jueves, 20 enero 2022 21:39

El PP se salva in extremis al lograr conservar Madrid y evitar el sorpasso de Ciudadanos

Objetivo cumplido. El PP de Madrid podrá revalidar el Gobierno regional y recuperar la Alcaldía de la capital pese a haber obtenido sus peores resultados históricos en ambas plazas. Los populares lo interpretan en clave de «remontada» y no es para menos, la historia no pintaba bien para el Partido Popular tras la debacle de las elecciones generales.

La formación ha conseguido dos objetivos que, no por poco ambiciosos se antojaban alcanzables, por un lado ‘salvar los muebles’ con el resultado justo para sumar con las otras dos fuerzas de la derecha, y por otro, y evitar el sorpasso de Ciudadanos, al menos en las principales plazas.

El PP baja de 48 a 30 diputados en la Asamblea de Madrid, cifra que con la fragmentación del voto de centro-derecha, interpretan como un «buen resultado»

La candidatura que encabeza Isabel Díaz Ayuso a la Comunidad de Madrid daba un según avanzaba el escrutinio y conseguía conservar el principal bastión del partido en España.

El PP baja de 48 a 30 diputados en la Asamblea de Madrid, cifra que, con la fragmentación del voto de centro-derecha patente en las elecciones de abril, desde la formación ya contemplaban como un «buen resultado» al comienzo de la campaña electoral.

Y, aunque se ha quedado a siete parlamentarios del PSOE (37) la otra verdadera victoria de los populares es que Ciudadanos, que ha alcanzado 622.103 votos y sumado nueve diputados más que en 2015, no ha podido adelantarles. Se abre la posibilidad de un gobierno de coalición entre ambas formaciones pero el PP está ahora en posición de liderarlo.

EL PP SUMA EN MADRID CON CIUDADANOS Y VOX

Y es que el PP llegaba a estos comicios tocado, tras los malos resultados cosechados en las generales del pasado 28 de abril, donde pasaron de 137 a 66 escaños, y con la mayoría de encuestas y sondeos en su contra. Además, el PP en la Comunidad sufrió el sorpasso de Ciudadanos. Bajaron también en la capital, aunque ahí sí se mantuvieron como la fuerza más votada del centro-derecha.

Tras los comicios de este domingo, en la Comunidad de Madrid, a pesar de perder 18 escaños, PP conserva 30 y suma mayoría con Cs -que sube 9, hasta 26- mientras que Vox entra con 12 diputados en la Asamblea, con lo que podrán conservar el gobierno de la Comunidad, bastión de los ‘populares’.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»27612″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

Además, podrá conformar gobierno en el Ayuntamiento de Madrid -con apoyo de Cs y Vox- y abandonar así la oposición en la que han estado estos últimos cuatro años pese a haber ganado en solo seis de los 21 distritos de la capital, y tras haberse dejado en el camino seis ediles.

De este modo, las apuestas personales de Casado, arriesgadas por ser ambos perfiles poco conocidos, han servido de «contrapeso» a la posibilidad de un gobierno de las izquierdas, y tal y como ha afirmado el presidente de la formación, a partir de este lunes comienza la «remontada».