miércoles, 23 junio 2021 11:35

Iglesias, del amor al odio con Iván Redondo: de “culto” a mercenario

  • El secretario general de Podemos ha dejado ver su enfado con el jefe del Gabinete de Pedro Sánchez.
  • Iglesias se deshacía en elogios hace tres años con el spin doctor que pilota al Gobierno.
  • Las negociaciones para acordar la investidura de Sánchez han acabado con la relación.
  • Abril de 2016: Pablo Iglesias en su programa de entrevistas ‘Otra vuelta de Tuerka’ presentaba a Iván Redondo, entonces ‘sin equipo’, como un consultor “culto, rápido y sensible. Es una pena que casi siempre haya trabajado para nuestros adversarios”.

    La pasada semana, idéntico periodo de entreguerras electorales, Iglesias se confesaba ante uno de los gurús de la izquierda, Daniel Bernabé: “Algunos conciben la política como una partida de ajedrez donde hay que tener destreza intelectual para ganar el relato”.

    El secretario general de Podemos asegura que “por eso hay una casta de spin doctors que dicen, ‘yo me vendo a cualquier partido para ganar la partida de ajedrez, y da igual que sea un partido de izquierdas o de derechas'”. 

    Es evidente que Iglesias se refería a Iván Redondo, del que insinúa que es un mercenario por haber asesorado al PP (Monago, García Albiol y Basagoiti) y ahora estar tutelando al Gobierno de Pedro Sánchez.

    MALDITA HEMEROTECA

    En la citada entrevista Iván Redondo explicaba en ‘Otra vuelta de Tuerka’ su visión sobre la política estatal: “Voy a decir una cosa que la creo profundamente, es una provocación. Yo veo que España, en su Parlamento, empieza a parecerse más a la España actual. Los menores de 40 años son el 34% del censo hoy”.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”45860″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Y añadió: “Y hay que diferenciar a las cuatro grandes generaciones: los niños de la Guerra, la generación de la autarquía, la generación de la Transición, que es la que hace 20 años tú y yo estábamos mirando; y la generación de la democracia, que somos nosotros”.

    Iván Redondo
    Iglesias en una reunión con Sánchez. Foto: Flickr.

    El consultor elevaba el tiro: “Es muy importante este apunte, y voy a decir la provocación. Si yo viera hoy en día como vicepresidente a una persona como Pablo Casado, que es un extremo, pero una persona preparada, con estudios, con cierta humildad, es un buen tío; yo me alegraría”. Aunque la frase más destacada todavía estaba por venir: “Me sentiría identificado con esa vicepresidencia. Y si viera a Pablo Echenique, exactamente igual. Estaría orgulloso de mi país. Y te estoy diciendo dos extremos. Eso no lo estoy viendo en este momento”.

    LAS CARTAS DE IVÁN REDONDO

    Iván Redondo tiene dos ases bajo la manga para amenazar a Iglesias con la repetición electoral: las encuestas publicadas en los medios y la posible irrupción estatal de Más Madrid, partido que lidera Íñigo Errejón.

    Iván Redondo
    Pedro Sánchez posa junto al secretario general de la Presidencia, Félix Bolaños; el director del Gabinete, Iván Redondo; y el secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver. Foto: Pool Moncloa.

    El exnúmero dos de Podemos aun así asegura que espera el pacto entre Sánchez e Iglesias: “Pinta mal. Están entrando en un camino peligroso en el que la confianza se va mermando cada día más. Eso ocurre cuando tu objetivo es ganar al contrario el relato de la negociación, en lugar de consensuar lo que entiendes mejor para el país”.

    “La desconfianza es una autovía exprés hacia la repetición de elecciones. Habría que pedir responsabilidad a ambos, porque en 2016 el electorado penalizó a una parte, pero esta vez puede penalizar a las dos y entonces tendremos a la izquierda peleándose por buscar al culpable de tener un Gobierno del PP con Vox como manijero“, añade.

    Eso sí, el diputado de la Asamblea de Madrid asegura que Podemos se equivoca al mimetizarse con IU: “Por usar una metáfora comercial, aunque la política no tenga nada que ver, es como si la Pepsi se comprara la Coca Cola, después la fábrica de Coca Cola se pusiera a hacer Pepsi y luego se quejara de que la compran como a la Pepsi. Claro, es que eso ya existía”.

    FELIPE GONZÁLEZ TAMBIÉN ENTRA EN ESCENA

    El expresidente del Gobierno ha desvelado la última conversación que tuvo con Rubalcaba y ha puesto un granito de arena para que Sánchez se mantenga en La Moncloa: “Como decía Rubalcaba, el alivio del 28 de abril procedía de la posibilidad de no tener que elegir entre un gobierno frankenstein o francostein”.

    “Coincidimos en que los argumentos para no bloquear una investidura de Pedro Sánchez eran los mismos que para no impedir la de Rajoy en 2016. O sea, manteníamos nuestro análisis sobre los intereses de España sobre las pequeñas guerras partidarias o personales”, añade.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”44291″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Felipe González dice que “cuando se van a cumplir tres meses del 28 de abril, parece claro que estamos bloqueados y que podemos ir a nuevas elecciones en noviembre: una por año, cuando más necesitamos estabilidad, presupuestos y reformas pendientes”.

    José Luis Ábalos también ha presionado a Podemos: “Todo el mundo es consciente de quién tiene la posibilidad de gobernar y quién no la tiene. La alternativa de gobierno en este país es una, no hay otras”.