sábado, 4 diciembre 2021 21:00

El PNV cierra su ‘plan b’ para las europeas tras la ruptura de Urkullu y Puigdemont

  • El Partido Nacionalista Vasco ha roto las negociaciones con el PDeCAT para las elecciones europeas.
  • Los jeltzales cuentan con una alternativa para mantenerse en Bruselas con otros acuerdos.
  • La guerra pública entre Íñigo Urkullu y Carles Puigdemont ha acabado con quince años de pactos.
  • El PNV ha roto con CiU en las europeas tras quince años de pactos. El perfil exclusivamente catalanista del PDeCAT para estas elecciones, la decisión unilateral de sus socios de elegir a Carles Puigdemont como candidato y la guerra pública del expresident con Íñigo Urkullu complican el acuerdo.

    Los jeltzales cuentan con un plan b con otros aliados para mantenerse en el Parlamento de Bruselas sin tener que pasar por Puigdemont. La fuerza electoral que se le presume al PNV podría ayudar a que sigan en el europarlamento, situación que ha sucedido en las tres últimas décadas.

    Íñigo Urkullu desveló en el juicio del procés un compromiso que le habría hecho Puigdemont y que ahora desde el PDeCAT niegan. El lehendakari explicó ante el Tribunal Supremo que el expresident se comprometió a convocar elecciones para evitar que se activase el artículo 155 de la Constitución.

    [td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»4157″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

    Las «presiones» de la calle y de varios dirigentes de Junts Pel Sí habrían evitado la convocatoria electoral. Puigdemont negó la mayor en una reciente entrevista concedida en la emisora catalana RAC1: «No fue así».

    El ex president afirmó que está «convencido de que Urkullu, cuando explique la integridad de las conversaciones, sabrá al único acuerdo que yo estaba dispuesto a llegar era convocar elecciones si había garantías explícitas de que no se aplicaría el 155».

    Pero también asegura que tuvo otras exigencias: «Si se retiraba la Policía enviada extraordinariamente a Cataluña para dar miedo, si se levantaba la intervención de las finanzas de la Generalitat y si se paraba la represión».

    Urkullu le contestó: «Dije la verdad, está documentada y la documentación podrá ser consultada cuando termine el proceso judicial. Tanto en principio como al final, mi actitud y mi actuación fue absolutamente honesta, sincera, de buena fe, transparente y leal para con las instituciones catalanes y para con todos los interlocutores con los que tuve ocasión de departir».

    EL PNV EN LAS EUROPEAS

    El PNV no quiere volver a quedarse fuera del Parlamento de Bruselas, situación que solo se dio una vez. En 1987, en la primera eurocita con las urnas, la Unión Europeísta integrada por los jeltzales y por el Partido Galegista Nacionalista no obtuvieron representación. Sí que lo hicieron otras coaliciones lideradas por fuerzas vascas como Herri Batasuna y Eusko Alkartasuna.

    Dos años después nació Coalición Nacionalista, que obtuvo un diputado con Coalición Galega, Agrupaciones Independientes de Canarias (hoy Coalición Canaria) y el Partido Autonómico Nacionalista de Castilla y León, que mejoraron 85.000 votos a la lista anterior.

    PNV
    Íñigo Urkullu, lehendakari por el PNV, en una reciente visita a La Moncloa. Foto: Web Gobierno vasco.

    En 1994, con el mismo nombre, la lista liderada por el PNV subió a dos escaños, en este caso con Unió Valenciana, Partido Aragonés y Unió Mallorquina como socios. En 1999 repitió los dos representantes, en este caso de la mano de EA, ERC, el PAR y Unió Mallorquina.

    Y desde 2004 unió sus destinos a CiU reeditando Galeusca, que fue un pacto entre sectores vasquistas, catalanistas y galleguistas de 1923. Galeusca logró dos escaños con CiU, el PNV, BNG, el Bloc Nacionalista Valenciá y el Partit Socialista de Mallorca.

    En 2009 pasaron de dos a tres diputados, en este caso sin el BNG, que se integró en una lista con ERC y lo que hoy es EH Bildu. Coalición Nacionalista se lanzó con el apoyo de CiU, PNV, Coalición Canaria y Partido Andalucista. En 2014, en este caso solo con los nacionalistas catalanes, los vascos y Compromiso por Galicia, volvieron a obtener tres escaños.

    EL PLAN B DEL PNV

    El PNV ha cerrado acuerdos con Units (heredero de Unió), Coalición Canaria y Compromiso por Galicia. La formación gallega es extraparlamentaria a nivel autonómico y ha intentado lograr un acuerdo para las generales con el BNG y En Marea que ambas formaciones, al margen de Podemos, han rechazado.

    Compromiso por Galicia, escisión centrista del BNG, ha respondido al rechazo con enfado: «Las imposturas y la soberbia son unas de las cosas que más aleja a las gente de la política actual y aumenta la desafección de la ciudadanía hacia la política en general y los partidos en particular».

    La confección de la lista para las europeas es el gran momento del pequeño partido gallego, que ha visto con satisfacción cómo este sábado se celebra en Lugo el Congreso del Partido Demócrata Europeo.

    Coalición Canaria también podría sumarse al acuerdo liderado por el PNV, que tendrá que competir con otras coaliciones nacionalistas. Es el caso de Ahora Repúblicas, integrada por ERC, EH Bildu, BNG, Andecha Astur y Puyalón de Cuchas (escisión de la Chunta Aragonesista).

    [td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»11583″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

    Otra de las lista que podría dar la campanada es Primavera Europea, liderada por Compromís, que intentará mantener a sus socios en 2014 (Chunta Aragonesista, Nueva Canarias, Partido Castellano, Unidad del Pueblo Leonés, Coalición Caballas de Ceuta y Verds País Valencià) y añadir a otros exsocios de Podemos (Més per Mallorca, En Marea, Equo Andalucía-Iniciativa Andalucía o Izquierda Andalucista).