sábado, 19 junio 2021 23:33

Susana Díaz, contundente con la deriva de Ciudadanos

Susana Díaz, secretaria general del PSOE en Andalucía, ha criticado este martes la “falta de responsabilidad con España” que, a su juicio, está demostrando Ciudadanos. A los naranjas les ha afeado que van “envolviéndose en banderas y dándose golpes de pecho, pero resulta que son patriotas de hojalata porque a la hora de la verdad no les importa que España no tenga gobierno“.

En declaraciones a los periodistas, pronunciadas antes de participar en una mesa redonda organizada por la Universidad Pablo de Olavide (UPO) en la sede de Carmona (localidad de Sevilla), Díaz ha censurado que al partido naranja no le importa “que haya inestabilidad e incertidumbre”, en relación a sobre si habrá o no investidura en las próximas semanas. “Y si no quieren verlo, flaco favor hacen a una organización política que decía que venía a regenerar pero que tiene pactos de trastienda con la extrema derecha”, ha añadido.

DÍAZ SOLICITA A CIUDADANOS QUE DEJE GOBERNAR AL PSOE

Tienen que dejar gobernar a Sánchez, que ha doblado en escaños al segundo y ha ganado con una amplia mayoría”, ha insistido Susana Díaz, que ha considerado que los resultados del 28A “demuestran que los españoles no quieren el tripartito de derechas, que nos lleva a la involución y a la regresión“.

La secretaria general del PSOE-A ha reclamado que “quien no tiene alternativa porque no tiene votos para formar gobierno, tiene que dejar a Sánchez que lo haga“, así como que ha hecho hincapié en que –a pesar de que no comparte el Gobierno que se ha conformado en Andalucía– “si no tienen capacidad de hacerlo en España, tienen que dejar que Sánchez forme gobierno cuanto antes por el bien de este país”.

TAMBIÉN PIDE AUTOCRÍTICA A JUAN MARÍN

Sobre la situación que atraviesa Ciudadanos tras varias dimisiones en su seno, y después de que el vicepresidente de la Junta y líder andaluz de los naranjas, Juan Marín, haya restado importancia al asunto, Susana Díaz le ha pedido a éste que haga un poco de autocrítica.

Ante ello, ha esgrimido que “es verdad que hay un debate profundo sobre el papel de un partido que decía ser liberal y que se ha entregado a las derechas en pactos en algunos casos que parecen mercadeo, intercambios o cambalache, por alcaldías, ayuntamientos y buscando el poder a toda cosa”. “Si cree que no hay conflictos interno que pregunte a Garicano”, ha zanjado, en referencia al propio Juan Marín.