sábado, 24 julio 2021 07:16

El objetivo de Batet es evitar una votación nocturna en la investidura

La irrupción de Vox y el amplio abanico de tiempo del que dispone cada partido ha propiciado que Meritxell Batet tenga por objetivo evitar una votación nocturna, que se repetiría en la segunda votación 48 horas después. La presidenta del Congreso ha empezado a sondear a los grupos parlamentarios para organizar el Debate de Investidura de Pedro Sánchez, que se celebrará los próximos días 22 y 23 de julio.

Según indicó Batet tras acordar la fecha con Pedro Sánchez, el debate arrancará el lunes 22 a las 12 del mediodía con la intervención del candidato socialista, que tiene un tiempo ilimitado para exponer su programa de investidura.

La sesión se reanudará a las cuatro de la tarde con la intervención de los grupos de la oposición, de mayor a menor, a los que, se presupone, el candidato irá respondiendo uno por uno. En principio, los tiempos de intervención de los grupos serán los mismos de ediciones anteriores, pero esta vez hay uno más por la irrupción de Vox en la Cámara.

UN GRUPO MÁS Y CASI UNAS DOS HORAS CON CADA UNO

Irán interviniendo, sucesivamente, Pablo Casado (PP), Albert Rivera (Ciudadanos), Pablo Iglesias (Podemos), Santiago Abascal (Vox), Gabriel Rufián (ERC), Aitor Esteban (PNV), los distintos partidos del Mixto (Junts, Bildu, Coalición Canaria, UPN, Compromís y PRC), para acabar con la portavoz del Grupo Socialista, Adriana Lastra.

Cada uno de estos ocho grupos dispondrá de 30 minutos para exponer su posición y dos turnos de 15 y de 5 minutos para debatir con el candidato socialista, que no tiene límite de tiempo. En total, se calcula una media de casi dos horas de debates por cada grupo.

Será clave determinar dónde se fija el corte entre el lunes y el martes porque, tras las intervenciones, se procederá a la votación, que no es electrónica y también lleva su tiempo, ya que se hace por llamamiento y cada diputado se pone en pie para proclamar su voto. En ello piensa en estos momentos Batet.

Y la hora en que se anuncie el resultado marcará el pleno que habrá que celebrar 48 horas después para repetir la votación, dando por hecho que Pedro Sánchez no logrará el martes la mayoría absoluta (176 diputados) que se requiere en el primer intento.

VOTACIÓN POR LLAMAMIENTO, QUE LLEVA SU TIEMPO

En esta segunda sesión, que se celebrará el jueves 25, el candidato tendrá diez minutos para pedir el respaldo de la Cámara, y los representantes de los grupos parlamentarios dispondrán de cinco minutos cada uno. En total, una hora más antes de empezar la segunda votación por llamamiento, en la que al candidato ya le basta con mayoría simple (más votos a favor que en contra).

Si para el martes se dejan muchos grupos, esa votación será por la tarde y la repetición del jueves podría tener lugar casi de noche, que es lo que Batet pretende evitar y por ello está hablando con los grupos.

De momento, todo apunta a que en la sesión del lunes intervendrán Sánchez y los líderes de PP, Ciudadanos, Unidas Podemos y Vox, que posiblemente le corresponderá hablar en horario nocturno, y para el martes se dejará a ERC, PNV, Mixto y PSOE, con idea de votar, como máximo, a primera hora de la tarde. Ello permitiría que el segundo debate, el del jueves, empiece en torno a las 18 horas y se conozca el resultado final en torno a las 19.30 horas.