domingo, 5 diciembre 2021 07:33

El PP dará prioridad a pactar los gobiernos con Ciudadanos y no con Vox

La insistencia de Vox en entrar en aquellos gobiernos dependientes de sus votos y tener así un papel más fundamental que el que desempeñó en Andalucía podría no materializarse. Según las últimas declaraciones del vicesecretario general de Organización del PP, Javier Maroto, PP y Ciudadanos sería los partidos políticos que integrarían esos Ejecutivos.

La tendencia al centro derecha sigue siendo un pilar para el PP, tendencia que podría cumplirse en los gobiernos que contasen con la presencia de Ciudadanos, según Maroto, en una entrevista para RNE, quien formará parte del equipo para las negociaciones tras las elecciones del pasado 26 de mayo, junto con el secretario General, Teodoro García Egea, y la presidenta del PP de Navarra y diputada por Madrid, Ana Beltrán.

Maroto reafirma así las declaraciones que Pablo Casado realizó en pasado lunes tras una reunión con el Comité Ejecutivo Nacional. El dirigente popular señalaba así que comenzaba “la refundación del centro derecha, la reconstrucción de nuestro espacio electoral, conscientes de cuáles han sido nuestras debilidades, conscientes de que esas debilidades son perfectamente salvables, y sobre todo conscientes de que el ciclo electoral demoscópico nos permite una recuperación y un plazo, ahora sí, de cuatro años para poder consolidar un proyecto programático, político y territorial que nos permita apuntalar esa recuperación”.

«No sentarse significa más gobiernos de izquierda o incluso perder territorios en los que el centro derecha está gobernando»

Con respecto a la desconfianza de Ciudadanos  con respecto al PP y sus posibles acuerdos con Vox, Maroto ha asegurado que «no se ajusta a la realidad». “Un gobierno con Ciudadanos, lo dicen ellos, será una coalición de Ciudadanos y PP», ha añadido el vicesecretario general de Organización del PP.

De esta forma, Maroto ha enfriado la posibilidad de que Vox entre en ejecutivos regionales y municipales, pero ha instado a Ciudadanos a sentarse a negociar, ya que eso no significa «asumir los postulados del otro». Y ha puesto como ejemplo que el líder del PP, Pablo Casado, se ha reunido con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aunque sea para constatar sus discrepancias.

«No sentarse significa más gobiernos de izquierda o incluso perder territorios en los que el centro derecha está gobernando», ha argumentado, haciendo una llamada a hacer ese «esfuerzo».

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»29902″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

PACTO EN MADRID CON ERREJÓN

Con respecto a la posibilidad de que Ciudadanos pueda llegar a un acuerdo en Madrid con PSOE y Más Madrid, la formación de Íñigo Errejón, el dirigente ‘popular’ ha indicado que si la formación ‘naranja’ es capaz de pactar con una «escisión» de Podemos «tendrá que explicarlo». Sin embargo, Maroto no ve «factible, razonable, ni realizable» ese pacto. «No criticaré algo que no se va a producir en ningún caso», ha señalado el dirigente del PP.

Asimismo, después de que el candidato apoyado por Ciudadanos en Barcelona, Manuel Valls, se haya ofrecido a apoyar a Ada Colau para evitar un alcalde independentista en la ciudad condal, Maroto ha evitado pronunciarse, insistiendo en que Ciudadanos tendrá que ver si «le pasa factura» este movimiento.