martes, 16 agosto 2022 00:41

Del “por imperativo legal” de Herri Batasuna al “por Dios y por España” de Vox

  • Testigos del juicio del procés utilizan la fórmula que ya usaron diputados de HB para entrar en el Congreso hace 30 años.
  • Los diputados de Vox han añadido la última coletilla conocida a las fórmulas de juramento de cargos.
  • La constitución del nuevo Parlamento puede ser testigo de varias fórmulas de juramento o promesa.
  • El “respondo por imperativo legal” por parte de varios testigos en el juicio del procés y el juramento “por Dios y por España” utilizado por diputados de Vox son variantes de un conflicto que empezó con Herri Batasuna hace varias décadas. Está por ver qué pasará en la sesión de constitución del Congreso.

    Ante la insistencia de varios testigos de jurar sus declaraciones ante la acusación particular de Vox, “por imperativo legal”, el presidente del tribunal del juicio del procés, Manuel Marchena, tuvo que señalar hace unos días a los allí presentes que “todo” lo que estaba ocurriendo allí, desde las respuestas a las cuestiones planteadas por el Ministerio Fiscal o por la Abogacía del Estado, se estaba produciendo “por imperativo legal”.

    La utilización de esta fórmula durante el juicio del procés no es nada nueva. Fue empleada por primera vez en el año 1989 por Herri Batasuna en el juramento del cargo de diputado en el Congreso. Esta forma de juramento, a pesar que no fue admitida por el presidente de la cámara, Félix Pons, quién les pidió abandonar el hemiciclo, sí fue aceptada por el Tribunal Constitucional.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”21968″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Tras los mismos pasos de Herri Batasuna, otras formaciones políticas también han optado “por el imperativo legal” en sus juramentos o promesas. En el año 2011, los diputados de Amaiur también prometían cumplir la Carta Magna “por imperativo legal” durante la sesión constitutiva del Congreso. Estas tres palabras también han sido utilizadas por el sector independentista. Carles Puigdemont optó por utilizar estos términos para jurar la Constitución y el Estatut con el fin de tomar posesión de su escaño en el Parlament en el pasado año.

    Esta fórmula contrasta con el realizado en esta semana por los diputados de Vox en las Cortes Valencianas. Ante una Biblia, los diferentes representantes de la formación en las Cortes Valencianas juraron su cargo “por Dios y por España”, palabras que siguieron al tradicional “sí, juro”.

    Ana Vega, diputada de Vox, explicaba posteriormente las razones de este juramento por parte de su formación: “Nosotros hemos jurado por Dios y por España porque son nuestras convicciones, y lo hemos hecho, al igual, desde la libertad que han hecho otros grupos parlamentarios políticos que lamentablemente lo han hecho por cuestiones que nuevamente vuelven a segregar a los españoles”. Según la diputada de Vox, esas otras “cuestiones” por las que decidieron jurar otras formaciones sus cargos hacían referencia al feminismo o a los “Países Valencianos”.

    OTRAS FÓRMULAS DE JURAMENTO

    También en el juramento de los altos cargos ha habido cambios de formulación. El más reciente y con un sesgo diferente al protagonizado por sus antecesores socialistas fue el juramento al cargo de Presidente del Gobierno por parte de Pedro Sánchez el pasado año.

    Mientras que Felipe González o José Luis Rodríguez Zapatero prometieron su cargo ante la presencia símbolos religiosos, Pedro Sánchez lo hizo sin Biblia ni crucifijo. Fue desde 2014 cuando ministros y otros altos cargos pueden elegir, además de si juran o prometen, si habrá un crucifijo durante este acto protocolario. Fue un cambio introducido con el rey Felipe, que actualizó la disposición de los elementos de la ceremonia en consonancia con el principio de libertad religiosa.

    El uso de la fórmula de la promesa o del juramento ha sido diferente, según los sucesivos presidentes del Gobierno. Entre los últimos, el juramento ha sido elegido por José María Aznar o Mariano Rajoy, mientras que la promesa, fue la fórmula de José Luis Rodríguez Zapatero o el mismo Pedro Sánchez. Además, al igual que el líder socialista, los ministros también prometieron sus respectivos cargos ante el Rey Felipe VI con la ausencia de estos símbolos religiosos.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”19707″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Unidas Podemos ha sido otro grupo partidario de cambiar las tradicionales fórmulas de juramento. En 2014, Pablo Iglesias juraba así su cargo de eurodiputado: “Prometo acatar esta Constitución hasta que los ciudadanos de mi país la cambien para recuperar la soberanía y los derechos sociales”.

    “Prometo acatar esta Constitución y trabajar para cambiarla. Por la soberanía del pueblo, la justicia social y una España nueva, per la fraternitat entre els pobles. Porque fueron somos, porque somos serán. Nunca más un país sin su gente”, dijo Íñigo Errejón durante el juramento de su cargo de diputado en 2016.

    Gloria Elizo, desde la Mesa del Congreso, también empleaba una fórmula similar a la de sus compañeros: “Prometo acatar la Constitución. Trabajar para cambiarla, recuperando las instituciones para sus gentes. Nunca más un país sin su gente y sin sus pueblos”. El líder de Podemos, Pablo Iglesias también juraba así, ahora como miembro del Congreso de los Diputados: “Prometo acatar esta Constitución y trabajar para cambiarla. Un país con su gente”.