miércoles, 21 abril 2021 11:39

Pablo Iglesias, ¿debería pensar en retirarse?

Pablo Iglesias ha sido uno de los focos de atención en el último intento de investidura. Pedro Sánchez y el PSOE necesitaban el apoyo de Unidas Podemos, el partido de Pablo Iglesias, para que la investidura saliera adelante. Pero Iglesias no ha estado por la labor de formar un nuevo Gobierno y la investidura ha tenido que posponerse.

Tras lo ocurrido, no han sido pocos los que han criticado la gestión de Pablo Iglesias y han pedido que abandone su puesto. ¿Debería pensar en retirarse? Vamos a conocer, a continuación, algunas de las polémicas en las que ha estado envuelto Pablo Iglesias en los últimos años.

EL GOBIERNO DE COALICIÓN QUE PRETENDÍA PABLO IGLESIAS

Pablo Iglesias - Podemos

En sus negociaciones, Pablo Iglesias pedía a Pedro Sánchez un Gobierno de coalición, un Gobierno al que Pedro Sánchez se ha negado rotundamente ya que, según su percepción, el señor Iglesias pretendía hacer un dos por uno, es decir, un solo Gobierno, pero con dos cabecillas. Y esto no lo iba a tolerar.

Así que, ante la negativa de Pablo Iglesias de no conformarse con dar el ‘sí’ sin recibir nada a cambio, la investidura no tuvo lugar la pasada semana. Ahora, Iglesias quiere volver a negociar con Sánchez y el PSOE, pero, según han dicho, “con más tiempo”. ¿Aceptará Pedro la nueva negociación de Iglesias o, directamente, mirará a otros frentes como se espera?

La abstención de Unidas Podemos ha dañado al PSOE ya que en septiembre, como le dijo Gabriel Rufián, no será tan fácil lograr la abstención de los grupos independentistas y radicales. En septiembre será un ‘no’.

LA COMPRA DE SU CHALET DE GALAPAGAR, UNO DE LOS GRANDES REPROCHES

Iglesias rechaza tecnocratas

En sus inicios, Pablo Iglesias aseguró que seguiría viviendo en el barrio de siempre, con la gente de siempre. Que eso de tener un chalet simplemente por ser político no lo veía demasiado bien. “Hay que estar junto a la gente”, dijo en alguna que otra ocasión. Es precisamente por eso por lo que su compra fue muy criticada por todos los seguidores de la formación morada.

Pablo Iglesias e Irene Montero se compraron una casa en Galapagar, una zona de gente con alto poder adquisitivo y pagando 600.000 euros por ella. Aunque explicaron que estaban hipotecados y que sus padres les habían ayudado, no gustó ni siquiera a muchos miembros del partido.

La razón es que Pablo Iglesias había criticado la compra de un ático de lujo por parte de Luis De Guindo hacía poco, y también por haber asegurado que los políticos que viven en zonas ricas, no estaban al tanto de las necesidades del pueblo.

¿Fue este el detonante para que muchos de los seguidores de Pablo Iglesias se pasaran a otro bando?

PABLO IGLESIAS COLOCA A LA GUARDIA CIVIL A LA SALIDA DE SU CASA

Pablo Iglesias

Otra de las acciones más criticadas tiene que ver otra vez con el famoso chalet. Debido a la polémica que hubo por la compra de la vivienda, el chalet recibió muchas visitas indeseadas. Por este motivo, Pablo Iglesias decidió colocar protección 24 horas por parte de la Guardia Civil, los cuales tenían incluso su propia garita al lado del chalet.

Los ciudadanos consideraron esto como una incongruencia, debido a que, en el pasado, Pablo Iglesias ha criticado a la Guardia Civil y a otros cuerpos y fuerzas de seguridad del estado. Dijo que la Policía solamente eran matones al servicio de los ricos, algo que molestó a mucha gente, que no dudaron en recordárselo ahora que los tenía en su bando.

EL DISCURSO SOBRE ETA QUE LO PUSO EN DUDA

Pablo Iglesias no está a favor de la violencia, es más, siempre ha defendido la paz y el llegar al entendimiento por medio del diálogo. Es por eso por lo que Pablo Iglesias dijo estas palabras: “Podemos condena la actividad de ETA. Fin de la cita”.

Fue la respuesta que Pablo Iglesias le dio a Esperanza Aguirre, pero también se ha visto envuelto en otras polémicas por culpa de las siguientes declaraciones: “Cualquier demócrata debería preguntarse si ¿no sería razonable que los presos de ETA deberían ir saliendo de las cárceles?”

¿En qué quedamos, Pablo? ¿Condena Podemos la acción de ETA o no? El hecho de que pida que liberen a los presos de ETA no dice mucho a su favor, especialmente de cara a unas elecciones. ¿Quién querría ver fuera de la cárcel a los miembros de la banda?

PABLO IGLESIAS, SIEMPRE VINCULADO AL CHAVISMO Y VENEZUELA

Pablo Iglesias siempre se le ha relacionado con el chavismo y con Venezuela, es más, muchos pensaban que si salía escogido presidente impondría una política muy parecida. La cuestión es que Pablo negaba todo esto, pero sus palabras no decían lo mismo:

“Todos somos contingentes, pero Chávez era necesario. Los que simpatizamos con el proceso bolivariano siempre estuvimos preocupados porque el mismo estuviese vinculado a la figura de Hugo Chávez Frías”,

“Chávez se convirtió en uno de los principales motores del cambio en América Latina. Los procesos de cambio requieren de liderazgo, de símbolos, de gestos individuales y de personalidades carismáticas, capaces de llegar a sintetizar la voluntad colectiva (…). Chávez es ya Bolívar, ya cabalga como estandarte”.

No sabemos si Pablo se arrepentirá de esto o no, pero lo que sí sabemos es que sus palabras le delatan, y mucho.

SU MENSAJE TRAS EL ASESINATO DE ISABEL CARRASCO

A pesar de que lo parece, no todo lo que suelta por la boca Pablo Iglesias está premeditado, o por lo menos no es precisamente lo que parece. Tras el asesinato de Isabel Carrasco, presidenta de la Diputación de León, Pablo Iglesias pronunció un pequeño discurso del que, suponemos, no se deberá sentir demasiado orgulloso.

“En este país en el que estamos viviendo un drama social, nunca hemos visto a los partidos suspender actos cuando una desahuciada se tira por la ventana o cuando un parado despedido se quita la vida”.

Hablar de esta forma de la muerte de alguien no es plato de buen gusto, desde luego que no, sea de tu partido o no. Pablo no ha llegado a pedir perdón públicamente por haber pronunciado estas palabras. Y es precisamente por todo esto por lo que muchos piensan que lo mejor sería que Pablo abandonase el liderazgo de Unidas Podemos.