lunes, 21 junio 2021 03:14

El PSOE-A quiere que el PP condene las declaraciones sobre el aborto

Rodrigo Sánchez Haro ha exigido al presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, que condene las declaraciones que Jesús Aguirre, consejero de Sanidad y Familias, ha realizado sobre el aborto al decir que “lo fácil es llegar y el chupetón”. El portavoz adjunto del PSOE ha comentado que Andalucía no merece ser la vergüenza nacional.

En rueda de prensa en Andalucía, Sánchez Haro ha afeado que las palabras del consejero “van en contra de las mujeres y de sus derechos” mediante la vía del “menosprecio y la falta de respecto a su libertad de tomar sus propias decisiones sobre la maternidad”.

Así, ha criticado que Andalucía no puede tener al frente de dicha Consejería a una persona “con un pensamiento burdo y retrógrada” que, además, “falta el respecto y frivoliza sobre el aborto”. “Muestra que no está a la altura de un gobierno responsable que merecen los andaluces”

Por ello, el socialista ha subrayado que “no nos vale una disculpa” pues lo que “falla” es su “pensamiento político”. “Andalucía no merece un gobierno que cada día es la vergüenza nacional”, ha expresado a la par que ha lamentado que también la consejera de Igualdad, Rocío Ruiz, “calla y otorga”, junto con Moreno, quienes “no exigen responsabilidades porque son cómplices”.

Por ello, ha exigido al presidente andaluz a que “no termine el fin de semana sin que desapruebe públicamente estas declaraciones sobre el aborto o de lo contrario entendemos que las asume como propias”.

“ATAQUE SISTEMÁTICO” AL SECTOR PÚBLICO

Paralelamente, Sánchez Haro ha tildado de “involución democrática” el “ataque sistemático y sostenido al sector publico andaluz y sus trabajadores y a los servicios esenciales que prestan a la ciudadanía”, por parte del gobierno de “las derechas y la ultraderecha”.

En su opinión, sus acuerdos son un “grave retroceso en derechos sociales”, especialmente por las “malas intenciones de la ultraderecha de Vox, partido que manda en Andalucía y en su gobierno, y que ha dejado claro que les sobra 9.000 trabajadores públicos en la comunidad”.

“Pese a que el PP intenta negarlo o por mucho que Cs quiera mirar a otro lado, estos empleados están en el punto de mira de Vox y de sus brazos ejecutores” siendo un “asunto peligroso” porque “cuestiona la labor de efectivos como el Infoca, 061 o del personal de dependencia”.

Por todo ello, el socialista ha afeado que detrás de los acuerdos hay una intención de “privatización de los servicios públicos”, a la par que ha añadido que Cs “viene para apuntalar gobierno de PP donde puedan y de paso poner la alfombra roja a Vox” generando “inestabilidad y un peligro para la política”.