martes, 11 mayo 2021 15:14

El Top 5 de las reparaciones más frecuentes en el hogar

Si hay algo inevitable dentro de cualquier vivienda, son las tareas de mantenimiento y las reparaciones ocasionales que hay que llevar a cabo a todos los electrodomésticos.

Y si tenemos en cuenta que el precio de algunos electrodomésticos supone una inversión importante para muchas familias, saber cómo hacer unas tareas de mantenimiento que te permitan arreglar una avería básica te permitirá ahorrar mucho dinero a largo plazo.

Dentro de los electrodomésticos que más impacto tienen en el hogar están el aire acondicionado, la lavadora, el frigorífico, el lavavajillas y la caldera.

1 – ¿Qué podemos hacer para intentar reparar el aire acondicionado?

Es importante mencionar antes de comenzar que, aunque existen varias soluciones a los problemas más comunes en estos aparatos, es posible que la avería exija hacer una reparación de aire acondicionado en profundidad.

Lo que estará en manos de personal especializado que tenga las herramientas y materiales adecuados. Algo que también sucede en el resto de electrodomésticos.

Suciedad y polvo acumulado:

Un aire acondicionado puede dejar de funcionar, o hacerlo peor, si tiene obstruidos sus filtros. Para reparar este problema, bastará con quitar los filtros del aparato y limpiarlos con un cepillo o debajo del grifo de la ducha.

Mal olor:

Los problemas con el olor pueden deberse al sistema de desagüe del equipo. Para solucionarlo será suficiente con usar un sifón de agua en el sistema de desagüe del aire acondicionado para así impedir que se dé mal olor.

Si esto no lo arregla, tendrá que ser un técnico quien lo revise.

2 – ¿Cuáles son las tareas de reparación de lavadoras más habituales?

Uno de los electrodomésticos que más desgaste sufren. Debido a su modo de funcionar, las lavadoras son propensas a tener algunos problemas fácilmente solucionables por cualquier persona en la casa.

Fuga de agua:

Hay dos situaciones comunes que dan lugar a las fugas de agua. Por un lado puede deberse a que la goma aislante de la puerta se encuentra desgastada. En este caso, bastará con reemplazar la goma gastada por una nueva y problema solucionado.

Por otro lado, es posible que el problema se debe a que la junta de unión de la tubería de la toma de agua o del desagüe esté floja y se produzca una fuga. Para reparar este problema, será suficiente con apretar la conexión de toma de agua para solventarlo.

El agua se queda dentro de la lavadora:

Si al terminar un ciclo de lavado, el agua se queda en el interior de la lavadora, hay dos fallos frecuentes.

El filtro de la lavadora está atascado y está impidiendo que el agua pueda salir. En este caso, bastará con limpiar el filtro trasero de la lavadora para que la lavadora se vacíe con normalidad.

La bomba que saca el agua está averiada, en cuyo caso será necesario contactar con el servicio técnico para reemplazar la bomba por una nueva.

3 – ¿Qué tareas de reparación de frigoríficos son más comunes?

Las neveras son los electrodomésticos más importantes de una cocina, y como tal hay que pensar que merece la pena hacer una revisión más a fondo para cuidar nuestra salud.

Acumulación de hielo:

Hay dos motivos que llevan a la acumulación de hielo en el interior de la nevera.

1 – Se puede producir cuando tenemos el electrodoméstico con un nivel de frío demasiado alto. Será suficiente con bajar la potencia para que el hielo desaparezca.

2 – Puede deberse a que el circuito de condensación de la nevera tenga una mala ventilación. Es decir, que el frigorífico está demasiado pegado a la pared y no puede funcionar de manera adecuada.

Con dejar espacio suficiente, funcionará como debe.

No hay luz en el frigorífico:

Las bombillas se funden, y las de la nevera no son diferentes. Si esto sucede, bastará con quitar la carcasa de protección donde se encuentra la bombilla y reemplazarla por una nueva para volver a tener luz.

La nevera no enfría:

Es posible que exista una fuga de gas que esté impidiendo que el frigorífico cumpla con su función. Para solucionarlo hay que encontrar la fuga de gas y reemplazar el gas perdido. Para lo cual es necesario acudir a un especialista.

Si tienes este problema u alguno no mencionado, lo mejor es buscar un especialista en tu zona, será fácil encontrar con un servicio de reparación de electrodomésticos en Madrid o cualquier otra ciudad del país donde un profesional pueda reparar este aparato.

Después de todo, con una reparación profesional te asegurarás muchos años de buen funcionamiento. Y es el electrodoméstico más importante de cualquier casa.

4 – ¿Qué tipo de reparación se puede necesitar en un lavavajillas?

El agua no se expulsa adecuadamente:

Al igual que sucede con la lavadora, en los lavavajillas los problemas más comunes suelen relacionarse con la extracción de agua.

El problema suele deberse a la acumulación de restos y suciedad en el conducto de desagüe. Una situación que afecta a la canalización del agua de la vivienda más que al propio lavavajillas en sí, por lo que con eliminando ese atasco de suciedad, funcionará de nuevo sin problemas.

5 – ¿Qué problemas podemos intentar reparar en la caldera del hogar?

En lo que respecta a las calderas del hogar, en caso de duda lo más recomendable es recurrir a una empresa de reparaciones de calderas para realizar tanto una reparación como una revisión periódica que asegure su buen estado.

Intentar reparar por nuestra cuenta una caldera en mal estado que necesite una reparación que vaya más allá de una bajada de presión en el agua, puede ser peligroso y no es nada recomendable.

En este punto, al igual que en los anteriores, la seguridad debe estar por encima de todo.

Reparar una caldera de hogar que no da agua caliente:

Si al encender la caldera, el agua sigue saliendo fría, es posible que nos encontremos con que no existe presión suficiente dentro de la caldera. Para solucionarlo tan solo hace falta llenar el circuito con la presión indicada por el fabricante de la caldera.

Si el problema se debe a la falta de presión, esto lo resolverá. En otro caso, será necesario recurrir a un técnico para que evalúe la caldera y lleve a cabo su reparación en condiciones de seguridad apropiadas.

Como ves, existen problemas en todos los electrodomésticos que podemos arreglar por nuestra cuenta. Mientras que otros es posible que necesitemos la ayuda profesional.

Dependiendo del problema que se presente, es posible que puedas ahorrarte algo de dinero solucionando por ti mismo o misma el problema. Siempre que sea sencillo y de manera segura. Recuerda que en cuestiones de salud y protección, es importante no escatimar en gastos.