miércoles, 21 abril 2021 13:06

¿Hay vida en España a la izquierda de Unidas Podemos?

  • Hasta ocho fuerzas extraparlamentarias estatales se mantienen en la reserva a la espera de elecciones.
  • El PACMA, con más de 300.000 votos en las últimas elecciones generales, es el más importante.
  • Recortes Cero, Actúa, PCTE, PCOE y el histórico PCPE también siguen en pie.
  • Unidas Podemos es la primera fuerza la izquierda del PSOE que tiene opciones de entrar en el Gobierno de España desde 1939, año en el que el golpe de Estado de Segismundo Casado apuntilló a un Ejecutivo que tenía a varios miembros del PCE.

    Pero, ¿qué hay a la izquierda de la formación que lidera Pablo Iglesias? A nivel autonómico, con permiso del diputado de Compromís, existen dos fuerzas que suman diecinueve escaños en el Congreso: Esquerra Republicana de Catalunya y Euskal Herria Bildu.

    Y a nivel estatal otras ocho fuerzas se quedaron sin escaño: el PACMA, con más de 300.000 votos, es la formación que contaba con más opciones de representatividad. También existen tres fuerzas marxistas a la izquierda de Podemos.

    Ellas son el PCPE, escisión soviética del PCE que dejó IU a finales de los ochenta; el PCTE, escisión de la anterior; y el PCOE, quizás la única fuerza comunista española que sigue sin avergonzarse de la figura de Iósif Stalin​. En este caldo extraparlamentario también sobreviven Actúa, penúltimo chiringuito de Gaspar Llamazares; y Recortes Cero.

    NO HAY MEDIOS A LA IZQUIERDA DE PODEMOS

    Unidas Podemos adolece de una falta de apoyos mediáticos de la que se ha quejado con vehemencia Pablo Iglesias, que en ciertas ocasiones ha querido ensombrecer errores propios con batallas que contenían mensajes demagógicos.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”45860″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Iglesias asesoró en 2012 a IU y en 2015 analizaba los males de la formación. Este catálogo de descalificaciones puede ser atribuible a otras formaciones de extrema izquierda: “Os avergonzáis de vuestro país y de vuestro pueblo. Consideráis que la gente es idiota, que ve televisión basura y que no sé qué y que vosotros sois muy cultos y os encanta recoceros en esa especie de cultura de la derrota. El típico izquierdista tristón, aburrido, amargado… la lucidez del pesimismo. No se puede cambiar nada, aquí la gente es imbécil y va a votar a Ciudadanos“.

    El secretario general de Podemos quería imitar a la cúpula de IU: “Yo prefiero estar con mi cinco por ciento, mi bandera roja y mi no sé qué. Me parece súper respetable, pero a mí dejadme en paz. Nosotros no queremos hacer eso. Queremos ganar. Preocúpate de otra cosa”.

    Y les deseaba lo peor unos meses antes de pactar con ellos: “Cuécete en tu salsa llena de estrellas rojas y de cosas, pero no te acerques, porque sois precisamente vosotros los responsables de que en este país no cambie nada. Sois unos cenizos. No quiero que cenizos políticos, que en 25 años han sido incapaces de hacer nada”.

    ¿QUIÉN DEFIENDE AL PCPE?

    El Partido Comunista de los Pueblos de España surgió como una escisión del PCE tras el fracaso electoral de Santiago Carrillo en 1982. La formación liderada por Ignacio Gallego fue apadrinada por Moscú y se convirtió en uno de los fundadores de IU.

    Pero el regreso de Gallego a finales de los ochenta al PCE junto a miles de afiliados provocó que un sector del partido mantuviese con pie el mismo, sin que desde entonces haya tenido demasiada suerte en el terreno electoral. Es evidente que el ayuno mediático que sufre es una de las claves de sus números testimoniales.

    Podemos
    Iglesias en una reunión con Sánchez. Foto: Flickr.

    Pablo Iglesias ha asegurado en numerosas ocasiones que debe asegurarse una pluralidad informativa que suena a utopía: “Si el derecho a la información es un derecho democrático, la concentración de la propiedad es incompatible con ese derecho. No puede ser que algo tan importante, y de interés público, imprescindible para la democracia, como son los medios de comunicación, esté solo en manos de multimillonarios“.

    Y añadía: “¿Por qué no va a existir una regulación que garantice la libertad de prensa en el mejor sentido del término, sin condicionantes de empresas privadas o de la voluntad de partidos políticos? La sociedad civil tiene que verse reflejada con independencia y veracidad en los medios de comunicación”.

    LA TEORÍA DE IGLESIAS

    Pablo Iglesias asegura que el pueblo “no milita en partidos políticos, la gente milita en los medios de comunicación. Una persona es de La Razón, de El País, de la COPE o de la Cadena SER. Son mucho más importantes las tertulias en televisión que los debates en el Parlamento. Los debates en el Parlamento ya no los sigue nadie; además, son debates que son mentira, no debaten realmente, está todo pactado”.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”44291″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Y explica que “si la información es un derecho en la medida en que un derecho se convierte en mercantilización se convierte en un privilegio. Lo que ataca la libertad de expresión es que la mayoría de los medios sean privados, incluso que existan medios privados ataca la libertad de expresión“.

    “¿Por qué esto de tener medios va a ser un privilegio de los ricos? Si alguien los tiene que tener tiene que estar controlado por el Estado que con todas sus contradicciones es representativo en última instancia de la voluntad popular“, remataba.