miércoles, 21 abril 2021 06:55

El exministro Jordi Sevilla: ¿Tuitero o presidente de una empresa cotizada?

El presidente de Red Eléctrica, Jordi Sevilla, tiene actualmente un frente abierto con su compañía bastante importante. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha decidido meter mano al negocio regulado de las energéticas, y para ello prepara un recorte en los pagos a la distribución y el transporte, tanto del gas como la electricidad. Esto último es lo que afecta al operador de redes nacional, y además de manera importante.

Durante el último mes sus inversores han mostrado una importante preocupación. Y es que, aunque Red Eléctrica esté en manos del Gobierno (tiene un 20% a través de la Sepi), su consejo de administración, con el presidente a la cabeza, debería velar por el interés de sus accionistas. Como hace cualquier compañía cotizada.

El problema es que Jordi Sevilla, exministro en el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, tiene una tendencia natural a meterse en charcos en las redes sociales; en concreto en Twitter. Su última refriega fue hace unos días con Unidas Podemos a cuento de unas opiniones vertidas por el presidente de Red Eléctrica sobre Pablo Iglesias y su papel en las negociaciones con el PSOE para formar Ejecutivo.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”46648″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

Pero es solo la punta del iceberg. Jordi Sevilla, desoyendo las críticas que apuntan a que su nombramiento tuvo un marcado carácter político, como suele suceder en las empresas con participación estatal, no deja de dar gasolina a quienes señalan en esta dirección. Y es que sus comentarios, más allá de lo inusual de que un presidente de una cotizada se moje tanto en cuestiones políticas, muchas veces tienen un fuerte hedor partidista. Demasiado. Eso, por no mencionar cuando se mete en jardines que, directamente, salen del terreno empresarial y político.

Solo en este mes de agosto, expuso su visión sobre la ‘operación Chamartín’, y, bajo su punto de vista, dictaminó quién lo había hecho bien o mal.

Misma situación con una polémica candente entre España y Portugal a cuenta del viaje de Magallanes alrededor del mundo. El exministro cogió el tema y lo utilizó como dardo para criticar a los partidos políticos.

POLÍTICA EN VENA

En otras ocasiones, el presidente de Red Eléctrica directamente se ha metido en cuestiones políticas que bien le hacen parecer un militante de gama baja más que el presidente de una compañía vital en el mercado energético español.

Por si fuera poco, en algunas ocasiones mezcla la política y la chanza para recordar que no hay Gobierno y que, en ese caso, los culpables son unos y no otros.

La mayoría de las veces los usuarios se encargan de recordar a Jordi Sevilla las contradicciones de su partido. Una expresión ésta, “su partido”, que debería desterrar como presidente de la compañía clave en el transporte energético español. Aunque todo indica que su actitud se mantendrá igual.