sábado, 19 junio 2021 23:57

El independentismo se manifestará en Estrasburgo con o sin Puigdemont

El independentismo se hará notar este martes en Estrasburgo (Francia), con una manifestación convocada desde hace semanas. La concentración, que se producirá frente a la Eurocámara, tiene la incógnita de Carles Puigdemont. El expresidente de la Generalitat podría acudir desde Bélgica a la constitución del Parlamento Europeo.

Convocada por el Consell per la República, la manifestación, que empezará a las 9.00 horas frente a la Eurocámara con el lema ‘Omplim Estrasburg’ –Llenemos Estrasburgo–, quiere ser una nueva demostración de fuerza del movimiento para defender que Puigdemont, Comín y el exvicepresidente del Govern y líder de ERC, Oriol Junqueras, puedan ejercer de eurodiputados.

Puigdemont, Comín y Junqueras fueron elegidos en sus respectivas candidaturas, pero no han obtenido el acta: los dos primeros porque la Junta Electoral Central les exigió que fueran a recogerla personalmente al Congreso –no lo hicieron por el riesgo a ser detenidos– y a Junqueras el Tribunal Supremo (TS) le negó salir de la cárcel.

Tanto Puigdemont como Comín elevaron el viernes el caso al Tribunal General de la Unión Europea (TUE), al considerar que tienen inmunidad desde el día que fueron elegidos, y dicho tribunal ha desestimado su petición de acordar medidas provisionales para que se les reconozca como eurodiputados y puedan tomar posesión de su escaño en la Eurocámara este martes, ha informado la Corte europea.

Puigdemont aseguró semanas atrás que su intención es acudir a la sesión constitutiva del nuevo Parlamento Europeo, aunque reclamaba antes un pronunciamiento del TUE.

Además, el expresidente y el exconseller criticaron la semana pasada que el presidente en funciones del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, les negara el acta de eurodiputados alegando que no figuraban en la lista notificada por las autoridades españolas.

JUNQUERAS

En relación a Junqueras, finalmente la Sala del Tribunal Supremo, que ha juzgado el proceso independentista, ha accedido a la petición del exvicepresidente de la Generalitat y planteará una cuestión prejudicial ante TJUE para aclarar desde qué momento un diputado electo en el Parlamento Europeo está protegido por la inmunidad parlamentaria, algo que ha pedido también este mismo lunes la defensa de Puigdemont y Comín.

El Tribunal con sede en Luxemburgo resuelve normalmente litigios entre países y las instituciones de la Unión Europea y solo pueden acudir directamente a él particulares si se trata de una decisión de las instituciones comunitarias que les haya afectado de “manera personal”, según apuntan fuentes europeas.

Aunque estaba previsto que viajara a Estrasburgo el presidente de la Generalitat, Quim Torra, finalmente no lo hará ante el riesgo de incendios que hay en Cataluña y para seguir la evolución del de La Ribera d’Ebre (Tarragona), ya controlado.

El que sí acudirá a la ciudad francesa será el conseller de Acción Exterior, Alfred Bosch, aunque no está claro aún si estará dentro del pleno o asistirá a la manifestación convocada por el Consell de la República.

También viajará a la ciudad francesa el presidente de la Associació Catalana de Municipis i Comarques (ACM), David Saldoni, que participará en la manifestación e irá acompañado por una representación de alcaldes catalanes.

GRUPO DE TRABAJO

La movilización de este martes también quiere exigir al Estado que “cumpla la resolución del Grupo de Trabajo de Detenciones Arbitrarias del Consejo de Derechos Humanos de la ONU y libere a los presos políticos”, en alusión a los dirigentes soberanistas que están en prisión preventiva.

El independentismo ya organizó una manifestación independentista vinculada a las instituciones europeas, cuando en diciembre de 2017 hizo una protesta en Bruselas (Bélgica) contra la situación de los presos y reclamando el apoyo de la Unión Europea.

El pleno del Parlamento Europeo abrirá la sesión a las 10 horas de este martes pero quedará automáticamente suspendida y no se retomará hasta el miércoles para votar un nuevo presidente de la Eurocámara, un retraso provocado por el bloqueo en las negociaciones de los líderes europeos para el reparto de los principales cargos de la UE.