jueves, 2 diciembre 2021 10:25

Los últimos ‘disparates’ de Vox para salir al escaparate electoral del 26M

Vox ha perdido voz tras una irrupción en el Congreso que no fue tan mayoritaria como cabría esperar. Su poder mediático ha descendido y la apelación al voto útil del Partido Popular podría costarles un disgusto en las inminentes elecciones municipales, autonómicas y europeas del próximo 26 de mayo. De ahí la estrategia por llamar la atención, a cualquier precio, para acaparar focos y salir de nuevo a la palestra. No importa demasiado que se hable bien o mal de ellos, mientras se hable.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»25051″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

El pasado martes los diputados de Vox contribuyeron al escándalo en el Congreso en su composición. Si los independentistas convirtieron la jornada en un circo con sus acatamientos apelando a Cataluña o al 1-O, la formación de Abascal no se quedó corta. Cada vez que un peso pesado del separatismo alzaba la voz, ellos golpeaban con insistencia sus mesas para acallarles. Eso, y el ansia de Abascal por irritar a Sánchez al sentarse justo detrás de él, en la habitual bancada socialista.

Este miércoles el guion ha sido similar. El candidato de Vox a las europeas, Jorge Buxadé, ha atacado a las “feministas feas que le dicen a las mujeres lo que tienen que hacer”, un calificativo fuera de lugar que ha tenido que excusar hasta el propio Abascal, al que esas declaraciones le han pillado por sorpresa. “En el fragor del mitin se dicen muchas cosas”, ha señalado el líder de Vox, que no obstante ha defendido el mensaje de su compañero: “La izquierda no puede marcar cómo debemos educar a nuestros hijos”.

Otras declaraciones también desafortunadas y muy criticadas en los debates televisivos han sido las de Rocío Monasterio, la “próxima presidenta de la Comunidad de Madrid” según Abascal. La candidata ha afirmado que los niños de ocho años reciben charlas en los colegios en las que les hablan de “nuevas prácticas sexuales” y de “zoofilia y parafilia”. “Animan a las chicas a ser chicos y a los chicos a ser chicas”, ha criticado. Abascal, que tampoco había escuchado esas palabras, ha declarado que está de acuerdo con ella.

Dos días en los que se ha hablado más de Vox que en toda la campaña electoral. Las encuestas auguran un descenso que podría ser mayúsculo si sus votantes se ‘fugan’ al PP para evitar la fragmentación de la derecha. Vox, que tiene cuatro años asegurados en el Congreso, espera no obstante tener representación en los principales ayuntamientos y comunidades autónomas. Y son capaces de decir ‘disparates’ para alzar la voz y salir al escaparate electoral del 26M.