martes, 30 noviembre 2021 12:21

Garrido critica el uso del centro político como estrategia: «debe ser una convicción»

En clara referencia al PP, el ex-presidente regional y candidato ‘número trece’ de Ciudadanos (Cs) a la Asamblea de Madrid, Ángel Garrido, ha criticado el uso interesado e instrumental del centro político como reclamo de moderación para captar adeptos.

«Si alguien pretende usar el centro como una estrategia electoral está condenado al fracaso», ha manifestado Garrido, porque ocupar este espacio político tiene que ser, a su modo de ver, «una convicción».

En este sentido, el candidato ha querido reforzar la ubicación en el mapa político de Ciudadanos asegurando que, ni él ni el candidato de su formación a la Presidencia autonómica, Ignacio Aguado, se han movido del centro liberal, una posición en la coinciden «plenamente». «El centro no es una estrategia, es una convicción», ha insistido Garrido.

Garrido ha sido el encargado de presentar a Aguado en un desayuno informativo organizado por Europa Press, en el que ha destacado que el número uno por Cs a la Comunidad de Madrid es un «hombre inteligente» que se gana la estima de los adversarios«.

Aguado ha destacado la «valentía» que Garrido ha demostrado en las últimas semanas

Para el ex-presidente, Aguado «es una persona de convicciones claras pero también con flexibilidad y capacidad de acuerdo, más en tiempos como ahora que el diálogo es imprescindible«, así como alguien capaz de «capaz de captar las cosas de forma rápida».

Asimismo, Garrido ha hecho hincapié en el «fair play» que demuestra en el día a día y en su capacidad de escuchar a los demás, en un mundo como la política donde no se anda «sobrados de personas» que sepan hacerlo. Por último, le he pedido que en las elecciones del 26 de mayo no tenga, como otros, «obsesión de vencer» sino «pretensión de convencer».

DEFENSA PÚBLICA DE GARRIDO

Por su parte, Aguado ha agradecido las palabras y ha querido destacar
públicamente la «valentía» que Garrido ha demostrado en las últimas semanas «tomando una decisión así». En este punto, ha destacado que cuando la tomó, Garrido era «plenamente consciente de lo que iba a pasar después» y podía haber optado por la «comodidad» quedándose cinco años en el Parlamento Europeo «ganando seguramente mucho más dinero, sin tener que soportar las críticas que está «soportando».

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»18926″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

Para Aguado, Garrido hizo «lo correcto y no lo cómodo» y fue «coherente» con sus principios y la manera de entender la política. «Si el partido en el que estás no te representa, lo lógico es que lo abandones y lo que sería incoherente y no te dejaría dormir por las noches es quedarte en un partido que no te representa», ha indicado el todavía portavoz de Cs en la Asamblea.

En este sentido, ha defendido que tanto los políticos como los votantes tienen «libertad» para cambiar porque los partidos son organizaciones donde se aglutinan «personas, proyectos y valores» y si luego uno no se siente representado «es lógico que lo abandone». «Te honra», ha apostillado dirigiéndose a su compañero.