lunes, 21 junio 2021 02:01

El Rey Juan Carlos y los políticos a los que les gustan los toros

En las últimas semanas, e incluso años, hemos a más de un político en una corrida de toros. Defienden que es una tradición cultural española arraigada que no se debe eliminar, sino todo lo contrario. Se hace necesario el reforzar el ir a los toros, según han comentado en alguna que otra ocasión. El Rey Juan Carlos es otro de los personajes públicos que defiende la tradición.

A continuación conocemos cuáles son esos políticos a los que les gustan los toros y que suelen ir de forma asidua a las corridas de toros en las plazas de toda España.

REY JUAN CARLOS Y LOS TOROS

toros

No resulta ningún secreto el hecho de que el rey Juan Carlos sea un amante de los toros, al igual que otros miembros de la Familia Real. Durante los últimos años, al rey Juan Carlos se le ha complicado el poder acudir a una plaza para disfrutar del espectáculo. Pero ahora que se ha retirado de la vida pública de forma definitiva, parece que ha comenzado a acudir de nuevo.

Hace apenas unas semanas lo veíamos junto a su hija Elena y su nieta Victoria Federica disfrutando en la plaza de toros de Las Ventas, donde pudo ver las faenas de Sebastián Castella, Álvaro Lorenzo y Ginés Marín. El rey, que ha cumplido 81 años, disfrutó muchísimo de este evento.

ALBERT RIVERA, PASIÓN POR LOS TOROS, ¿SÍ O NO?

A pesar de que en una entrevista en el año 2015 Albert Rivera confesó que no le gustaban los toros, años atrás parece que sí le gustaban. Tanto es así que salía a hombros de las plazas de toros. Es más, en el año 2010, Albert Rivera hizo una campaña muy potente en contra de la prohibición de los toros en Cataluña.

Por aquel entonces, Rivera llegó a decir lo siguiente: “primero serán los toros, mañana la pesca y luego la caza”. Pero ahora, según comentó en el programa de laSexta Noche, no le gustan los toros. Semanas antes confesó en El Hormiguero que “No me gustan los toros, pero tampoco me gusta que se prohíban por decreto”

SANTIAGO ABASCAL, EL POLÍTICO QUE MÁS APOYA

El líder de Vox, Santiago Abascal, es el político que más apoya a las corridas de toros. “Los toros importan más de lo que algunos querrían reconocer“, ha dicho en varias ocasiones. Está totalmente a favor de mantener estas fiestas ya que, según comenta, es algo tradicional y cultural.

A Abascal, esto de las plazas le viene desde la cuna. Su padre toreaba de maletilla, como muestra y comenta con orgullo. Es por eso por lo que defiende la tauromaquia sin ningún tipo de complejos ni inconvenientes, al igual que defiende el mundo rural y las tradiciones españolas.

Es precisamente por esto por lo que Abascal ha revolucionado todas las plazas de toros. Los seguidores del mundo del toreo le aplauden por seguir defendiendo los toros a pesar de que muchos quieren prohibirlos.

PABLO CASADO, SÍ A LOS TOROS

Pablo Casado es otro de los políticos que dicen sí a los toros. El líder del Partido Popular aseguró que, si llegaba a Moncloa el pasado 28 de abril, el espectáculo tradicional del toreo llegaría de nuevo a la televisión pública.

Casado ha comentado que “el sector del toro fija población en el entorno rural, mantiene la raza del toro bravo y toda la economía productiva de las dehesas asociadas a esa tradición”, es por eso por lo que “el PP defiende esas tradiciones, pero no ahora, sino desde hace 40 años”, por lo que ha pide que “nadie dé lecciones de lo que tenemos que defender, porque el campo, los pueblos y la tauromaquia han sido siempre una de las banderas del PP”.

Además, también añadió que cree que “es injusto que se prohiba la tauromaquia para quien no puede pagar una entrada o desplazarse a una plaza de toros“.

PEDRO SÁNCHEZ, LO RESPETA PERO NO LO COMPARTE

Pedro Sánchez, el líder del PSOE, ha cambiado mucho de opinión en los últimos años. Ha pasado de prometer la eliminación de los festejos a no querer meterse en ese terreno. Ahora, Pedro Sánchez ha querido tomar una postura más moderada al respecto de la situación.

No me verán jamás en una plaza, respeto la tauromaquia, pero no puedo aceptar el maltrato animal”. Esto iría en contra de lo que muchos de sus votantes piensan ya que uno de los puntos que siempre han defendido es, precisamente, el abolir las corridas.