domingo, 18 abril 2021 02:34

Marichalar y la infanta Elena, la relación rota que algunos quieren arreglar

el corte ingles

El divorcio entre Jaime de Marichalar y la infanta Elena fue todo un hito en la historia de la monarquía. Ha sido el único divorcio real que hemos visto en la historia de España y, por tanto, un hecho muy sonado. La infanta Elena puso fin a 12 años de amor tras varios meses de rumores de crisis.

Pero, ¿Cómo ha evolucionado su relación en los últimos años? ¿Qué ha pasado tras esa separación o “cese temporal de la convivencia” que anunciaron desde la Casa Real? Por lo pronto, Álvaro, el hermano de Jaime de Marichalar ha expresado su deseo de que vuelvan a estar unidos.

LA SEPARACIÓN ENTRE JAIME DE MARICHALAR Y LA INFANTA ELENA

Jaime de Marichalar y la infanta Elena

El 13 de noviembre de 2007, el portavoz del Palacio de la Zarzuela pronunció las palabras “cese temporal de la convivencia” en referencia al matrimonio de la infanta Elena, que tenía entonces 44 años, y Jaime de Marichalar, un año más que ella.

Los reyes eméritos aconsejaron al entonces matrimonio Marichalar Borbón que “se dieran un tiempo” y recapacitaran sobre su futuro. Y así lo hicieron. La infanta se trasladó con sus hijos Froilán y Victoria Federica a un chalé en Fuente del Berro, Madrid, y más tarde cambió a un piso cerca del Retiro.

La distancia entre los dos no ayudó a recuperar su relación, por lo que dos años después, en noviembre de 2009, firmaban su divorcio definitivo. Fue así como se hizo oficial el primer divorcio real de la corona de España.

ELENA Y JAIME, DOS EX QUE NO SON AMIGOS

No puede decirse que, tras su divorcio, la infanta Elena y Jaime de Marichalar se convirtiesen en mejores amigos. Desde que en 2009 firmasen el acuerdo de divorcio, la única comunicación que ha existido entre ellos ha sido en lo relativo a sus dos hijos. La infanta nunca ha estado en casa de Jaime de Marichalar y Jaime tampoco ha sido invitado a la vivienda en la que convive su exmujer con sus hijos.

En estos 12 años de separación, no hemos podido presenciar ninguna muestra de cariño o afecto por ninguna de las dos partes y es que el matrimonio acabó tan mal que Elena prefiere olvidarlo en el pasado. Eso sí, tampoco han formado un escándalo tras la separación, ni siquiera por la custodia de los niños. Aunque Jaime sí que se quejó en alguna otra ocasión de la libertad con la que se tomaba el horario de los niños la infanta Elena.

Por lo demás, Jaime y Elena han sido como dos completos desconocidos. Ni saludos, ni abrazos y mucho menos una muestra de cariño entre los dos.

LA INFANTA ELENA VISITÓ A SU EX SUEGRA EN EL HOSPITAL

Jaime de Marichalar y la infanta Elena

Pero sí que hemos visto un momento en el que Elena se ha acercado a su exmarido. En 2014, la infanta Elena visitó a la que fuera su suegra, María Concepción Sáenz de Tejada, en un hospital. A la matriarca de los Marichalar, que falleció unos días más tarde, nunca le gustó el trato que recibió su hijo tras su divorcio de la hija de don Juan Carlos.

En el centro médico, doña Elena coincidió con su ex y el saludo fue muy afectuoso. El exduque de Lugo agradeció la visita en un momento tan complicado. Este ha sido el único momento en el que la infanta Elena se ha acercado a su exmarido tras el divorcio.

EL ENCUENTRO DE DOÑA ELENA Y MARICHALAR EN LA GRADUACIÓN DE FROILÁN

En el año 2017, ambos asistieron a la graduación de Froilán en el internado Blue Ridge Saint George de Estados Unidos. Y la reacción entre ellos fue la que nos esperábamos, ninguna. Decidieron no posar juntos delante de las cámaras, a pesar de la importancia para el futuro académico de Froilán.

Muchos pensaban que, por su hijo, Doña Elena de Borbón y Jaime de Marichalar posarían juntos delante de las cámaras felices por el logro de su hijo, algo que le ha costado al joven muchos años y muchos enfrentamientos con sus padres. Pero no fue así. Cada uno siguió por su cuenta, como auténticos desconocidos.

ÁLVARO DE MARICHALAR Y SU OBSESIÓN POR QUE LA PAREJA VUELVA A ESTAR UNIDA

Jaime de Marichalar y la infanta Elena

El hermano de Jaime de Marichalar, Álvaro, solo tiene un deseo en estos momentos, que su hermano y Doña Elena vuelvan a estar juntos tras los doce años de separación del matrimonio. O eso es lo que ha confesado en varios medios. Pero, ¿Por qué ahora desea Álvaro una reconciliación familiar?

El motivo de este deseo es la buena relación que Álvaro mantiene con la infanta, para la que solo tiene palabras positivas. “Es una señora muy elegante, muy bien preparada y una señora a la que tengo un afecto estupendo”, asegura sobre la hija mayor de los reyes eméritos. “Por desgracia, se separó de mi hermano y ojalá un día se arreglen”.

También tiene halagos para sus sobrinos, Victoria Federica y Felipe Juan Froilán, especialmente para la joven de 18 años. “Me recuerda mucho a mi madre. Estoy  muy orgullosa de ella porque conecta muy bien con las personas”, dice.

Su opinión de Froilán, de 21, es diferente: “Es estupendo y, aunque haya tenido cosas que solo tienen explicación por su edad, es buena persona”. 

LA RELACIÓN DE JAIME DE MARICHALAR CON VICTORIA FEDERICA

A pesar de que no es habitual ver a Victoria Federica junto a su padre, este verano sí que la hemos podido ver en alguna que otra ocasión en Marbella. La joven aprovecha la estancia de su padre en la ciudad para acudir a algunos conciertos de Starlife, donde ha bailado al ritmo del famoso reggaeton.

Pero parece que la relación entre padre e hija no es la soñada. Aún así, tanto ella como su hermano Froilán se encuentran de vacaciones familiares en compañía de su padre en Sotogrande, muy cerca de Marbella. Los dos están disfrutando de un verano paternal al lado de la playa.