jueves, 9 diciembre 2021 08:46

Errejón pone en una encrucijada a los votantes de Ciudadanos

Íñigo Errejón es consciente del estrecho margen por el que se decantará el gobierno en la Comunidad de Madrid. El CIS evidenció un cambio de tendencia tras 24 años, con un hipotético triunfo de la izquierda, pero en una situación demasiado equitativa. Cada suspiro es crucial en la campaña y este jueves, el candidato de Más Madrid a la presidencia de la Comunidad, ha asegurado que “hay votantes de Ciudadanos que prefieren la España de hoy a la de hace 50 años”.

UNA ENCRUCIJADA PARA LOS INDECISOS

Ciudadanos se encuentra en un proceso clave. La caída de Podemos por el voto útil al PSOE les ha colocado como tercera fuerza nacional. Pero Rivera no se conforma. Su opción más factible ahora es rebasar al PP y de ahí su fuerte oposición a Sánchez, el mismo con el que tendió un pacto hace no tanto tiempo. El giro de Ciudadanos hacia la derecha tiene como único propósito superar al PP y liderar el ‘otro bando’ que no corresponde a la izquierda.

Un movimiento arriesgado en un partido que en sus inicios, tras definirse de centro, captó votantes del PSOE. El discurso constitucionalista de Ciudadanos pasa precisamente por ‘robar’ esas papeletas más modélicas e indecisas del PSOE. Pero lo cierto es que el último pacto a la andaluza dificulta esa operación. O al menos, eso entiende Errejón, que en una entrevista concedida a El Independiente ha puesto en una encrucijada a los más inquietos de la formación naranja. “Puede haber gente que ha votado a Ciudadanos a la que no le gusta ver al partido al que ha votado de la mano de Vox, que dice que hay que mandar a las mujeres a la cocina”, ha afirmado.

La multitud de partidos abre un abanico de posibilidades para el votante y Errejón ahora se presenta alejado de la extrema izquierda de la que tachan a Podemos. Sus palabras son toda una encrucijada para los votantes de Ciudadanos que defienden la constitución y la regeneración, pero que en unos meses pueden ver como su partido cede a las exigencias de Vox, que aun irrumpiendo con menos fuerza de la esperada resultará clave en municipios y comunidades.

POSTURA TRAS LAS ELECCIONES

Ciudadanos defiende que en Andalucía el pacto fue únicamente con el PP, pero su mano tendida a los populares y su rechazo continuo al PSOE dejan pocas dudas de su postura. O al menos esa es la sensación que exhibe ahora mismo, antes de los comicios. Después la historia puede variar. Ni el PP ni Unidas Podemos creen del todo los discursos de Sánchez y Rivera, marcados por el escaso espacio temporal entre ambas llamadas a las urnas.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»21555″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

Ciudadanos, después de las elecciones, tendrá la posibilidad de escoger entre PP y Vox o PSOE en multitud de ayuntamientos. Una duda que ahora también invade a sus votantes, como reflejan las palabras de Íñigo Errejón. De momento Ciudadanos parece haber escogido con el único propósito de adelantar al PP. Hay lugares donde podría conseguirlo, aunque a un precio muy caro: quedarse fuera de los gobiernos y ceder protagonismo a Unidas Podemos.