lunes, 21 junio 2021 19:25

Errejón logra apoyos en Cataluña y aleja su candidatura a las generales

  • Un sector de Podem Catalunya está dispuesto a sumarse a las filas de Errejón si Más Madrid se presenta a las generales.
  • Los contactos de la formación con miembros de Podemos en otras autonomías se han acelerado tras romperse las negociaciones entre Pablo Iglesias y Pedro Sánchez.
  • Más Madrid prefiere que, en caso de elecciones, el candidato sea de un perfil similar a Manuela Carmena. 
  • Más Madrid conspira en la sombra para dar el salto a la política nacional. La amenaza de unas nuevas elecciones generales ha encendido los motores de la formación de Íñigo Errejón, que ya busca apoyos en otras comunidades autónomas para consolidar un tejido político estable de cara a los nuevos comicios. La mujer fuerte del partido, Tania Sánchez, ya ha iniciado contactos con sectores moderados de Podem Catalunya para  incluirles en el nuevo partido. Sin embargo, Errejón, la cara más visible de la formación, se aleja de la idea de ser el candidato. Desde Más Madrid prefieren un cabeza de lista con un perfil similar a la exalcaldesa de Madrid Manuela Carmena.

    Las negociaciones entre el líder de Unidas Podemos y el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, están rotas. Algo que acerca el fantasma de unas nuevas elecciones generales. Esto ha acelerado lo que Más Madrid auguraba sería un proceso de cuatro años. La formación de Errejón quiere dar la cara en caso de que haya nuevos comicios. Y quiere fagocitar parte de las estructuras autonómicas y municipales de Unidas Podemos. 

    Los primeros contactos se han dado con Podem Catalunya, cuyo sector más alejado del independentismo ve con buenos ojos sumarse a un nuevo proyecto nacional alejado del conflicto nacionalista. Pero no son los únicos. Tania Sánchez ha desplegado unas vías de comunicación con toda la estructura de Podemos a nivel nacional. En La Rioja, algunos de los miembros del partido que quedaron apartados cuando nombraron a Concha Andreu como candidata también se quieren sumar a la evolución de Más Madrid

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”30091″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Y lo mismo en otras regiones de España, como en Castilla y León, Castilla-La Mancha o Aragón… donde los sectores más reacios a la política de la dirección de Podemos se quieren sumar a las filas de Errejón. Pero el apoyo más explícito viene de parte de Compromís. Ya es una certeza que la izquierda valenciana se incluirá entre las fuerzas de Más Madrid cuando de el salto a la política nacional, según fuentes cercanas al partido. Algo que preocupa a la dirección de Unidas Podemos, que ve como las discrepancias cultivadas estos últimos años empujan a la disidencia a sumarse a su principal adversario.

    Pero hay dos autonomías que se resisten a los encantos de la emergente formación de izquierdas: Andalucía y Galicia. Los anticapitalistas andaluces tienen fuerza. Teresa Rodríguez y José María González (Kichi) lideran una de las corrientes más decisivas dentro de Unidas Podemos. Y a pesar de que no esconden sus críticas a las decisiones que ha tomado el núcleo duro de la formación de Pablo Iglesias, están aún más alejados de la línea ideológica que plantea Errejón. Por tanto, los anticapitalistas andaluces rechazarán unirse a Más Madrid para permanecer bajo la dirección de Iglesias.

    Y el caso de Galicia es similar. La línea ideológica de En Marea, a pesar de ser crítica con la gestión de Iglesias e Irene Montero, está más cerca de Unidas Podemos que de el partido de Tania Sánchez. Pero los intentos de la mujer fuerte del partido no cesan. Y algunos sectores más moderados de En Marea se podrían sumar a las filas de Errejón.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”31562″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Los que sí están dispuestos a formar parte del salto de Más Madrid son Ramón Espinar y sus seguidores. El exsecretario general de Podemos en la Comunidad de Madrid ha sido muy crítico con su antiguo partido. Incluso se perfiló como posible candidato para recoger el testigo de Iglesias al frente de la formación. Pero sus pretensiones nunca han sido apoyadas por los sectores más influyentes del partido. Razón por la cual sigue apartado de la vida política. 

    “Hay quien se ha enfadado mucho por pensar que tras dos batacazos electorales había que abrir una reflexión o que la consulta sobre el gobierno es una chapuza”, destacó el 13 de julio en Twitter Espinar. “No debería ser la gente de Podemos quien se enfada cuando se abren debates y se piensa diferente. Nosotros no somos eso”, concluía. Ahora, el mayor escollo para el político es que el propio Errejón vea con buenos ojos incluirle en el partido, ya que en su etapa juntos en Podemos se enfrentaron.

    SIN CANDIDATO

    Los contactos los está llevando acabo quien urdió la formación en la Comunidad de Madrid y en la capital: Tania Sánchez. Pese a las prisas por reducir a meses un proyecto que se había planteado para cuatro años, Sánchez ya tiene los síes de sectores clave de Podemos en diferentes comunidades autónomas. El único fleco aún sin resolver es quién será el candidato a unas posibles elecciones generales.

    Errejón es quien todavía tiene más posibilidades de liderar el partido. Pero el candidato se ha alejado cada vez más de esta posibilidad. Además, fuentes cercanas al partido aseguran que la formación prefiere que el candidato a unos nuevos comicios sea de un perfil más similar al de la exalcaldesa de Madrid Manuela Carmena. Alguien que no suscite cordones sanitarios y que pueda pactar y dialogar con las diferentes formaciones políticas.

    Errejón quiere diferenciarse de Podemos. Quiere que prime la política y el diálogo frente a la política de bloques. Lo ha repetido varias veces. Y su candidatura conjunta con Carmena fue ilustrada en las papeletas con sus caras. Pero la decisión sobre quién será el candidato aún está verde, ya que no hay nadie dentro de la formación cuya presencia mediática sea lo suficientemente contrastada y cuyo perfil se asemeje al de la exalcaldesa.