martes, 30 noviembre 2021 05:18

La inversión en reformas de apartamentos aumentó notablemente en 2018

En la plataforma Zaask, los pedidos en el área de reformas crecieron cerca del 226% de 2017 a 2018. Las categorías más solicitadas durante el año pasado fueron las reformas de pisos/apartamentos (56%), las reformas de viviendas (11%) y las reformas de baños (10%). Sin embargo, los datos registrados durante 2017 fueron diferentes, ya que los servicios más requeridos fueron las reformas de baños (35%), las reformas integrales de casas (25%) y las reformas de pisos/apartamentos (13%).

Siguiendo esta tendencia, se prevé un aumento progresivo en la búsqueda de profesionales de este sector profesional, especialmente durante el primer semestre, época más propicia para la realización de obras y reformas.

Cada vez son más las personas que optan por hacer una reforma integral o parcial para aumentar la calidad de vida y el bienestar de los habitantes dentro del hogar, ya sea creando zonas más amplias dentro del apartamento o renovando divisiones de mayor utilidad, como el baño o la cocina. Aunque también es cada vez más frecuente que la reforma tenga como objetivo aumentar exponencialmente el valor de la vivienda para su posterior venta o alquiler.

Se invierte más en reformas integrales a nivel nacional

El tipo de servicio que ha experimentado el mayor aumento en 2018 ha sido la reforma de pisos/apartamentos, con un crecimiento de alrededor del 2024%, seguido por la remodelación de cuartos de baño pequeños, que es la categoría que más aumentó en número de pedidos (1800%). En tercer lugar, la reforma de vivienda registró una subida del 163%, lo que permite verificar que dos de las tres categorías que más se buscaron en el estado español fueron para realizar reformas integrales, frente a la posibilidad de hacerlas parcialmente.

Por otro lado, cabe destacar que la tendencia de reformar las habitaciones, en comparación a los datos registrados en 2017, va en aumento, confirmándose un crecimiento superior al 100% en todos los meses del año.

Reformas para prepararse para el invierno

Noviembre fue el mes de 2018 en que hubo una mayor búsqueda de servicios de reformas, seguido de los meses de junio y octubre. Dicha tendencia no coincide con la registrada durante 2017, año en que los meses de marzo, junio y febrero fueron lo más destacados en este sentido.

Los primeros meses del año son los más propicios para realizar reformas en el exterior de la casa, considerando que las temperaturas no son tan altas y que el invierno permite ver tanto la luz natural mínima con la que contará la vivienda como detectar posibles problemas de humedad o grietas, aspectos que permitirán planificar adecuadamente la intervención necesaria por parte de los y las profesionales.

No obstante, según los datos de 2018, parecen ser los meses de otoño, noviembre y octubre, los preferidos para hacer cambios en el hogar. No es de extrañar teniendo en cuenta que es esencial preparar cualquier hogar para la llegada de la época más fría del año. Aplicar los materiales de construcción adecuados puede traducirse en un apreciable ahorro en las cuentas al final de mes, tanto en lo que se refiere a los gastos de luz como de calefacción.

Consejos para tener un hogar adaptado a todas las épocas

Cuando se reforma una vivienda, invertir en las ventanas y puertas debe ser una prioridad, ya que asegurarse de que la estructura queda bien sellada será garantía de buenas condiciones térmicas dentro del hogar. Se aconseja optar por cristales dobles con aislamiento térmico reforzado, lo que mantendrá el calor en invierno y ayudará a que la casa permanezca más fresca durante el verano. Tanto en un periodo como en otro, supondrá un ahorro energético y, por tanto, económico.

En segundo lugar, las paredes también pueden ayudar a garantizar un buen aislamiento tanto térmico como sonoro, aunque en términos de reforma implican una intervención más complicada, especialmente si se trabaja en los pilares principales de la construcción. Una solución temporal o más sencilla puede ser la aplicación de papel de pared más grueso, que ayude a conservar la temperatura dentro de la vivienda.

El pavimento también tiene un papel esencial en el aislamiento de las construcciones y en la manutención de cierta temperatura media. En viviendas ubicadas en localizaciones más frías, se recomienda optar por el suelo de madera, que es un aislante natural, o el suelo de vinilo; mientras que, en zonas más cálidas, en las que se necesita mantener las casas frescas, es preferible aplicar pavimentos de cerámica o piedras como el mármol, que son superficies más frías.

Con respecto a la realización de reformas en los tejados, lo más adecuado es cubrir la construcción con tejas de barro, aunque es esencial aplicar un revestimiento en la parte inferior de madera o yeso para conseguir un aislamiento térmico más eficiente.

Las reformas de casa, sean parciales o integrales, permiten adaptar cualquier casa o apartamento a las necesidades de las personas que lo habitan, así como sentir cambios sustanciales en términos de bienestar cotidiano. Es esencial que cada espacio se adecue a las condiciones climáticas de cada época del año y que, cada vez más, esto no suponga un continuo gasto energético. Por eso, cuando optes por hacer una reforma, invierte y proyecta tu hogar pensando en estas cuestiones y cuenta con la ayuda profesional adecuada para hacerlo de la manera más práctica posible.