martes, 15 junio 2021 15:18

El Parlament aprueba el derecho a la autodeterminación de Cataluña

El Parlament, con los votos favorables de JxCat, ERC y la CUP, ha aprobado este jueves una propuesta de resolución por la cual la Cámara “se ratifica en la
defensa del ejercicio del derecho a la autodeterminación como instrumento de acceso a la soberanía del conjunto del pueblo de Cataluña“. El acuerdo llega después de que los separatistas vuelvan a gozar de mayoría.

Durante el debate y votación de las propuestas del pleno de la ‘Cataluña real’, la resolución de los grupos independentistas ha salido adelante con el apoyo de JxCat, ERC, comuns y CUP, con el voto en contra de PSC y de PP, mientras Cs no ha participado de la votación.

Así, con el aval al documento, el Parlament también se reafirma en la búsqueda de soluciones democráticas y políticas para hacer efectivo que “el futuro de Cataluña sea el que el pueblo de Cataluña quiera”.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”45926″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

“El Parlament insiste en exigir la liberación inmediata de los diputados y exdiputados y representantes de la sociedad civil en prisión preventiva”, continua el texto, que subraya la necesidad del respeto más escrupuloso a los derechos civiles y políticos de la sociedad catalana, tanto de sus representantes públicos como de su ciudadanía.

También rechaza la situación de centenares de personas que, “sea desde la prisión, desde el exilio o desde otras situaciones, están todavía a la espera de juicio por su participación en actos de defensa del derecho a la autodeterminación”.

En el preámbulo del texto de la resolución aprobada se hace un repaso a la situación política desde 2004, cuando se comenzó a abordar la reforma estatutaria, se recuerda que “se aprobó en el Parlament, se recortó en el Congreso, se aprobó en referéndum y tuvo una sentencia contraria por parte del Tribunal Constitucional”.

También hace un repaso de las diversas manifestaciones por parte de entidades, órganos, de partidos y de la sociedad civil a lo largo de estos últimos años en los que reclaman a través de diversas fórmulas la “celebración de un referéndum de autodeterminación para Cataluña“.

Además, denuncia “la grave situación de vulneración de derechos civiles y políticos que ha tenido lugar en Cataluña en este periodo por la falta de voluntad por parte de Estado de resolver esta situación de conflicto político a partir de criterios de ampliación de derechos”.

Previamente, el Parlament ya había aprobado una propuesta de ERC que reafirmaba su compromiso con el derecho de autodeterminación avalada por los republicanos, JxCat, Comuns y CUP, y pese a los votos en contra de PSC y PP.

Cs, impulsor del debate monográfico, ha decidido no participar de la votación de un texto que pide que el Parlament se reafirme en su compromiso en la defensa de los Derechos Humanos, “especialmente de aquellos que han estado recientemente vulnerados por el Estado”.

En esta resolución se enumera una serie de derechos que consideran vulnerados y se incluye “el derecho a la autodeterminación de los pueblos que, tal y como ha expresado en repetidas votaciones del Parlament, es un derecho irrenunciable del pueblo de Cataluña”.

RECUPERACIÓN DE MAYORÍAS

Estas mociones llegan después de que el Parlament rechazara reivindicar la autodeterminación de Cataluña, tumbando una resolución transaccionada entre JxCat, ERC y la CUP en el Debate de Política General del 9 de octubre de 2018.

Entonces los independentistas acababan de perder la mayoría del pleno tras la ruptura de JxCat y ERC en la Mesa del Parlament: el órgano rector de la cámara había rechazado el voto delegado de los diputados de JxCat suspendidos, que no quisieron designar a un sustituto, por lo que ERC y JxCat no pudieron mantener la mayoría independentista de 70 diputados que tenían con la CUP.

Tras las elecciones generales, algunos diputados suspendidos se presentaron a las elecciones generales y a las europeas, consiguiendo escaños en el Congreso y en la Eurocámara, aunque también han sido suspendidos o no han recogido su acta.

Para ello tuvieron que renunciar a su escaño en el Parlament, por lo que otros diputados de su grupo no suspendidos ocuparon su lugar y volvieron a recuperar la mayoría independentista en la cámara.