miércoles, 14 abril 2021 13:20

Sagardoy Abogados, el bufete que defiende la precariedad laboral

  • El bufete ha representado a empresas que habían sido acusadas de tener a sus trabajadores en condiciones precarias. 
  • Sagardoy Abogados ha representado a Glovo, Deliveroo, Coca-Cola e incluso a la Universidad Autónoma de Madrid.
  • Los abogados han defendido a estas compañías por haber cometido presuntamente irregularidades con sus trabajadores.
  • Sagardoy Abogados se ha acostumbrado a plantarle cara a la Seguridad Social. Este reconocido bufete, experto en asesoramiento laboral, ha representado a algunas de las empresas que han saltado a los titulares por tener a sus trabajadores en condiciones precarias y presuntamente irregulares. Compañías como Glovo, Deliveroo o incluso la Universidad Autónoma de Madrid han acudido a estos abogados para defenderse en los tribunales después de que unas inspecciones de trabajo denunciaran las condiciones de los empleados de estas empresas.

    El caso más reciente es el de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), denunciada por la Seguridad Social por emplear presuntamente becarios y doctorandos para cubrir puestos de trabajo estructurales. El bufete, representante del Rectorado de la universidad, ha cobrado 90.000 euros de dinero público por defender al centro. Y de momento ha ganado el caso, aunque los abogados siguen pendientes del recurso que ha presentado la Seguridad Social. La UAM pagaba entre 300 euros y 600 a los becarios. Y muchos de ellos aseguran que realizaban tareas propias de un trabajo estructural.

    En las reuniones privadas que mantuvieron las dos partes del caso, los abogados relataron, según fuentes cercanas a los demandantes, que podría haber casos en los que la universidad empleara becarios para cubrir puestos de trabajo. Pero que la inspección de trabajo había generalizado, y que la tónica general de los alumnos en prácticas y los doctorandos era regular.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”48226″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Pero la sombra de Sagardoy Abogados también se ha alargado en otros casos similares. Uno de los más sonados fue el de Deliveroo, una empresa de entrega rápida de comida, que, tras una inspección de trabajo, fue acusada de tener a 531 repartidores como falsos autónomos. La justicia madrileña dio en mayo de 2019 un duro varapalo a la compañía al dar la razón a los informes de la inspección. Un golpe que se extendió a los representantes de Deliveroo y que los abogados achacaron a la “presión mediática”, según relataron en una entrevista. “Es un trabajo por cuenta propia, que en algunos casos pueden ser autónomos dependientes o trade y en otros puros autónomos”, argumentaba uno de los socios del bufete.

    Deliveroo acudió a Sagardoy porque sabía que estos abogados tenían experiencia con casos similares. Como el que afectó a la empresa de reparto Glovo. La startup contrató los servicios de este bufete para defenderse de un informe de una inspección de trabajo que aseguraba que sus empleados eran falsos autónomos. Pero esta vez el resultado judicial fue muy diferente al de Deliveroo. Aunque los casos fueron prácticamente idénticos, el juez entendió que los trabajadores de Glovo empleaban su vehículo, su móvil y que cobran en función de la satisfacción del cliente, razón por la que sí eran autónomos reales.

    Pero si Sagardoy Abogados ha abordado los titulares fue en 2014, cuando, como principal firma asesora de Coca-Cola, la compañía quiso realizar un polémico ERE a 1.190 trabajadores. El bufete elaboró el Expediente de Regulación de Empleo de las siete embotelladoras de Coca-Cola que después fue anulado por vulnerar el derecho de huelga. El abogado de Coca-Cola Iberian Partners cuando ocurrieron estos hechos era Iván Gayarre, uno de los socios de Sagardoy Abogados,

    LOS GURÚS DE LA REFORMA LABORAL

    De Sagardoy Abogados salieron los mimbres que dieron estructuraron la Reforma Laboral del Partido Popular de 2012. Fueron estos representantes legales sus principales autores. Y los que asesoraron al Gobierno de Mariano Rajoy para emprender una reforma que a día de hoy está puesta en duda por muchos partidos políticos. Pero sus lazos con el PP son más estrechos que una mera colaboración. Iñigo Sagardoy, uno de los socios del bufete, es el autor del libro 100 preguntas sobre la reforma laboral.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”46621″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Con Sagardoy Abogados colaboró tanto el despacho Cuatrecasas como Equipo Económico, unas consultoras fundadas por el exministro de Hacienda Cristóbal Montoro al poco de abandonar el Ejecutivo del expresidente del Gobierno José María Aznar. Que después abandonó para reincorporarse al equipo de Mariano Rajoy.