sábado, 17 abril 2021 01:46

C. Tangana, censuras, críticas y antipatías entre políticos y artistas

La libertad de expresión es la libertad de expresión, para lo bueno y malo. Frecuentemente, eso puede llevar implícito que lo que se escuche o diga no guste a todo el mundo. Cuando no es al ofendido de a pie, es al Gobierno de turno que utiliza la censura como arma para silenciar a artistas o a ciudadanos. Sólo estos tienen la capacidad de dar el último paso y materializar la prohibición de tal o cual pieza de artística.

En menos de dos semanas España ha vivido una explosión de censura sin precedentes. Al menos en lo musical. Nunca en el milenio se había censurado a tantos artistas y en tan reducido lapso de tiempo. Primero fue Pedro Pastor, luego César Strawberry y el último C. Tangana. Además, en lugares como Oviedo el nuevo gobierno de derechas ha modificado al completo el calendario de conciertos que dejó organizado la oposición.

Casualidad o no, los damnificados siempre caen más del lado ideológico siniestro que del diestro. Así lo afirma la historia con el caso de Joan Manuel Serrat, que siembra el primer caso de censura musical conocido en España.

ALMEIDA RECHAZA A PEDRO PASTOR

censuras pastor
Pedro Pastor, de concierto. Foto: web del cantautor

Pedro Pastor se levantó el 31 de julio con una extraña noticia: su concierto en las fiestas patronales de Aravaca había sido censurado por el nuevo gobierno municipal de Martínez-Almeida en el Ayuntamiento de Madrid. El motivo, su contrastada ideología de izquierdas, la misma que su padre, Luis Pastor, abanderó y plasmó en canciones durante los años de máxima represión política.

El cantautor se pronunció nada más conocer que el Partido Popular del Ayuntamiento de la capital lo había vetado. Denunció que el el nuevo gobierno de la comunidad había prohibido exclusivamente su concierto, por lo que lamentaron que a la derecha española le “asuste la conciencia, la alegría, la colectividad y la libertad”. 

BILBAO MANDA A C. TANGANA A LLORAR EN LA ‘LIMO’

Tangana censuras
C.Tangana en una imagen del videoclip “Booty”. Foto: Twitter del artista

Una semana después de Pastor, el rapero C. Tangana amaneció con un anuncio similar: el Ayuntamiento de Bilbao le había cancelado el concierto programado para la semana grande de la ciudad, la Auste Nagusia. La razón, sus canciones degradantes contra la mujer.

La iniciativa fue impulsada por una recogida de firmas en la plataforma de activismo virtual Change.org y apoyada por Elkarrekin Podemos Bilbao, que publicó un vídeo en su cuenta oficial de Twitter posicionándose en contra del ex de Agorazein  al mismo tiempo que resaltaba algunas de sus letras machistas. 

El apoyo de toda clase de artistas a Antón Álvarez se produjo en oleada y de todas las direcciones. Uno de los primeros en hacerlo fue el propio Pedro Pastor, que declaró que “cancelar a C.Tangana por el contenido machista de sus letras es censura“.

CÉSAR STRAWBERRY, DE DEF CON DOS, AMIGO ÍNTIMO DE LA CENSURA

censuras Strawberry
Strawberry, de Def con Dos, en una foto de su perfil de IG

El cantante español César Montaña Lehman, cuyo nombre artístico es César Strawberry, conoce muy de cerca lo que significa la censura.

En mayo de 2015 la Guardia Civil lo detuvo en una operación conocida por Araña III, relacionada con el enaltecimiento terrorista por las redes sociales. La fiscalía lo denunció por injurias a la corona, vejación contra las víctimas del terrorismo y enaltecimiento del terrorismo en seis tuits de carácter cómico.

Las causas fueron archivadas en varias ocasiones, pero también recurridas. La tercera vez que se impugnó la denuncia llegó al Tribunal Supremo, que en 2017 lo condenó a un año de prisión y seis de inhabilitación. Strawberry no fue privado de libertad por no tener antecedentes penales.

Def con Dos es el grupo al que César Strawberry pertenece, el mismo que contrató el gobierno de Carmena (antes de dejar el puesto) para las fiestas del distrito madrileño de Tetuán. Pero nada más desembarcar en el Ayuntamiento de la capital, el Partido Popular de Martínez Almeida prohibió la actuación.

La explicación para impedir que la banda gallega efectuase su actuación la tuiteó Andrea Levy, concejala de Cultura: “Hemos cancelado el concierto de Def con Dos de mañana en el Parque Rodríguez Sahagún. Consideramos que no es digno de una institución que representa a los madrileños promover la actuación de un grupo cuyo cantante ha sido condenado por enaltecimiento del terrorismo“.

LOS CHIKOS DEL MAÍZ: CINCO AÑOS SIN PODER TOCAR EN SEVILLA

censuras LCDM
Nega y Toni, raperos de LCDM. Foto: Twitter personal

A José Ignacio Zoido, exalcalde de Sevilla, no le caían bien Los Chikos del Maíz. Como producto, los vetó de tocar en Sevilla durante los cuatro años de legislatura del PP en la capital de Andalucía.

La actuación no se canceló y el PP se la juró desde entonces a los raperos madrileños. Para ello, utilizaron como pretexto la canción ‘Spain is different’, en la que comparan el vuelo espacial de Pedro Duque con el asesinato de Carrero Blanco (“¿Te emocionó el vuelo de Pedro Duque?/ A mí el de Carrero Blanco”). Pero la denuncia cayó, de nuevo, en saco roto.

Cuando por fin Zoido se hizo con las llaves de la ciudad de Sevilla, prohibió que Nega y Toni difundiesen su arte por esos lares. Cinco años después de su última actuación (2010), con la legislatura del PP ya consumada, Los Chikos del Maíz regresaron a Híspalis.

CIUDADANOS Y EL PP DE OVIEDO ROMPEN EL SUEÑO DE ROZALÉN

censuras Rozalen
Foto: Flickr SGAE

Antes de abandonar la legislatura, el tripartito formado por Somos, PSOE e IU en Oviedo habían dejado trazada la programación de las fiestas de San Mateo, patrón de la ciudad.

Sin embargo, con el paso del Ayuntamiento a manos del PP y Ciudadanos en las últimas elecciones municipales, ese número ha decrecido exponencialmente. Muchos han sido los perjudicados. La cantautora Rozalén entre ellos, quien lo lamentaba en su perfil de Instagram con el siguiente mensaje: “Nos quedamos sin concierto en Asturias. Nosotros éramos uno de los veintitantos grupos que íbamos a tocar en las fiestas de San Mateo. A pesar de estar confirmados en su programación desde hace meses, su nuevo gobierno ha decidido que no vamos.