jueves, 24 junio 2021 20:14

Los rostros políticos que están a favor del Orgullo (y los que no)

Este fin de semana arranca el Orgullo 2019 en Madrid. La fiesta, que llena de color las calles del barrio de Chueca y el centro de la capital, pretende, como en cada edición, luchar por la igualdad y la diversidad de todas las personas, independientemente de su orientación o preferencia sexual. 

Este año, además, se conmemora el 50 aniversario de los disturbios de StoneWall que fue la primera protesta espontánea contra la opresión y marginación del colectivo LGTB en Nueva York. La masiva concentración que recorrerá las calles de Madrid, donde también se recordará este incidente, se hará el próximo sábado, día 6. La celebración, que comenzó este viernes 28, se alargará hasta el 7 de julio. 

En el terreno político, el Orgullo 2019 estará marcado por la ausencia de las carrozas de PP y Ciudadanos, después de que las organizaciones LGTB les hayan prohibido la participación por su relación con Vox. Un escenario diferente al vivido en años anteriores, donde había representantes de (casi) todos los partidos principales.

FERNANDO GRANDE-MARLASKA, EN PRIMERA FILA 

Orgullo
El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, en el Orgullo 2018. Foto: Flickr.

El gobierno de Pedro Sánchez estuvo representando el año pasado por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. Durante la multitudinaria manifestación, el titular de Interior estuvo en todo momento detrás de la pancarta que encabezaba la concentración. En esta ocasión Grande-Marlaska estuvo acompañado de Carmen Montón, la entonces ministra de Sanidad.

Esta escena, la situarse en primera fila, no podrá repetirse este año. Los organizadores del evento han anunciado que quieren un Orgullo “sin políticos” en la cabecera. Este requisito, sin embargo, no será un inconveniente para que el ministro de Interior en Funciones, gran defensor del colectivo, decida acudir a la manifestación, ya que el PSOE es bien recibido. 

ÁNGEL GABILONDO Y ADRIANA LASTRA

Orgullo
Ángel Gabilondo, candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid, en el Orgullo 2018. Foto: Flickr.

El candidato socialista a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, fue otro que no faltó a la cita. Bajo el lema “Conquistaremos la igualdad, TRANSformando la sociedad”, el socialista, al igual que el resto de sus compañeros de partido estuvo detrás de la pancarta que encabezaba la manifestación. 

Adriana Lastra, la vicesecretaria general del PSOE y portavoz del partido en el Congreso, también estuvo presente en el acto y representó al Gobierno de Pedro Sánchez. Junto a Manuela Carmena y Carmen Montón pronunció unas palabras en el escenario, donde continuaba la fiesta.

MANUELA CARMENA Y EL RESTO DE EQUIPO DE PODEMOS

Orgullo
Adriana Lastra, Carmen Montón y Manuela Carmena (por orden de izquierda a derecha) en el Orgullo 2018. Foto: Flickr.

La exalcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, no quiso perderse el Orgullo 2018 y aunque ya no esté al frente del consistorio es muy probable que acuda este año. Fiel defensora de los derechos LGTB, la exjueza ha mostrado su compromiso con el colectivo durante sus cuatro años de mandato

Tampoco faltaron al evento otros dirigentes de Podemos. Íñigo Errejón, quien por aquel entonces era todavía miembro de la formación morada, acompañó a Carmena en este día tan importante para el colectivo LGTB. Sofía Castañón, secretaria de Igualdad y Feminismos de Podemos, también ejerció de representante de su formación. Este año, el partido de Pablo Iglesias junto al PSOE serán los únicos con permiso para desfilar con carroza. 

ALBERT RIVERA Y EL ORGULLO

Orgullo
Begoña Villacís, Toni Cantó, Albert Rivera e Ignacio Aguado (en orden de izquierda a derecha). Foto: Flickr.

Las cosas han cambiado mucho en Ciudadanos del año pasado a este. En la manifestación de 2018 el presidente del partido, Albert Rivera, acudió al evento como muestra de su compromiso con la causa LGTB. Su formación fue una de las que se implicó en la redacción de la ley madrileña y han apoyado públicamente al colectivo. Junto a él estaban, entre otros miembros, Ignacio Aguado, Begoña Villacís o Toni Cantó.

Sin embargo, tras su acercamiento a Vox, las organizaciones LGTB han vetado su presencia y no le han permitido que presenten una carroza. La formación naranja no ve con buenos ojos esta prohibición y la teniente de alcalde, Begoña Villacís, ya ha anunciado que acudirán a la cita. Desde las principales asociaciones de Madrid insisten en que “las calles son libres” y quien quiera puede ir, pero creen que el partido de Rivera no merece un puesto destacado. 

EL PARTIDO POPULAR, EL ETERNO VETADO

Angel Garrido
Ángel Garrido, expresidente de la Comunidad de Madrid. Foto: Flickr.

El PP no asistió a los actos principales del Orgullo 2018. El presidente de la Comunidad ese año, Ángel Garrido, lamentó profundamente que los organizadores del evento vetaran a los populares. Y añadió que su partido “está trabajando como el que más en favor del colectivo LGTB.”

Este año, tras el incremento de sus relaciones con Vox, el Partido Popular vuelve a no ser bien recibido en estos actos. Además, al igual que Cs, también tiene prohibida la carroza. Lejos queda ya la imagen del WorldPride 2017 cuando populares como Andrea Levy y Javier Maroto acompañaban a dirigentes de otros partidos encabezando la pancarta principal. Todavía no está claro que este año asistan al evento. 

VOX, EN CONTRA DEL ORGULLO

Rocio Monasterio
Rocío Monasterio, candidata a la presidencia de Madrid por Vox, y Javier Ortega Smith, líder de Vox en el Ayuntamiento madrileño. Foto: Flickr.

Si hay un partido que no va a ir al Orgullo ese es Vox. Los de Santiago Abascal ya han expresado en más de una ocasión su disconformidad con esta fiesta porque lo consideran “una imposición ideológica”. La formación ha desarrollado un documento en el que explica cuáles son sus motivos para no asistir. Algunos de ellos son “la vulneración de derechos de los vecinos, de normativas municipales y porque se malversan bienes y dinero de titularidad pública.”

Además, la candidata a la presidencia de la Comunidad madrileña, Rocío Monasterio, también ha dejado clara su posición con este tipo de actos. De hecho, Monasterio ha impuesto como requisito para continuar las negociaciones en la comunidad cambiar algunos aspectos de la ley LGTBI, que desde las asociaciones califican “de retroceso” intolerable. 

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”39496″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]