día siguiente a la ministra de Educación en otro tuit: “Te estoy esperando, @CelaaIsabel. Un consejo: léete bien la normativa, porque quizá estás patinando mucho y, de rebote, aún te acabará costando unos dinerillos largos la broma. Estoy mirándome catálogos de chalets, tú”.

El delito por injurias a la Corona puede tener los días contados si fructifica el acuerdo presupuestario firmado en octubre por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder de Unidos Podemos, Pablo Iglesias.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”1946″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

En el documento rubricado por Sánchez e Iglesias se incluye el compromiso de modificar algunos artículos del Código Penal que afectan al ejercicio de la libertad de expresión, de reunión y de información. Entre ellos, aquellos que castigan las injurias a la Corona y la ofensa a los sentimientos religiosos.

En marzo,  el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) condenó a España al contradecir a sus tribunales y sentenciar que quemar fotos del Rey no constituye un delito, sino una forma de libertad de expresión política.