miércoles, 23 junio 2021 22:52

Cuando los bulos anulan a la Medicina

Según la Real Academia Española, el autismo es un trastorno del desarrollo que afecta a la comunicación y a la interacción social, caracterizado por patrones de comportamiento restringidos, repetitivos y estereotipados. Pero no para Isabel Bellostas, una pediatra inhabilitada durante 364 días por difundir “tesis no avaladas y contrarias a la evidencia científica sobre el origen y las causas del trastorno del espectro autista”.

Para encontrar declaraciones sobre estas suposiciones basta con teclear el nombre de la pediatra en internet. Sin ir más lejos, en Youtube existen varios vídeos de la profesional dejando en evidencia la veracidad de los hechos por los que se le acusa. También en foros e importantes webs de información médica.

Bellostas no será la que encabece ni cierre la lista de este elenco de profesionales de la salud que basan sus remedios en terapias pseudocientíficas. Repasamos los bulos más sonados, tanto de aquellos que pensaron ejercer óptimamente la profesión al margen de la medicina, como de los que creían que podían ejercerla sin cualificación alguna.

JOSEP PAMIES: LA LEJÍA COMO SOLUCIÓN AL CÁNCER

Josep Pàmies, en uno de sus cultivos

Josep Pamiès se dedica a la agricultura y a la empresa hortícola. Es aficionado al mundo de la botánica y le encanta hallar propiedades curativas en las plantas.

Un estilo de vida normal que se torna peligroso si le añadimos la capacidad de convicción y persuasión que Pamiès apodera. Y que puede llegar a convertirse en mortal si, sin tener ningún conocimiento médico, te eriges como un prodigioso Galeno.

Así es este Josep Pamiès, quien se popularizó por proclamar que la lejía era capaz de curar el autismo, el ébola y la malaria. Ahora bien, él nunca dirá que ese compuesto químico es el que utiliza, pues el nombre técnico de la sustancia es el de “Solución mineral milagrosa” (MMS por sus siglas).

La autodenominada solución se obtiene a partir de la mezcla clorito sódico (NaCIO2) diluido en agua en un 28%, al que se le añade un ácido de naturaleza débil (ácidos cítricos, vinagres…); como resultado final nace un gas denominado dióxido de cloro (ClO2). A efectos prácticos, y con fin de sintetizar, el MMS es lejía diluida en agua.

Jim Humble, quien lo descubrió en 1996, se dice que el gas resultante consigue matar a todos los patógenos anaeróbicos que puedan encontrarse en el cuerpo, protegiendo a las células y bacterias sanas. En cambio, médicos advierten sobre el peligro que tiene utilizar estas sustancias en lugar de los tratamientos habituales.

La cerrazón de Pamiès le acarreó dos multas que fueron impuestas por el departamento de Salud de la Generalitat de Catalunya. Ambas ascienden a un total de 120.000 euros y se deben —por un lado– a la celebración de conferencias en las que se promocionaban medicamentos pseudocientíficos y —por otro— debido al patrocinio por portales web del mencionado MMS.

VICENTE HERRERA: EL MÉDICO QUE DEFIENDE ACÉRRIMAMENTE EL MÉTODO HAMER

Vicente Herrera, durante uno de los juicios de 1995

Ryke Geerd Hamer fue un médico alemán que patentó la corriente conocida como “Nueva Medicina Germánica”. Esta escuela de pensamiento defendía que los cánceres se originaban, en gran parte, debido a una correlación emocional con el dolor: es lo que él llamaba “choques de conflicto”. Según Hamer, el conflicto causa en el paciente una lesión en un área determinada del cerebro, que se manifiesta en éste en forma de diana y sólo es visible mediante un escáner cerebral.

Con todo, Hamer esgrimía que, tal como los choques emocionales originan el cáncer, es nuestro propio cerebro el artífice de “reprogramar” el organismo para curarse sin otro tratamiento que atajar psicológicamente el conflicto emocional.

En España, Vicente Herrera, un médico barcelonés, fue inhabilitado en 1995 por defender esta teoría pseudocientífica tras dar “soporte psicológico” a una enferma de cáncer de mama a la que persuadió para que dejase los tratamientos habituales.

Al término de la sanción Herrera siguió ejerciendo la profesión, pero el carácter revocador que suelen tener éstas no surtió efecto alguno en la ética del médico. Y es que en 2018 volvió a ser suspendido con cinco años de inhabilitación por el mismo caso, después de que Colegio Oficial de Médicos de Barcelona (COMB) le abriese expediente sancionador en verano de 2017.

LOS INYECTABLES, MÁS EFICACES QUE EL TRATAMIENTO ORAL

Foto: Flickr
Foto: Flickr

Según muestra la Guía sobre bulos en atenciones primarias, muchos pacientes acuden a los médicos de cabecera alegando que los inyectables son más efectivos que las soluciones orales.

Tal como se esgrime en el manual, el “si no me pinchan, no me hace nada”, es un veredicto falso. Así, argumentan que “La eficacia de la presentación de los medicamentos depende de otros factores que no sólo de la rapidez con la que se pretende obtener el efecto, que sí está relacionada con la vía de administración. De ahí que haya varias presentaciones, jarabe, gotas, sobres, supositorios, tópicos, comprimidos e inyectables”.

UN TACTO DACTILAR BASTA PARA DETECTAR EL GLUTEN Y LA LACTOSA

Uno de los casos más llamativos que se encuentran en la Guía contra los bulos en atención primaria es el de una paciente que se presentó en consulta alegando que, ante unos problemas digestivos, acudió al homeópata en busca de soluciones.

Con tan sólo apretar sobre los dedos, el homeópata fue capaz de detectar que sus problemas digestivos se debían fundamentalmente a problemas con la lactosa y el gluten. A continuación —tal como relata el médico encargado de denunciar el bulo— la paciente le confesó que el homeópata le pasó una especie de cepillo por el cuerpo para eliminarlo, curándola por completo.

LA CANELA COMO REMEDIO PARA SUPERAR LA DIABETES

Foto: Flickr

Tal como figura en la guía a la que nos referimos, una paciente describió a su médico que la ingesta de canela le estaba sirviendo para curar una diabetes mellitus tipo II. Según ésta, la especia le ayudaba a disminuir los niveles de glucemia.

La única verdad es que este tipo de diabetes requiere de un seguimiento y tratamiento constante, hasta el punto de que si no se trata adecuadamente puede llegar a constituir un riesgo cardiovascular.

Según le dijo el médico a la paciente que le comentó el remedio, “no existe ninguna evidencia científica que resuelva que la canela disminuye los niveles de glucemia”, añadiendo que esto se comprueba realizando una simple analítica.

EL COLÁGENO Y EL CARTÍLAGO DE TIBURÓN ELIMINAN LA ARTROSIS

Foto: FLickr

Si tienes artrosis y consigues un poco de cartílago de tiburón o colágeno, se acaba el dolor. Así acuden algunos pacientes a las consultas médicas tras aplicárselo y no mitigar ninguna molestia. Lo cierto es que es que tampoco existe ninguna evidencia científica que corrobore esto, si bien sí se piensa que tiene una acción regeneradora de las articulaciones.

Sobre todo, tiene sus inconvenientes: a veces produce efectos inesperados y adversos como el Alzheimer u otros como la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA). Esto se debe a que contiene una neurotoxina conocida como BMLA (beta-metilamino-L-alanina), capaz de provocar lesiones en los tejidos cerebrales, en la médula espinal o en los nervios periféricos.

EVITAR LA GRASA ANIMAL DISMINUYE EL COLESTEROL

Foto: Flickr

Las webs de recomendaciones médicas se tornan muy peligrosas si no se hace un buen uso de lo que se aconseja. Como resultado, enfermedades leves que se antojan fáciles de curar, llegan a complicarse más.

Así, un especialista comenta en la Guía de bulos cómo una paciente acudió a consulta alegando que había dejado de comer grasas animales para procurar descender el nivel de colesterol. La carencia de aquellas las suplía con el consumo de precocinados y zumos excesivamente azucarados, por lo que el índice de colesterol le subió inesperadamente.

Ante esto, el médico explica que “desmanteló” la patraña con una de las soluciones más viables: el consumo de una dieta sana sumada a la práctica de ejercicio moderado.