lunes, 26 julio 2021 21:26

A una semana de la investidura, Calvo todavía confía en un pacto entre PSOE y Podemos

A una semana de la sesión de investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno, la secretaria de Igualdad del PSOE y vicepresidenta del Ejecutivo en funciones, Carmen Calvo, se ha mostrado confiada en que todavía hay tiempo para que PSOE y Unidas Podemos lleguen a un acuerdo antes del próximo día 22.

Aunque hasta ahora, a pesar de los vaivenes y de las propuestas cruzadas, las conversaciones de cara a un pacto de Gobierno entre PSOE y Unidas Podemos han fracasado, Calvo ha manifestado que “los socialistas somos gente de acreditada responsabilidad y nosotros hemos dicho que nos queremos sentar a hablar de contenidos y que seremos capaces de encontrarnos”, ha afirmado Calvo antes de participar ayer en unas jornadas en Madrid.

Calvo insiste en que un Gobierno de coalición sólo se da “cuando ya tienes la cifra para investir”

Según ha insistido la vicepresidenta en funciones, “hay un documento y un equipo negociador” que muestran que el PSOE va “en serio”. “El sistema tiene que funcionar”, ha añadido, para incidir en que Pedro Sánchez “tiene que ser investido la semana del 22 de julio” para así ponerse ya a trabajar.

Calvo también ha reiterado la idea de que un Gobierno de coalición sólo se da “cuando ya tienes la cifra para investir”, pero que con Unidas Podemos no “da la cifra”, por lo que ha reiterado que los socialistas hablarán con los grupos de la Cámara, pues “hay que hablar con todo el mundo” porque “todo el mundo tiene que asumir su responsabilidad”, incluidas las fuerzas políticas de la derecha.

Calvo ha vuelto a criticado a Albert Rivera porque “ni siquiera se ha querido sentar a hablar”

“No vale lo que les escucho a sus líderes, ¿no va con ellos servir a España?, ¿no va con ellos que el sistema funcione?”, les ha afeado Calvo a los dirigentes de PP y Ciudadanos, para señalar que “no hay alternativa” a un Gobierno socialista. “¿Si no hay alternativa no va con ellos? Pues sí, con ellos y con todos”, ha contestado.

En este sentido, Calvo ha criticado de nuevo que el dirigente de Ciudadanos, Albert Rivera, “ni siquiera se ha querido sentar a hablar” con el presidente en funciones, que “más que le dobla los escaños”.

PODEMOS DEJA LA DECISIÓN EN MANOS DE SUS BASES

Unidas Podemos ha activado este viernes una consulta a las bases para que decidan hasta el próximo jueves si deben apoyar la investidura de Pedro Sánchez, previo pacto para un Gobierno de coalición, lo que implica un acuerdo programático y de equipos, o si facilitan con el sí o la abstención un Ejecutivo monocolor del PSOE.

En concreto, la pregunta que Podemos plantea a la militancia es: “¿Cómo deben votar las diputadas y diputados de Podemos en las sesiones de investidura de la XIII legislatura?, y se les da dos opciones para que elijan.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”45400″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

La primera condiciona su ‘sí’ a la consecución de un acuerdo para la formación del gobierno de coalición que el partido ha puesto sobre la mesa desde el principio. Literalmente reza así: “Para hacer presidente a Pedro Sánchez, es necesario llegar a un acuerdo integral de Gobierno de coalición (programático y equipos), sin vetos, donde las fuerzas de la coalición tengan una representación razonablemente proporcional a sus votos”.

En la segunda posible respuesta, Podemos ha condensado la idea que han venido defendiendo los socialistas de un gobierno de cooperación pero sin miembros del partido morado en el Consejo de Ministros.