martes, 15 junio 2021 15:52

¿Daría una “España Suma” un vuelco al Senado?

  • Dirigentes del PP quieren unirse a Cs en los próximos comicios.
  • El éxito de Navarra Suma es el principal argumento para repetir la fórmula.
  • Ciudadanos se ha mostrado contrario a adoptar esta alternativa. 
  • La candidatura electoral España Suma podría ser la solución a los problemas del Partido Popular y Ciudadanos. Separados no están consiguiendo las mayorías esperadas, pero muchas voces en ambas formaciones creen que si se unieran en un bloque en común los números podrían ser muy diferentes. Los buenos resultados cosechados con Navarra Suma (PP, Cs y UPN) sirven de precedente para lanzar una opción similar a nivel nacional, en caso de que hubiera una nueva cita electoral ante la dificultad para formar Gobierno.

    La irrupción de Vox ha afectado de lleno al PP y ha puesto en serios aprietos a Ciudadanos. Ambos partidos, calificados a sí mismos como de centro-derecha, han visto cómo su poder ha ido mermando progresivamente en algunos territorios donde antes sumaban mayoría. Dos casos que prueban este fenómeno han sido los de Madrid y Murcia, donde dependen del partido de ultraderecha para gobernar. 

    PP y Ciudadanos tampoco han conseguido los resultados esperados en los comicios del 28-A. En el Congreso, entre los dos han conseguido 123 escaños, los mismos que tiene el PSOE en solitario. Y ni siquiera sumando los 24 de Vox alcanzarían la mayoría absoluta. La situación para el bloque de derechas empeora en el Senado. Los populares (56) han perdido su mayoría absoluta en favor de los socialistas (121). 

    EL OBJETIVO DE ESPAÑA SUMA: EL SENADO

    Fuentes del Partido Popular aseguran que algunos dirigentes están barajando la creación de España Suma ante la posibilidad de unas inminentes elecciones. Los desacuerdos entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias podrían conducir a unos nuevos comicios el próximo otoño y el objetivo del PP sería recuperar su posición predominante en el Senado.

    Ciudadanos también estaría interesado en esta alternativa. Solo tienen cuatro representantes en la Cámara Alta y su posición minoritaria les condicionaría a la hora de tomar decisiones fundamentales para ellos. Por ejemplo, la aplicación del artículo 155 no saldría adelante si el PSOE, fuerza mayoritaria, se opusiera. 

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”22280″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Esta situación de debilidad podría revertirse teniendo en cuenta los datos obtenidos en el 28-A. El Partido Socialista ha barrido en la mayoría de provincias, pero si sumamos los votos del PP y Ciudadanos las cifras varían considerablemente. Y lo hacen en favor del bloque de derechas. 

    En 40 de las 50 provincias españolas, donde los socialistas han ganado, España Suma recogería más apoyos que el PSOE. En algunas como Madrid, la diferencia sería considerable: 1.000.000 y medio más de votos para la coalición. Las ciudadanos autónomas de Ceuta y Melilla también obtendrían mayoría de derecha. 

    La formación de Pedro Sánchez solo seguiría situándose por delante de PP y Ciudadanos en las provincias andaluzas de Jaén, Córdoba y Sevilla. También han obtenido más apoyos en las cuatro circunscripciones de Cataluña y en las tres del País Vasco. A pesar de que los partidos independentistas son en ambos territorios las listas más votadas, el PSOE ha conseguido dos senadores vascos y tres catalanes. 

    PRECEDENTES DE COALICIONES ELECTORALES

    Los dirigentes populares que se han mostrado a favor de unirse a Cs en el Senado lo plantean basándose en la experiencia previa de Navarra Suma. La unión de PP, Cs y UPN en la comunidad autónoma se ha quedado cerca de alcanzar la mayoría absoluta y se ha presentado como la alternativa más efectiva para validar el voto de la derecha. 

    La confluencia se registró el pasado marzo para acudir tanto a las elecciones generales, como las forales y municipales. El mejor resultado, indiscutiblemente, lo ha obtenido en las autonómicas, ya que con sus 20 diputados no solo ha aumentado en dos parlamentarios los números de 2015, sino que se ha convertido en la primera fuerza de la oposición a solo 6 de la mayoría absoluta.

    Otro ejemplo positivo para NA+ se ve en la Cámara Alta. En el 28-A consiguieron tres senadores, mientras que en 2016 no tenían representación. Sin embargo, en el Congreso no han obtenido el golpe de efecto que esperaban. Navarra Suma se ha quedado en los dos diputados que ya tenían en la anterior legislatura. 

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”44046″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Pablo Casado, presidente popular, quiere aprovechar este éxito y ya ha expresado su deseo de reeditarla en Cataluña o Asturias y en los territorios “donde podamos”. No obstante, la portavoz de la formación naranja en Cataluña, Lorena Roldán,  ha anunciado que no tienen intención en repetir la fórmula navarra. Y es que Ciudadanos no está por la labor de ceder en su lucha como líder de la oposición. Albert Rivera tiene un consolidado liderazgo y previsiblemente quiere convertirse en la alternativa a Sánchez en solitario. 

    A pesar del caso de NA+, no todas las coaliciones electorales salen bien. En el año 2000, el Partido Socialista anunció un acuerdo con Izquierda Unida que se basada en tres puntos: el cumplimiento del programa, compromiso de apoyo en la investidura y listas conjuntas para el Senado en algunas provincias. La unión, que pretendía captar más votantes, obtuvo el efecto contrario. A los simpatizantes de la izquierda no les entusiasmó la idea y se acogieron a la abstención, mientras que la derecha se reactivó, consiguiendo la mayoría absoluta.