domingo, 18 abril 2021 10:00

Listeriosis, el último capítulo de las crisis alimentarias

Tanto España como otros países del mundo han sufrido crisis de seguridad alimentarias que han asustado a la población en general. La última que estamos viviendo en nuestro país es la listeriosis, que ya ha afectado a 195 personas en España y se ha cobrado algunas vidas.

Pero, ¿Qué es la listeriosis y qué ha causado que se cree la alerta alimentaria? ¿Y cuáles son las otras crisis alimentarias que hemos vivido en las últimas décadas? Vamos a conocerlas a continuación.

LA LISTERIOSIS, LA ÚLTIMA CRISIS DE ALIMENTACIÓN

listeriosis

la Listeria monocytogene es un bicho resbaladizo y resistente al que es muy difícil matar y que está muy extendido. La bacteria que ha provocado la mayor crisis sanitaria por listeriosis en Andalucía, y en España -192 afectados sólo en la región, dos muertos-, no sólo está demostrando su resistencia y su capacidad de reproducirse y extenderse, sino que, además, ha inoculado en el gobierno andaluz que preside Juanma Moreno Bonilla la peor crisis política de su corta existencia.

Hasta ahora, el error más grave ha sido el lote de carne mechada fabricada por Magrudis pero comercializada bajo una marca blanca por otra empresa (Comercial Martínez León) que ha escapado de los controles sanitarios. De hecho, las autoridades sanitarias no tenían idea de que se estaba vendiendo carne mechada de Magrudis bajo otras marcas hasta el día 21, seis días después de que se activase la alerta sanitaria y a los siete días de que los análisis confirmasen que la carne estaba infestada de listeria. Hasta este viernes, los inspectores no habían inmovilizado, como «medida cautelar», esa carne.

La carne, que también estaba contaminada, no tenía ni etiqueta y presentaba deficiencias «graves» según Sanidad.

Uno de los puntos más controvertidos es el momento concreto en el que comenzó el brote de listeriosis. La cronología de la crisis presenta lagunas. Sobre todo después de que un informe oficial de la Consejería de Salud desvelase que ya a finales del mes de julio se tenía constancia de un repunte anormal de casos de listeriosis. Según ese mismo documento, el 5 de agosto se confirma ya el primer brote y entre los días 12 y 14 hay varios más.

Además, y por si fuera poco, una mujer que perdió a su bebé el 2 de agosto por listeriosis sostiene que ella comió carne mechada de la contaminada a finales de junio.

LA CRISIS DEL PEPINO

listeriosis

Hace unos años, Alemania daba la alarma al detectar un aumento importante de enfermos con diarrea sanguinolenta debido a la bacteria Escherichia coli. Desde el 25 de mayo de 2011, hubo más de mil afectados y fallecieron 15 personas. También ha murió una persona en Suecia, y hubo afectados en Dinamarca, Reino Unido, Holanda, Francia, EE.UU. y España, que viajaron a Alemania.

En los análisis para encontrar el origen de la intoxicación, Alemania apuntó al principio a unos pepinos contaminados procedentes de España como causantes de la infección, aunque, finalmente, se descartó que los productos españoles sean el origen. No obstante, esta crisis hizo mucho daño al sector agrícola español.

EL ACEITE DE COLZA

La contaminación alimentaria más sonada en nuestro país fue la causada por el aceite de colza. En mayo de 1981 se detectó el primer caso de un afectado por este aceite. Un niño de 8 años de la localidad madrileña de Torrejón de Ardoz fue la primera víctima mortal.

La causa de la intoxicación estaba en un aceite comprado en Francia, que se desnaturalizó con anilina para importarlo a España. Se vendió de manera fraudulenta como apto para el consumo humano cuando no lo era.

Resultaron afectadas 20.205 personas, de las que 4.537 fallecieron. Los que todavía viven sufren importantes secuelas como problemas crónicos como hipertensión, lesiones neurológicas y daños en el hígado, así como problemas digestivos y alteraciones analíticas.

LAS VACAS LOCAS

La encefalopatía espongiforme bovina (EEB) o más conocida como “enfermedad de las vacas locas” apareció primero en reses. Fue en el Reino Unido donde saltó la alarma al diagnosticarse por primera vez el mal en animales.

Diez años más tarde, en 1996, se detectaron los primeros casos en humanos, como una variante de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, un mal degenerativo cerebral que puede causar la muerte antes de un año. Algunos de sus síntomas son la demencia, alteraciones nerviosas o problemas de coordinación.

Desde entonces, esta enfermedad ha acabado con la vida de 219 personas en todo el mundo, la mayoría en Reino Unido y Francia. Les sigue España, que es el tercer país más afectado con cinco fallecidos: uno en Madrid, tres en Castilla y León y uno en Cantabria.

Según los expertos, la causa de esta enfermedad en las personas es el consumo de carne de vacuno y de otros productos derivados contaminados. ¿Y cómo se contaminan estos productos? El mal llegó a las vacas porque estas eran alimentadas con proteínas derivadas de rumiantes a través de harinas cárnicas que se producían con restos de tripas, tuétanos, médulas espinales y cartílagos y huesos de las propias reses.

Como medida para prevenir la EEB se estableció la prohibición de usar proteínas animales para la alimentación de animales destinados al consumo humano. Además, se sacrificaron millones de vacas.

En los años siguientes a su detección, el consumo de vacuno cayó en España hasta un 37 por ciento por la desconfianza generada. Por contra, el consumo de otras carnes subió enormente. Por ejemplo, el consumo de avestruz llegó a crecer un 618 por ciento.

LA GRIPE AVIAR

listeriosis

En 1997 surgió el primer brote conocido en seres humanos de la llamada gripe aviar, una enfermedad que se transmitía de ave a ave, pero que saltó a los humanos que tenían un contacto prolongado con los animales enfermos. El primer caso se produjo en Hong Kong y hubo más, pero todos en Asia.

Hasta el momento no hay ninguna evidencia científica de que esta enfermedad se transmita a través de la alimentación, pues el virus se destruye al cocinar la carne ya que no resiste temperaturas mayores de 70ºC. Tampoco se ha registrado ningún caso de la enfermedad en pollos en Europa.

En la última década más de 250 personas han muerto en todo el mundo a causa de la gripe aviar, una cifra poco significativa si se compara con la gripe común que cada año se cobra la vida de medio millón de personas. Además, se sacrificaron millones de aves de corral.

PESTE PORCINA

Se detectaron casos de peste porcina en España junio de 2001. Cataluña fue la región más afectada. Los productos porcinos españoles estuvieran vetados en varios países, lo que provocó unas pérdidas de 27 millones de euros en las exportaciones. Fueron sacrificados más de 100.000 animales.

La peste porcina es una enfermedad que afecta únicamente a los cerdos, por lo que no se transmite al ser humano. Aún así, se recomienda no comer carne de animales enfermos, aunque en principio no tiene ningún riesgo para las personas.