jueves, 9 diciembre 2021 10:34

Vox no se conforma con pactos ‘a la andaluza’ y reclama su entrada en Gobiernos

Vox aspira a aumentar su peso en las plazas dónde se posiciona como fuerza decisiva para formar Gobierno y no se conforma con pactos ‘a la andaluza’. Así lo han manifestado desde Vox, a lo largo de las últimas horas, según avanzaba el escrutinio y se conocía el papel decisivo de la formación de Santiago Abascal en Madrid.

La última en expresar la aspiración del partido ha sido la candidata a la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, al señalar que el objetivo de su formación es «hacer valer» los escaños que han conseguido en la Asamblea de Madrid, donde entran con doce diputados, y considera que entrar en el Gobierno de la Comunidad «es la mejor manera».

En campaña Vox aseguraba que le interesaban menos las consejerías y más que no hubiera un Gobierno de izquierdas

«A todos les interesa que salga un acuerdo en la Comunidad de Madrid y creo que vamos a tener más fuerza que en Andalucía», ha señalado en una entrevista en RNE, recogida por Europa Press, cambiando la línea del discurso en campaña donde han asegurado que les interesaba menos las concejalías o consejerías y más que hubiera un gobierno «no de izquierdas».

«Nuestro objetivo es hacer valer nuestros escaños y sí, probablemente, entrar en el gobierno es la mejor manera de hacerlos valer y que se vea, sobre todo, el trabajo que queremos desarrollar», ha añadido Monasterio, que, ha indicado que, no obstante, esto ya se hablará.

SIN CORDÓN SANITARIO, NI ESTIGMAS, NI INSULTOS

Por eso, ha insistido en que «quiere sentarse con las partes, que no haya cordón sanitario» y que se olviden los «estigmas» e «insultos» que se les ha lanzado durante la campaña. Sobre que el candidato de Cs, Ignacio Aguado, haya deslizado que ellos solo se sientan a negociar con PP, ha señalado que esto «ni siquiera los votantes de Cs lo van a ver razonable porque es defender algo contrario a la democracia, sentarse todos a llegar a un acuerdo».

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»27826″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

Por eso, espera que Aguado «entre en razón si tiene interés de que la izquierda no entre en Madrid». «A todos les interesa la Comunidad que salga un acuerdo y vamos a tener más fuerza en Andalucía y espero que todos se sienten en una mesa y cumplir con los deberes básicos de una democracia», ha indicado.

Sobre si quiere entrar dentro del Gobierno de la Comunidad de Madrid, ha reiterado que la primera medida que ella va a plantear es sentarse en esta mesa «sin vetos por parte de nadie» y luego «ya se verá qué se negocia en esa mesa». «Pero lo importante es respetar y sentarse a hablar todo», ha subrayado.

VOX ‘VENDERÁ CARO’ SU APOYO

Vox celebra como una victoria el resultado obtenido en las elecciones europeas, municipales y autonómicas gracias a su posición como llave para la formación de gobierno en numerosas capitales de provincia y, sobre todo, en el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, pese a la pérdida de votos respecto a las generales de hace tan solo un mes.

La jornada electoral comenzaba sombría en la sede de Vox y los primeros resultados conocidos, los de las elecciones europeas, no se recibían con optimismo. Vox ha perdido en los comicios a la Eurocámara la mitad de los votos que obtuvo el 28 de abril y cuatro puntos porcentuales.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»27634″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

Sin embargo, el ambiente se iba animando con los datos de los municipios y los primeros aplausos comenzaban a oírse cuando se ha confirmado que Manuela Carmena perdía el Ayuntamiento de Madrid y los cuatro concejales de Vox serían decisivos para la Alcaldía del ‘popular’ José Luis Martínez-Almeida.

No ha sido hasta entonces, ya a la una de la madrugada, cuando han llegado a la sede los líderes del partido para celebrar unos resultados que han calificado de «históricos» y avisar de que la formación venderá caro su apoyo, haciendo «valer» sus votos en las negociaciones y sin aceptar fórmulas como la de Andalucía, donde el PP negoció con Ciudadanos y con ellos por separado la investidura.