lunes, 14 junio 2021 23:20

Luis Pineda anuncia una revancha sin prisioneros contra el BBVA

  • El fundador de Ausbanc quiere que el juez del caso Villarejo investigue la actuación del banco contra él.
  • Sus abogados señalan la posibilidad de que la entidad financiera tuviera que realizar nuevas provisiones.
  • Pineda esgrime las amenazas recibidas, una de ellas presuntamente realizada por Francisco González en persona.
  • El expresidente de la Asociación de Usuarios de Banca (Ausbanc), Luis Pineda, pretende tomarse una revancha sin prisioneros contra el BBVA. El banco ha decidido de forma sorprendente retirarse como acusación contra Pineda en el caso en el que se investigan las presuntas extorsiones de este.

    El día anterior a este movimiento del banco, Pineda anunció una querella contra el BBVA; su expresidente, Francisco González; el excomisario José Manuel Villarejo y su socio Antonio Bonilla, mas el exjefe de seguridad del Banco, Julio Corrochano.

    Ahora, el fundador de Ausbanc, que consiguió la libertad bajo fianza el pasado mes de marzo tras pasar tres años en prisión provisional, anuncia tener un testigo que pretende que pase a ser protegido por la Justicia. Además, dice que otras dos personas le han llamado y podrían servirle en el mismo sentido. Por último, sus abogados esgrimen la posibilidad de que el BBVA tenga que realizar provisiones contables debido a su denuncia sobre aplicación de cláusulas suelo en hipotecas que no las tenían.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”11945″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Después de que el banco se retire de la acusación, Pineda ha reiterado que seguirá con la querella, por lo que considera una presunta organización criminal que trabajó para quitarse de encima a Ausbanc.

    Esta actuación sería la consecuencia, según Pineda, del hecho de haber ganado un importante pleito al banco sobre las cláusulas suelo, que fueron declaradas nulas y que tuvo un coste de 600 millones de euros. Según la acusación del BBVA, Ausbanc habría extorsionado a la entidad financiera. Ahora, años después, Pineda añade como novedad la denuncia sobre las aplicación de esta cláusula incluso en las hipotecas en cuyas escrituras no aparecían.

    En cuanto al testigo protegido, este sería una persona que trabajó en el BBVA con responsabilidades suficientes como para conocer los detalles de los actos por los que Pineda ha presentado la querella. Según los abogados de Pineda, se trata de un testigo “supercualificado” que ha vivido y también padecido algunas de las actuaciones de la trama que denuncian en su querella.

    SUSPENSIÓN DEL CASO AUSBANC

    Pineda y sus abogados, del bufete Durán & Durán, creen que la retirada del BBVA debilita el caso judicial contra Pineda por su presunta actuación contra el banco que podría dar lugar a su anulación. También podría dar lugar a la suspensión del mismo hasta que no termine la investigación en los otros casos judiciales sobre Villarejo y sus trabajos para el BBVA, según estos abogados.

    En opinión del abogado Miguel Durán, la Fiscalía difícilmente podrá mantener sus acusaciones contra Pineda tras la retirada del BBVA. Igualmente, los letrados del expresidente de Ausbanc creen que la retirada del BBVA provocará que otras acusaciones no podrán aprovecharse de los testigos del banco. Además apuestan a que algunas personas temen que sigan aflorando nuevas grabaciones realizadas por el comisario José Manuel Villarejo.

    Luis Pineda y sus abogados están valorando la posibilidad de pedir la anulación del juicio que en principio tendría que celebrarse el próximo mes de septiembre. También podrían intentar que, al menos, se suspendiera hasta conocer el alcance de la investigación del caso Villarejo que lleva el juez Manuel García Castellón. De hecho, los abogados de Pineda tienen la esperanza de que este magistrado realice averiguaciones sobre los trabajos de Villarejo para el BBVA relacionados con Ausbanc, en la instrucción judicial sobre las actividades del policía.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”44004″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Los letrados de Pineda consideran que fue este quien fue víctima de la extorsión del BBVA. Miguel Durán sostiene, además, que el resto de acusaciones en el caso “deberían plantearse si seguir en un procedimiento nacido de las cloacas del Estado”. En ese sentido subrayó el contraste que supone el hecho de que Podemos sea acusación en este caso y a la vez su líder, Pablo Iglesias, haya sido víctima de la actuación de Villarejo.

    Luis Pineda relató algunos detalles de la extorsión denunciada. Además de recomendaciones como “cuida a tu familia” o “todos tenemos un pasado”, el expresidente de Ausbanc hizo hincapié especialmente en un encuentro que tuvo en una estación de esquí con el entonces presidente del BBVA, Francisco González.

    A estas amenazas suma dos robos sufridos en su despacho profesional en los que sólo se llevaron su ordenador personal y el de la directora de los servicios jurídicos de Ausbanc, daños en las comunicaciones y ruedas de un automóvil aflojadas. Pineda contó que en una ocasión llevaron a mujeres desnudas frente a uno de sus negocios para fotografiarlas y, según supone, acusarle de tener un prostíbulo. Según el fundador de Ausbanc, en todas las ocasiones presentó denuncias.

    En el nuevo escenario abierto con la retirada de la acusación del BBVA contra Pineda y la presentación de la querella de este contra el banco, el expresidente de Ausbanc anuncia la posibilidad de contar con más aliados. Este sería el caso de las llamadas que dice estar recibiendo para apoyarle contra la entidad financiera.