jueves, 24 junio 2021 15:27

Felipe González insta a PP y Cs a reflexionar antes de rechazar la investidura de Sánchez

Si la semana pasada era el expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el que pedía “un esfuerzo” en pro de un Gobierno estable, alejado de condicionamientos nacionalistas e independentistas, y que evite un escenario de inestabilidad que aboque a unas nuevas elecciones, hoy se ha sumado a la corriente en favor de la estabilidad el expresidente, Felipe González, que considera que PP y Ciudadanos deberían irse “un ratito al rincón de pensar” antes de expresar su rechazo a la investidura de Pedro Sánchez.

“Por un rato piensen ustedes qué quieren para España, no para sí mismos, de acuerdo con la voluntad expresada en las urnas por los españoles, piensen en los problemas más importantes de España y una vez que lo piensen tomen posiciones”, ha declarado González a los periodistas antes de participar en un acto en la Casa de América.

González confía en un Gobierno socialista en España, aunque reconoce que es difícil ser “optimista”

En la misma línea se expresaba Rajoy cuando aseguraba que “no sería bueno” que en España se repitieran elecciones generales y, por ello, pedía un “esfuerzo” para que se cierre “pronto” un Gobierno estable y con apoyo de 176 diputados. Rajoy añadía que, un acuerdo PSOE-Cs daría una “sólida mayoría” suficiente y necesaria para alcanzar la estabilidad de Gobierno.

CRÍTICAS A LA CONNIVENCIA DE PP Y CS CON VOX

Por su parte, durante su intervención, González también ha afeado a PP y Ciudadanos, aunque sin nombrarlos, que “legitimen” a Vox, un partido cuyo aumento, ha dicho, le preocupa como a cualquier demócrata europeo.

Preguntado por el portavoz de Vox en la Asamblea Regional de Murcia, Juan José Liarte, que llamó “puta” a la ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado, González ha respondido que “se define él, clarísimamente, igual que define a su grupo”, pero ha añadido que “tiene mucha libertad para expresar el fondo de su pensamiento porque están siendo legitimados por partidos que teóricamente deberían estar defendiendo valores que ellos no respetan”.

El expresidente ha confiado en que haya un Gobierno socialista en España, aunque ha reconocido que es difícil ser “optimista” porque “no se sabe cómo va a salir”. “No sé que significa, optimista es un estado de ánimo y que es difícil la formación de gobierno parece claro”, ha dicho, antes de dejar claro que espera “que se consiga porque lo necesita el país”.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”39452″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

Eso sí, no se ha pronunciado sobre si el líder de Podemos, Pablo Iglesias, o alguien de su partido deberían entrar en el Gobierno, y se ha limitado a decir que lo que tienen que hacer es “presentarse a la investidura con un programa” y “componer un ejecutivo”.

González, que ha expresado su apoyo total al líder socialista en el proceso, ha señalado que Sánchez no le ha llamado, ni tiene por qué hacerlo, y ha opinado que el presidente en funciones estará trabajando “discretamente”. Según ha dicho, le ve “moverse mucho en foros importantes para España” y supone que de puertas adentro el trabajo está siendo más discreto. “Muy públicamente no se nota, pero imagino que discretamente lo estará haciendo”.