lunes, 21 junio 2021 03:30

Vox amenaza a Ciudadanos con la repetición electoral en Madrid

Vox ha hecho oficial que no apoyará la candidatura de Isabel Díaz Ayuso si Ciudadanos no firma un acuerdo a tres. Esta amenaza, real, supondría la repetición de elecciones, ya que Monasterio tampoco apoyaría un gobierno de izquierdas.

Lo ha manifestado en rueda de prensa su portavoz en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, después de reunirse, durante unos 20 minutos, con el presidente de la Cámara autonómica, Juan Trinidad, en el marco de contactos para sondear los apoyos de cara al pleno de investidura.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”43290″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

Monasterio ha comenzado su intervención manifestando que votará en contra de la investidura del candidato del PSOE, Ángel Gabilondo, pero ha alertado a PP y Ciudadanos que desde su formación ponen “pocas condiciones” pero que estas las cumplen.

“Nuestros votos son necesarios y no los vamos a dar a cambio de nada. Estamos con la mano tendida para cuando el señor Aguado quiera reunirse con nosotros”, ha manifestado. En este sentido, ha incidido en que no entienden el comportamiento de la formación ‘naranja’ que actúa con ellos como lo hacen los “separatistas supremacistas excluyendo” y que tratan a sus votantes como si fueran “inferiores”.

En este punto, ha hecho hincapié en que no saben “nada” de este partido desde “el famoso café secreto”. “Ni me ha llamado, ni nos hemos encontrado, ni hemos hablado, ni hemos tenido un documento que se haya negociado”, ha declarado.

La portavoz de Vox no entiende como les piden que les entreguen sus votos “a cambio de nada” cuando en la pasada legislatura ellos firmaron un acuerdo con el PP de 76 puntos para darles su apoyo. “Nosotros solo pedimos tres”, ha recordado, aludiendo a sus peticiones de respeto, compromiso y lealtad que recogían en su documento marco para la negociación.

Monasterio ha declarado que sus votantes han sido “valientes” apoyando a Vox y que ellos lo serán “defendiendo sus ideas” porque han venido “a hacer política” y no para “mantener lo que ya hay”. Desde su partido consideran que los madrileños “ya están cansados del teatro de los pactos”.

“No sé si les hace falta pasar el verano al partido de Ciudadanos para consultar a Macron que tienen que hacer pero desde luego los madrileños no están aquí para resolver la crisis interna de un partido. Hace falta que decidan dónde quieran estar y que firmen un acuerdo que yo creo que es sencillo”, ha incidido, al tiempo que ha deslizado que quizás es necesario “dejar pasar un tiempo para que se aclaren”.

SEIS CAMBIOS EN EL DOCUMENTO

Por la otra parte, con el PP, ha indicado que el trato es “cordial” y ha desgranado que tienen muchas coincidencias con el texto a presentar. Además, ha contado que a petición de los ‘populares’ han llegado a modificar su documento “seis veces” y ha avanzado que lo harán “las veces que haga falta”.

En cuanto a los puntos en los que, según Monasterio, hay entendimiento están “la bajada de impuestos, desmontar chiringuitos, dejar de subvencionar entes y empresas públicas, libertad educativa” y en la cuestión planteada sobre la “inmigración ilegal”, porque en este aspecto solo han pedido “que se cumpla la legalidad”.

“Llevamos desde el 26 con la mano tendida. Llevamos 35 días y 35 noches esperando a que se firme un papel o a que se reúnan con nosotros”, ha recalcado, al tiempo en el que ha pedido al PP que “lidere un acuerdo a tres” y consigan “arrastrar a Ciudadanos hacia las posiciones que hagan posible un gobierno en la Comunidad”.

Queda de tiempo, según la propia líder de Vox, hasta mañana a las 14 horas para negociar y cambiar su voto en el pleno de investidura. De no haber contactos tienen clara su posición y se abrirá la posibilidad de negociar durante el verano con el 11 de septiembre en el horizonte, fecha en el que se convocarían nuevas elecciones.