martes, 30 noviembre 2021 07:23

El Consejo Ciudadano de Podemos Castilla La-Mancha dimite en bloque

El Consejo Ciudadano de Podemos Castilla La-Mancha formaliza su dimisión en bloque y pide a la dirección estatal de la formación morada que nombre a una gestora.

La encargada de notificar la decisión ha sido la secretaria de Organización de Podemos Castilla-La Mancha, María Díaz, que ha remitido una carta a su homólogo nacional, Pablo Echenique, para comunicarle que el Consejo Ciudadano de la formación en la región dimite en bloque tras los malos resultados de las pasadas elecciones autonómicas, en la que perdieron los dos diputados castellano-manchegos que tenían en las Cortes autonómicas.

Según la carta, recogida por Europa Press, esta decisión fue adoptada tras la reunión celebrada ayer por parte del Consejo de Coordinación.

El Consejo Ciudadano solicita que se constituya una Gestora que asuma sus funciones

«Dados los resultados electorales en Castilla-La Mancha y una vez realizado el análisis pertinente por parte de este órgano, todos los consejeros que lo conforman presentan su dimisión de todos sus cargos y, por lo tanto, solicita que se constituya una Gestora por parte de la dirección estatal que asuma sus funciones«, añade la misiva. Esta gestora se deberá hacer cargo de los mandos de Podemos hasta la celebración de una nueva Asamblea Ciudadana Autonómica.

En Castilla La Mancha, Podemos no ha logrado entrar en las Cortes regionales y eso que en esta ocasión la formación concurría junto a Izquierda Unida en una candidatura conjunta. Hace cuatro años, el partido de Pablo Iglesias consiguió dos diputados, que fueron claves para que gobernara el PSOE. Junto con IU sumaban 141.693 votos, pero ayer lograron 74.078, casi la mitad.

LAS CIFRAS DE LA DEBACLE DE PODEMOS

Uno de los grandes perdedores de la jornada electoral del pasado domingo ha sido Unidas Podemos. Así lo reflejan las cifras, que muestran que el partido de Pablo Iglesias ha perdido más de un millón de votos (1.124.542). La formación morada ha obtenido 664.000 apoyos y 41 diputados, 64 menos de los que poseían. Por si fuera poco, en Cantabria y Castilla La Mancha no han tenido representación. En Madrid, cerca estuvieron de elevar los resultados a catástrofe, con poco más del 5% exigido.

La mayor sangría de votos proviene de Madridya que la escisión que protagonizó Íñigo Errejón en la Comunidad ha proporcionado a Mas Madrid –la marca con la que se presentaba– 471.538 votos, frente a los 179.046 que ha logrado Podemos-IU en la región.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»29038″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

Si los de Iglesias y los de Errejón hubieran ido conjuntamente en la comunidad madrileña, la pérdida de votos habría sido de 653.004 votos en lugar de 1.124.542 y habrían logrado 61 diputados en lugar de 41.

Pero la pérdida de apoyos es generalizada en todas las autonomías en las que se elegían los parlamentos regionales. De hecho, en la mayoría de ellas, la formación de Pablo Iglesias ve reducida a la mitad su representación y en dos de ellas queda excluído de los Parlamentos regionales.