miércoles, 21 abril 2021 19:21

La última faena de Carmena al PP de Madrid: el Mad Cool, renovado

El festival y los distintos eventos que organiza Mad Cool en un terreno de Ifema localizado cerca de Valdebebas no acabarán este 2019. Los vecinos de este barrio pensaban que los ruidos y las molestias desaparecerían con el nuevo equipo de gobierno, pero el concejal del distrito de Hortaleza, Alberto Serrano, se ha encontrado con una prórroga del contrato que se supone que acababa este ejercicio.

Hace muy pocas semanas que el Mad Cool clausuró una nueva edición de este festival que lleva por nombre el mismo que la empresa que lo organiza. El punto y final de esta entrega marcada por la actuación de Rosalía producía una sensación de alivio en los vecinos de Valdebebas, donde viven cerca de 25.000 personas. Los ruidos y las molestias ocasionadas por los eventos celebrados en este terreno tenían fecha de caducidad: el 14 de septiembre, día en el que el que acaba el Coca Cola Music Experience.

Pero no. Porque la realidad de este espacio es muy distinta. Los vecinos explican que la anterior Junta de Gobierno -formada por Ahora Madrid y encabeza por Manuela Carmena- les informaron en su momento que el contrato de explotación del terreno -pertenece a Ifema- expiraba en el 2019. La sorpresa ha sido comprobar como el nuevo concejal de distrito de Hortaleza se ha reunido con los organizadores del festival para negociar soluciones a las molestias ocasionadas en futuras ediciones venideras.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”44981″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

Es precisamente esta última parte la que ha enfadado a los detractores del Mad Cool. Entienden que la exalcaldesa ha firmado la renovación o la prórroga del contrato de explotación con la compañía, sin avisar a los vecinos de Valdebebas. Una actuación que no comparten y que desaprueban. La situación se presenta compleja de resolver, sobre todo si de verdad Mad Cool y el anterior equipo de gobierno han firmado esa prórroga. Por lo que Ciudadanos -formación que manda en este distrito- deberá de lidiar con un problema que genera un gran malestar en este barrio que colinda con la ciudad deportiva del Real Madrid.

Ahora, con la formación ‘naranja’ y el Partido Popular al frente de la alcaldía, los vecinos esperan que al menos el Ayuntamiento de Madrid ponga freno a las molestias -sobre todo, ruidosas- ocasionadas por la compañía organizadora del festival. En este sentido, en ediciones anteriores, los afectados por esta situación han pedido responsabilidades a la empresa, al consistorio madrileño y a Ifema. Pero ninguno de los tres implicados ha elaborado ningún plan para atajar el problema.

La extensión del contrato entre Mad Cool e Ifema genera malestar entre los vecinos de Valdebebas

Ante la omisión de responsabilidad de todos, los vecinos se han resignado hasta ahora a sufrir una oleada de decibelios. Algunos de los afectados explican que la baja densidad de población es el motivo principal por el que la Administración no les ha escuchado y esperan que esta situación cambie con el cambio de gobierno local. En este momento son 25.000 los vecinos los que habitan en Valdebebas, aunque en los próximos años este número aumentará considerablemente tras el desbloqueo del proyecto urbanístico.

 

Terreno de Ifema y explotado por Mad Cool.

Por su parte, la Junta de Compensación de Valdebebas siempre se ha mostrado cercana a los vecinos y han defendido sus intereses. En este sentido, cabe destacar que en este barrio del distrito de Hortaleza planea la idea de una nueva ‘city‘ periférica, un centro de negocios conectado con el Aeropuerto Adolfo Suárez en tan sólo cinco minutos gracias a un puente que terminará su construcción a finales de este 2019.

En los próximos años este barrio se convertirá en una referencia a nivel residencial y comercial. Pero antes han de resolver los problemas que el Mad Cool genera en la zona. Los problemas de ruido son una mala publicidad. Una pésima propaganda que tiene una fácil solución: unas pantallas acústicas y una mejor organización de Mad Cool.